Indicadores económicos
2017-02-19

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-19

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 14:33

Marea max.: 9 cms.

Hora: 06:40

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-02-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Harold Coronel y su amor por la gimnasia

-A A +A
 

Sus ojos se humedecen cuando comienza a recordar sus inicios como entrenador  de gimnasia, una disciplina en donde Bolívar se ha ido ganando un espacio importante en la Costa y en toda Colombia.

Para hablar de la gimnasia en Bolívar necesariamente hay que referirse Harold Coronel, quien ha sido pieza fundamental en el desarrollo de esta disciplina en la última década.

En un principio practicó artes marciales, pero luego quiso combinar lo que hacía con la gimnasia y de una se enamoró de este deporte, en el que se ejecutan secuencias de ejercicios físicos que requieren fuerza, flexibilidad y agilidad.

Es egresado del Liceo de Bolívar de la promoción 1997. “Estando en grado once ya era entrenador y tenía a mi cargo niños desde primaria hasta segundo de bachillerato”, asegura Harold, quien disfruta hoy los avances que muestra la gimnasia bolivarense.



En llantas y colchonetas

El escenario en el que Coronel y sus pupilos entrenaban no era el ideal, tampoco el más cómodo, pero de alguna forma le sirvió para comenzar a ganarse un espacio en Cartagena.

“En 1998 entrenábamos en los patios del Liceo de Bolívar. Recuerdo que  compramos colchonetas en el mercado de Bazurto, nos conseguimos unas llantas e  hicimos algunos aparatos improvisados. Así empezamos a construir el futuro”, afirma.

Siempre quiso contribuir con una sociedad  más sana, tal vez por eso veía en  la gimnasia una opción para aportar su grano de arena. “Mejor que estuvieran entrenando que metidos en malos vicios, eran niños de barrios como Palestina, San Francisco, 7 de Agosto y Olaya Herrera, en donde se vivía mucha violencia y cosas malas”, sostiene.  

Le tocó duro, pues no había apoyo, era un deporte nuevo, que no tenía espacio en Cartagena, “no creían en nosotros porque apenas estábamos arrancando”.

Pero un jovencito mendudito, flaco, desgarbado, de piel morena y con el cabello crespo de nombre Filiberto González comenzaría a cambiar para bien la suerte de la gimnasia de Bolívar.

Filiberto era hechura de Coronel, quien le dedicó muchísimas horas al día de preparación y se convirtió en un segundo papá para él.   

“Recuerdo que ganó dos títulos nacionales seguidos en todos los aparatos y la gente se preguntaba cómo ese ‘pelaito’ desgarbado, de escasos recursos, que no entrena en el sitio ideal podía ganarle a grandes potencias que tienen de todo. Ninguno en Colombia le podía ganar en su categoría. Sus logros hicieron que fuera elegido en Deportista del Año en Bolívar en 1998”.

¿Y entonces qué pasó?  

- La Federación de Gimnasia de Colombia comenzó a mirarnos, los institutos locales de a poco fueron prestándonos atención y así comenzamos a abrirnos paso.

¿Hasta cuándo entrenaron en el Liceo de Bolívar?

- Hasta el 2002. Ese año hubo cambio de director y el que llegó nos sacó de ahí. Entonces otra vez nos tocó improvisar un escenario, en el barrio El Bosque. El sitio lo llenamos de aserrín para que los deportistas tuvieran cierta protección. También trabajábamos en la playa. Ahí se per-dió gente con mucho talento. Así estuvimos hasta el 2006.

En el 2006 se hicieron los Centroamericanos en Cartagena y ese evento le dejó a la gimnasia su propio escenario... ¿qué recuerda del primer día de entrenamiento con sus gimnastas?

- El primer entrenamiento en el Coliseo de Deportes de Combate, en donde queda además el sitio de práctica de la gimnasia,  fue maravilloso. Ninguno quería irse para su casa, los niños estaban muy contentos en el nuevo escenario, había mucha felicidad porque se estaba cumpliendo un sueño.

¿Los Centroamericanos también le dejaron implementación?  

- Tuvimos que dar la pelea porque después de los Juegos se llevaron mucha implemen-tación de Cartagena en todos los deportes y  la gimnasia no fue la excepción.  Nos quedó un solo juego de gimnasia, pero eso no has permitido desarrollar un buen trabajo.

¿Qué tan bueno ha sido el desarrollo de la gimnasia después de los Juegos Centroa-mericanos?

- A nivel intercolegial no figurábamos en gimnasia fe-menina y llevamos 5 años ocupando los dos primeros puestos en el país en equipo e individual .  En torneos de clubes, Ayron Boys, el de más antigüedad en Bolívar, ha sido tres veces campeón nacional y, además, en siete ocasiones se ha ganado el regional. Tenemos una base sólida.

¿Cuál es el fuerte de la gimnasia de Bolívar?

- La gimnasia artística.  En femenino es el suelo y las vigas de equilibrio con Sofía Stevenson, actual campeona nacional, interligas e interclubes. Ella llegará muy fuerte a Juegos Nacionales. En piso venía muy bien Rina Esquivia, pero desafortunadamente tuvo una  lesión de distensión de ligamentos que la ha marginado un poco.  Sin embargo, ahí está Gisell Ortiz, una pequeña que tiene extraordinarias condiciones en esa modalidad. En masculino tenemos  en piso a Marcos Aguilar, tres veces campeón nacional,  y a Jhon Ospino, quien también tiene un talento increíble.  



Se siente feliz

El trabajo que ha venido mostrando con sus chicos no solo le ha servido para que lo muestren como uno de los entrenadores de mejores logros con los deportistas menores de Bolívar sino para que la Federación de Gimnasia de Colombia también haya puesto los ojos en él.

“La Federación me escogió como representante de Colombia a la Academia de la Federación Internacional de Gimnasia Nivel I, que se realizará en Santo Domingo (República Dominicana) del 2 al 10 de junio del presente año”, comenta Harold lleno de orgullo al tiempo que no puede ocultar la felicidad que le causa este llamado.

Es un agradecido con Dios, con la vida y con las personas que lo han ayudado a salir adelante en su carrera. “Le debo mucho a mi abuela Elsa Patrón (q.e.p.d.) y a mi tía Bienvenida Lara, que tuvieron que ver mucho con mi crianza. También recuerdo mucho las enseñanzas en el Liceo de Bolívar de los profesores Oswaldo Puello, Edilberto Sarabia y José Mercado, que me indicaron el camino y soy un agradecido del Instituto Departamental de Deportes, que me ha apoyado siempre y me pagó la especialización en entrenamiento Deportivo”.  

Asegura que no descansará hasta ver los altos logros de sus gimnastas. “Este es un deporte de millas, que entrega un campeón en Juegos Nacionales en  16 años de trabajo. La idea es estar en dos finales en generales en las justas nacionales de este año.   No estamos locos, estamos mostrando progreso.  Bolívar dará qué hablar en esos Juegos”.  

El coronel de la gimnasia de Bolívar sigue soñando, le apunta alto, muy alto.  “La idea es meter este año  dos gimnastas de nuestro registro a la selección Colombia, pero a largo plazo intentaremos que la base de la selección nacional sea del departamento y, ade-más, que alguno de estos muchachos participe en unos Juegos Olímpicos. Aquí hay talento”, remata.  

La gimnasia de Bolívar le debe muchísimo a Harold Coronel, ese entrenador que siempre se ha entregado con la firme intención de enseñarle lo que sabe a los campeones del mañana...

Notas recomendadas
2408 fotos
67259 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese