Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-19

Dólar (TRM)
$2.934,58
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,64
UVR, Hoy
$242,67
Petróleo
US$51,08

Estado del tiempo
2017-01-19

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 23:33

Marea max.: 7 cms.

Hora: 06:29

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 5 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-01-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

Colombia: con la moral abajo

-A A +A
 

El ambiente era parecido al de aquel 15 de octubre de las Eliminatorias de 1993, cuando Colombia en ese mismo escenario, el del Metropolitano de Barranquilla, venció 2-1 a Argentina con goles de Iván René Valenciano y Adolfo Valencia (descontó Medina Abello).

La temperatura era similar, más de 30 grados centígrados, lleno absoluto en las tribunas, agua por aquí y agua por allá para refrescar,  banderas de Colombia  en cada uno de los rincones, pitos, caras pintadas con los colores de la selección, aplausos, sonrisas, en fin: alegría pura, fiesta total en el Metropolitano.

Sin embargo, en esta ocasión el resultado fue el mismo, pero a la inversa, pues el martes anterior  en Barranquilla, Colombia perdió 2-1 ante la selección de Messi, Iguaín, Mascherano y compañía.

Jugadores y cuerpo técnico no dieron la medida, así como lo hicieron el viernes anterior en el empate 1-1 ante Venezuela, también en Barranquilla.



Una Colombia sumisa

Leonel Álvarez, el técnico de la selección nacional, había dicho previo al juego ante Argentina que Colombia saldría a proponer, a tener el balón, a administrarlo bien, cosa que nunca sucedió. 

En el Metropolitano se observó claramente a una Colombia sumisa, que respetó mucho al rival, que le entregó el balón a Argentina y se deleitó viendo jugar al equipo de  Messi.

Así las cosas, Colombia ni atacó ni fue agresivo para recuperar el balón. Por eso Argentina aprovechó y le pasó por encima en la segunda parte.



Leonel se enredó

Álvarez otra vez se enredó en los cambios. Lo más difícil ya se había hecho al lograr irse arriba en el marcador 1-0 en la primera parte, con gol de Dorlan Pabón a los 43 minutos.

Pero Colombia le prestó la pelota a Argentina, que comenzaba a aproximarse y a ganar terreno, por lo que el partido le exigía al local que mejorara la recuperación del balón. Había que ingresar  a un hombre que diera marca.

Leonel se demoró en realizar el cambio para atender la necesidad y Messi emparejó las acciones a los 60 minutos.

El técnico colombiano veía otra cosa, pues antes del gol del empate ya se encontraba listo para ingresar Dayro Moreno por Dorlan Pabón, cambio que se hizo efectivo segundos después del  tanto de Argentina.

Posteriormente, a los 76 minutos y  con el partido  1-1,  en vez de reforzar la marca porque el problema era el mismo (no tenía el balón y había que recuperarlo), el estratega antioqueño mandó a Diego Arias en reemplazo de Abel Aguilar, lo cual oxigenaba un poco el medio, pero no reforzaba la recuperación del balón, pues lo que se necesitaba era un tercer hombre que ayudara a quitarle la pelota al contrario.

Y para terminar la faena de desacierto, en ese mismo momento, sacó a Jackson Martínez y metió a Darwin Quintero, un jugador de desborde y velocidad. Con el cambio dejó a Colombia sin un delantero que quedara en el área, cerca del arco de Sergio Romero, para  recibir y tratar de meter los pases de costado o pelotas en juego aéreo. ¿Quién iba a hacer los goles lejos del arco?.

Capítulo cerrado, perdió Colombia. Jugadores y cuerpo técnico patinaron otra vez, no pudieron y dejaron con los crespos hechos y la moral baja  a un país que esperaba más, mucho más.

La historia pudo decir otra cosa, todo estaba servido  en bandeja para terminar esta primera fase de las eliminatorias invictos y con nueve puntos, pero la realidad es que hoy solo tenemos cuatro.



Equivocaciones de parte y parte

En el juego anterior, ante Venezuela, Álvarez demoró los cambios, pero no contó con la ayuda de sus jugadores, que en la cancha dilapidaron más de una docena de goles en el empate 1-1 ante Venezuela.

Ante Argentina, en un partido más cerrado, con el marcador a favor (1-0), los jugadores equivocaron el funcionamiento y necesitaban la ayuda del timonel nacional, pero este  no hizo nada para corregir lo que se estaba haciendo mal en la cancha.



Ganó Sabella

Con los cambios o sustituciones y variante de esquemas sí se pueden ganar partidos. Al iniciar la segunda parte, con el partido 1-0 en contra,  Alejandro Sabella, técnico de Argentina, cambió el esquema. Sacó a un mediocampista, Pablo Guiñazú, y le dio compañía a Lionel Messi con Sergio Agüero. Con esa variante, Sabella le ganó el pulso a Leonel. 



Números

44%  es el rendimiento de Colombia después de tres partidos  en las Eliminatorias.

3  veces empezó ganando la Selección  y en dos oportunidades terminó cediendo puntos, en el empate 1-1 ante Venezuela y la derrota 2-1 frente a Argentina (el triunfo fue 2-1 en La Paz ante Bolivia). 

4 bajas en la titular afectaron el rendimiento de Colombia ante Argentina: Amaranto Perea,  Carlos Sánchez, Fredy Guarín y  Falcao García.

7 puntos de 12 disputados se ha  llevado Argentina de Barranquilla. 





 

 
Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2377 fotos
65744 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Aun recuerdo aquella tarde

Aun recuerdo aquella tarde del 2-1, en el 93, dificilmente volvera a repetirse.

SE BUSCA MUJER QUE SE HAGA

SE BUSCA MUJER QUE SE HAGA CACHETEAR DE LEONEL ALVAREZ.EXCELENTE GRATIFICACION.