Indicadores económicos
2017-05-30

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-30

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:53

Marea max.: 19 cms.

Hora: 03:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El Salado fue puro deporte

Roberto Pérez Duarte, quien se convirtió en uno de los desplazados por la masacre que vivió El Salado en el año 2000, fue uno de los habitantes de este corregimiento de El Carmen de Bolívar que disfrutó a plenitud durante el fin de año anterior de los Juegos de Integración Deportiva y Recreativa.

Pérez hizo parte del equipo los Catanos que se coronó subcampeón en este certamen que llevó alegría y regocijo a un pueblo que quiere olvidar el pasado y sembrar esperanza entre sus habitantes.
Este hombre, de 43 años, se desempeñó como defensa centro y se entregó al máximo en cada partido no sólo para disfrutar del sano esparcimiento de este certamen sino para ayudar a su equipo a llegar a la instancia final.
“Nos faltaba integrarnos más y este torneo sirvió para estar más cerca los unos de los otros. En fútbol participaron 12 equipos, cinco de este corregimiento y siete de las veredas”, dice Pérez.
La final la perdieron 4-0 ante El Escándalo de El Carmen de Bolívar, pero eso a él no lo incomoda. “Estamos contentos con el segundo lugar. Nuestro equipo estaba conformado por personas mayores de 40 años, mientras que el rival era integrado por una buena mayoría de jóvenes. Además, el trofeo no es lo que cuenta, aquí lo que vale y nos alegra es hacer deporte”.
Sus ojos se humedecen cuando comienza a recordar ese fatídico mes de febrero del año 2000, en donde Bolívar y toda Colombia se vistió de luto y lloró el gran número de muertes que se registró en esta población.
“El rumor comenzó a correrse, algunos hicieron caso a los comentarios y otros no. Apenas que escuché que se metería un grupo armado ilegal recogí lo poco que pude y me fui corriendo hacia el monte hasta llegar a una vereda. Al día siguiente en la mañana, desde donde yo me encontraba, se escuchó el tiroteo”, asegura don Roberto, quien afirma que se marchó junto a sus cuatro hijos para Puerto Giraldo (Atlántico).

Su regreso a El Salado
Retornó a la zona en el 2004 y le tocó empezar de cero. “Regresé a El Salado porque hay seguridad en esa zona. No me ha tocado fácil, pues vine sin nada, pero con muchas ganas de salir adelante. Volví a lo mío: ordeño vacas, raspo cercas, siembro tabaco, maíz y limones. Me gano 15 mil pesos a diario, ahí voy”, agrega el señor Pérez, quien afirma que le toca sólo, pues sus hijos estudian y su esposa es ama de casa.
Asegura que desde que sucedió la masacre jamás volvieron a realizarse unos juegos deportivos de esta magnitud en El Salado. “Es increíble lo que puede hacer el deporte por las comunidades. Aquí se jugó fútbol, fútbol de salón, tejo y dominó. Le damos las gracias a Iderbol y a la Gobernación de Bolívar por tenernos en cuenta para este tipo de actividades. Ojalá y estos juegos se hagan todos años”, indicó este hombre, quien aprovechó para pedirle a las autoridades mejorar las viviendas y dotar de medicinas el centro médico de este corregimiento.

***
Gilberto Cohen Álvarez tiene 26 años e hizo parte del equipo Racing Club que participó en el torneo de fútbol que finalizó recientemente en El Salado.
También disfrutó el máximo de estos días de competencias, que según él sirvieron para hacer amistad con personas de otras poblaciones. “Es lo lindo del deporte, lo lindo del fútbol, pues se estrechan los lazos de hermandad. Me gustó mucho que se acordaran de esta población, necesitamos del respaldo de las autoridades para salir adelante”, comenta.
Igual que don Roberto, Gilberto también vivió su propia odisea esos días que marcaron de por vida a El Salado. “También logré salir bien temprano, tan sólo unas horas antes de que se llevara a cabo la toma. Fueron momentos tristes, ahí perdí a mi tío, dos primos y muchos amigos”, afirma con la voz quebrantada este habitante de El Salado que también se vio obligado a huir de la violencia.

“Malvendí mis vacas”
Se fue de este corregimiento junto a su mamá, sus hermanos y otras personas del pueblo. Su nuevo sitio de vivienda fue El Carmen de Bolívar, a donde llegó con unas cuantas “vaquitas” que logró rescatar el día su partida. “Me tocó mal venderlas, eso se fue en arriendo y pagos de servicios públicos”, comenta.
Es otro de los habitantes que regresó a la tierra que lo vio nacer. Ahí vive en una casa hecha de barro y zinc. “Me gano la vida sembrando maíz, tabaco y yuca. Gracias a la seguridad retorné a mi pueblo en 2004, ahora lo único que quiero es salir adelante”, agrega.
Los Juegos de Integración y Recreación Deportiva, Gilberto los vivió con toda la intensidad del caso. “Creo que me los gocé más que todos porque yo era delegado, técnico y jugador”.
Sí. Roberto y Gilberto fueron dos víctimas de la violencia que se vivió hace algunos años en El Salado, una población que ahora sueña con salir adelante.
El deporte sirvió como vehículo de paz en este corregimiento en el que se logró integrar más a la comunidad. Ahora sus habitantes sólo esperan que estos Juegos se vuelvan a repetir.

Para destacar
-Más de 300 deportistas se han dado cita en estos juegos, organizados por la Gobernación de Bolívar, a través de Iderbol y en los que se invirtieron 150 millones de pesos.
-El certamen se había iniciado el sábado 19 de diciembre en el corregimiento de El Salado (El Carmen de Bolívar), con las competencias de fútbol, fútbol de salón, tejo y dominó y, además, tuvo algunas exhibiciones de boxeo y trompo. Este mismo evento también se desarrolla en el propio El Carmen de Bolívar (sóftbol) y San Juan (béisbol).
- El objetivo de este certamen es llevarle alegría a zonas que alguna vez fueron azotadas por la violencia y en donde gran parte de la comunidad, que huyó hace algunos años de esta población, decidió regresar gracias a la seguridad que hoy se vive en los Montes de María.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese