Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

César Manotas, torero

-A A +A
 

Detrás de la puerta de la habitación 609 del hotel Radisson predominaba el silencio. La televisión, prendida, no se escuchaba. O por lo menos era indiferente para quienes estaban allí.

Lo que se oía con más fuerza era la respiración de César Manotas. Una respiración profunda e intensa. Nerviosismo y ansiedad. Faltaban pocos minutos para que el joven cartagenero viera hecho realidad el principal sueño de su vida: convertirse en matador de toros.
Un sueño que decidió buscar hace ocho años, cuando con catorce años, tomó la decisión más trascendental de su vida. Dejó su casa y su familia en el barrio San Diego de Cartagena, y con una pequeña en la que apenas cabían sus ilusiones, cogió un bus que lo llevaría a Cali, a la escuela taurina de esa ciudad.
Y fue precisamente Cali, y su importante feria taurina, la que lo hizo torero.
El reloj pasaba con prisa, y César, acompañado de su padre Augusto, su hermano Andrés, su apoderado Juan Polo y dos de sus amigos más entrañables, los matadores José Arcila y Andrés de los Ríos, se ponía la “piel de torero”. Esa piel “grana y oro”, hecha a la medida y para la ocasión. Su mozo de espadas le amarró con fuerza los “machos” de la taleguilla, y su hermano y su padre fueron los encargados de ponerle la chaquetilla, antes de fundirse en un abrazo.
Augusto, el padre, le recordaba a su hijo el momento en que se abrazaron cuando decidió marcharse a Cali. El abrazo de ese 31 de diciembre era el de la satisfacción por la primera meta conseguida.
César Manotas es el primer torero cartagenero en tomar la alternativa en la feria de Cali. Una alternativa que esperaba traducir en su primer triunfo, como matador de toros, pero no contaba con que los toros de Salento lo impedirían.
“Majestad”, así se llamó el primer toro de su vida. Se lo cedió Paco Perlaza quien, en presencia del español Daniel Luque, le dijo: “César, uno siempre sueña que la alternativa se la de una figura del toreo. Yo no lo soy, pero quiero serlo...”. Esas palabras las recuerda con dificultad César. Pues quizás las oyó, pero los nervios propios de la tarde le impidieron escucharlas.
El toro no regaló una sola embestida. Se fue a tablas, muy cerca de donde estaba su madre a quien le brindó el primer toro. Quizás “Majestad”, con su manso comportamiento, le envió el mensaje más contundente de la tarde. Que el toreo no hay nada regalado y nada es fácil. Así lo asumió César.
El que cerró la tarde alimento la ilusión de un triunfo. Especialmente cuando César se fue a los medios y lo toreó de rodillas. La plaza se emocionó. Pero el toro redujo el recorrido de sus embestidas. César imploraba una embestida franca. Pero tuvo que pelearse con el toro antes de matarlo en todo lo alto. Hubo petición de oreja. La presidencia no la atendió. Y sin orejas, pero en medio de una gran ovación, César se marchó caminando, pero con la cabeza en alto. Manotas es nuevo matador de toros.

La alternativa
Tal como sucede al culminar una carrera profesional, el torero tiene también una ceremonia de graduación, la alternativa.
Este momento tan mítico y especial es el punto clave para los novilleros que dejan de serlo y se vuelven matadores. La Escuela Taurina de Cali ha tenido importantes resultados con varios alumnos y este año en Cañaveralejo fue César Manotas quien dio ese paso.
La decisión de llegar a esta instancia la tomó César desde niño. A los 14 años dejó su Cartagena para estudiar este difícil arte en Cali. Esta ilusión se hizo realidad el 31 de diciembre.
Manotas recibió los trastos de Paco Perlaza y Enrique Ponce.

Torero de sangre
Aunque la familia de Manotas ha sido muy taurina, al punto de que su padre quiso ser rejoneador, la idea de dejar la casa a los 14 años para perseguir un sueño para muchos extraño en una ciudad como Cartagena, donde es más común ver a un niño con gran pasión por el bate de béisbol, resulta casi insólito.
“Quizás en mi tierra esperarían más un beisbolista o un boxeador que un mismo futbolista, pero siempre en mi casa se ha vivido la fiesta brava y, aparte, Cartagena ha sido una plaza de primera categoría, no como en la provincia de la costa, donde se hacen corralejas”, asegura.

En pocas palabras
Desde niño, el papá se llevaba a César a una finca de un amigo que tenía una plaza y lo ponía ahí con unas vaquitas; “claro, yo nunca estuve ahí porque me hubiera dado un infarto”, asegura Dora Polo, madre de César.
Dora rompe a llorar al describir lo que siente cuando su hijo se bate en el ruedo con un toro.
“Cuando mi hijo está en el ruedo, yo tiemblo, yo tiemblo”, dice la mamá de quien se hizo matador. Su voz se corta y las lágrimas se tornan incontrolables para ella.
“César me dijo a los 14 años: Mami, me voy a la Escuela Taurina de Cali, voy a ser torero. Todos en la familia lo apoyamos; invitamos al padre de nuestra parroquia, quien nos explicó muchas cosas, nos orientó y nos dijo que si él había nacido para eso, teníamos que apoyarlo, y eso me dio fortaleza”, relata ya más tranquila doña Dora.

Ficha técnica
Nació: 29 de julio de 1987 en Cartagena.
Pesa: 65 kilos.
Calza: 41.
Mide: 1 metro con 73 centímetros.
Padres: Augusto Manotas y Dora Polo.
Hermanos: Paola (17 años), Andrés (16), Felipe (9) y Valentina (6).
Estudios: bachiller del colegio Salesiano.
Alternativa: la tomó en la plaza Cañaveralejo de Cali.
Padrino: Paco Perlaza.
Testigo: Daniel Luque.
Ganadería: Salento.
Formación: ocho años como alumno de la escuela taurina de Cali bajo la batuta del matador Alfonso Vázquez.

Publicidad
Publicidad
2330 fotos
64209 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese