Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Cadáveres carbonizados, muestra de una matanza

-A A +A
 

“Cadáveres carbonizados de niños, de mujeres y de muchachas yacen en el suelo”, relató por teléfono a la AFP Laith, un joven que vive en las inme-diaciones de Al Kubeir, pequeño enclave sunita en la provincia de Hama, donde residen unos 150 agricultores y ganaderos.

“Lo que vi es inimaginable. Fue una matanza horrible (...) la gente fue ejecutada y sus cadáveres quemados. Los cuerpos de los hombres jóvenes se los llevaron”, informó Laith con voz temblorosa.

El hombre prefiere omitir su apellido, por temor a represalias de las fuerzas del régimen.

Su relato no se puede verificar debido a las importantes restricciones impuestas a los periodistas en Siria.


Al menos 55 personas fueron asesinadas, de las cuales 49 en Al Kubeir y seis en un pueblo vecino, indicó ayer a la AFP el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, agregando que “entre las víctimas, figuran 18 mujeres y niños”.

Según Laith, “ni una sola manifestación” contra el régimen se había efectuado allí desde que comenzó el levantamiento en Siria a mediados de marzo de 2011.

La zona estaba cercada por tanques y “las tropas comenzaron a bombardear Al Kubeir sin cesar”, recordó.

Los “chabiha”, milicias del régimen que llegaron de regiones alauitas cercanas, entraron luego en Al Kubeir, prosiguió.

“Tenían armas de fuego y cuchillos. Llegaron de pueblos cercanos como Asileh, que es alauita”, explicó.

Desde 1970, los alauitas desempeñan cargos claves en Siria. El propio presidente, Bashar al Asad, es de confesión alauita, una rama minoritaria del islam chiita.

“Gente de este pueblo que conozco me dijeron que anoche, los milicianos chabiha bebieron y bailaron alrededor de los cadáveres, lanzando consig-nas en homenaje a Bashar al Asad”, agregó Laith.

Los observadores fueron llamados por lo menos treinta veces”, denunció. “Pero no vinieron (...) Simplemente no podemos aceptar más esto (...) se mata a la gente, todo es un montaje, una mentira”, denunció.

Los observadores de la ONU desplegados en Siria no pudieron ir a Al Kubeir, sobre todo porque se lo impidieron los “retenes del ejército”, anunció el jefe de la misión, general Robert Mood.

“La violencia es peor en zonas donde cohabitan sunitas y alauitas. El régimen trata de dividir a la sociedad”, agregó, precisando que había hablado con un sobreviviente de la matanza que escapó haciéndose pasar por muerto y que había perdido a “35 miembros de su familia”.





Fin al conflicto, pide Annan

El enviado internacional Kofi Annan instó a todas las naciones del mundo a “unirse genuinamente” en un esfuerzo común para poner fin al conflicto en Siria, y advirtió que si la situación no cambia rápidamente, esa nación probablemente se verá convulsionada por represión brutal, matanzas, violencia sectaria y guerra civil.

Annan dijo a la Asamblea General de las Naciones Unidas que su plan de paz de seis puntos no es puesto en práctica y atribuyó la culpa sobre todo al presidente Bashar Assad. Y en un mensaje destinado al dividido Consejo de Seguridad, dijo que debe haber “consecuencias” para quienes obstruyan los esfuerzos de paz.

Estados Unidos y sus aliados europeos han intentado infructuosamente durante meses amenazar sanciones contra Siria a medida que aumenta el número de muertos en ese país. Pero Ru-sia y China, los principales aliados de Siria, vetaron dos resoluciones del Consejo de Seguridad que amenazaban posibles sanciones, e indicaron su persistente oposición en una declaración conjunta después de una cumbre en Beijing el miércoles que también se opuso a toda interferencia militar externa o cualquier imposición para un “cambio de régimen” en Siria. 


Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63967 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese