Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Karl Lewis, el beisbolista firmado por Arizona

-A A +A
 



Tiene un nombre histórico, glorioso, que será recordado por siempre en los libros del deporte mundial. Y él lo disfruta a placer.



Cuando el vientre de doña Jasmín De Alba se preparaba para gestarlo, el norteamericano Carl Lewis —llamado el “hijo del viento”— escribía con letras de oro su historia en el atletismo mundial conquistando 9 medallas doradas en 100 metros planos y salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Los Angeles (1984), Seúl (1988), Barcelona (1992) y Atlanta (1996).

Y la llegada al mundo en Cartagena de este niño se dio en 1992, en la entonces Clínica Enrique De la Vega (hoy San Juan de Dios). Y en honor al “hijo del viento” norteamericano, sus padres decidieron bautizarlo como el gran atleta: Karl Lewis Triana De Alba, pero no con C, sino con K.

Su padre, Javier, soñaba en ese entonces, que sería atleta y emularía al gran ídolo; mientras que su madre, orgullosa, lo amamantaba para que creciera fuerte y vigoroso.

Y así creció. Karl no defraudó, le gustó el deporte desde que vio la primera luz del día. Su pasión por el deporte es hereditaria.

Sobrino del entrenador Javier Romero y viendo a su tío con esa esencia limpia para enseñar béisbol, el niño se enamoró del “rey de los deportes”.

A Karl Lewis el atletismo no lo hechizó en su niñez, pero otro deporte insignia en Bolívar lo sedujo al máximo.

Decidió, entonces, jalarle al béisbol y salió bueno. Luego de hacer todo ese proceso por las categorías menores mostrando toda su calidad en el béisbol de Bolívar, ahora se prepara para dar el gran salto, como el “hijo del viento”.

Y gracias al ojo clínico de los scouts dominicanos Junior Noboa y Luis Báez y del colombiano Luis González, el prospecto lanzador cartagenero estampó su rúbrica con la organización de los Diamondbacks de Arizona.

“Quiero darle las gracias a Dios, a mis padres y a todos aquellas personas que me han apoyado en mi carrera. Los consejos, regaños y castigos me ha ayudado a crecer como persona y especialmente como deportista en esta disciplina. Estoy feliz”, dijo el prospecto lanzador cartagenero.

Karl recuerda que realizó aproximadamente 15 tryout con distintas organizaciones. “El último lo hice con los Diamondbacks de Arizona, que me invitó a República Dominicana. Me hicieron una buena oferta y firmé. Es lo más bonito que me ha pasado”.

¿Por qué Arizona?

-Gracias a Dios encontré una organización íntegra, que me brindó su apoyo, se interesó en mi talento y en todo lo que soy. Por esa razón firmé.

¿Era un sueño desde niño firmar a la Gran Carpa?

-Sí. Durante todo el tiempo y desde que tengo uso de razón, mi familia y en especial mis padres, me han inculcado practicar béisbol. Gracias a ellos y a mi Dios se está haciendo realidad ese sueño.

¿Cuál es su fortaleza?

-El entusiasmo y las ganas que he tenido para realizar las cosas bien. Eso me ha hecho una persona muy eficiente, positiva.

¿Su mejor lanzamiento?

-El cambio de velocidad, ya que con este lanzamiento puedo derrotar a cualquier bateador.

¿Su debilidad?

-Mi única debilidad son las mujeres (risas). No mentira. Tengo que mejorar cada día. En cuanto a la mecánica para lanzar debo mejorar la caída del pie izquierdo, que caigo mucho a la derecha y por ese problema bajo cruzado.

¿Se cumplió su sueño?

-Gracias a Dios sí, ya que poco a poco se va construyendo y haciendo realidad este sueño tan anhelado y esperado.

¿Esta firma tiene un nombre, ¿quien en particular?

-Si, esta firma está dedicada a los tres seres que me inspiraron día a día para cumplir este sueño: a Dios, a mi mamá y a mi tío Javier Romero. Gracias a ellos, poco a poco y paso a paso, voy a llegar donde quiero.

¿Qué le dijeron los scouts?

-Las palabras de ellos fueron muy sinceras. Me dijeron que desde que me conocieron vieron que tenía mucha madera y talento para llegar. Que trabaje duro, con disciplina, que la recompensa llega.

¿Le dejaron algún plan especial?

-Claro, un magnifico plan de trabajo: trabajar duro, a conciencia y ante todo mantener una disciplina impecable.

¿Cuál es su sueño?

-Ser un gran profesional, alcanzar ese sueño de niño: llegar a las Grandes Ligas.

¿Un ídolo de siempre?

-Orlando Cabrera, porque es un vivo ejemplo y retrato excelente a seguir.

¿El entrenador que más lo ayudó en su formación?

-Mí tío Javier Romero. Gracias a él todos los días entrenaba. Me inculcó mucha disciplina y profesionalismo.

¿Cómo se inicio en el béisbol?

-Comencé en la Escuela Nelson Blanco, ahí di mis primeros pininos. Más tarde tomé más experiencia en la Escuela Javier Romero.

Usted es homónimo de una estrella del atletismo, ¿crees que Dios también le tiene algo guardado para que sea grande como Carl Lewis?

-Sí, estoy seguro. Yo me asemejo mucho con el lanzador derecho Tim Lincecum, de los Gigantes. El un excelente lanzador y voy a llegar donde él está.

Sueños de grandeza

Karl Lewis partirá pronto a República Dominicana, en donde iniciará el proceso de desarrollo. Su recta que sobrepasa las 87 millas no baja de la rodilla.

Es una fortaleza que los scouts de Arizona admiran. Siempre pone la bola en la zona de strike y eso lo hace un lanzador especial.

Sus sueños de grandeza comenzarán hacerse realidad. Karl Lewis será el beisbolista colombiano en Grandes Ligas.

 

Ficha técnica

Nombre: Karl Lewis Triana De Alba.

Nació: el 7 de octubre de 1992.

Padres: Javier Triana y Yasmín De Alba Castro.

Hermanos: Claudia Triana De alba (21 años).

Peso: 80 kilos.

Estatura: 1 metro con 86 centímetros.

Calza: 44.

Posición: Lanzador derecho.

Estudios: Bachiller académico del Instituto Colombo Bolivariano en el 2010.

Hobby: Escuchar música, navegar en Internet y ante todo compartir cada instante con mis familiares.

Una bendición

Doña Yasmín De Alba, la madre de Karl Lewis no se cambia por nadie. Está feliz porque cree que su hijo ya dio el primer paso para hacer realidad su sueño.

“Estoy contenta, es una bendición que él haya firmado. Yo he sido madre y padre para él. Luché para levantarlo. Tengo mucha fe que va a llegar a Grandes Ligas. Siempre le he dicho que sea humilde, como siempre, que no cambie. En el colegio era muy aplicado, lo quieren mucho”.

Yasmín recuerda una anécdota que jamás olvidará. “Cuando estaba embarazada de Karl en la ecografía nunca mostró el sexo del bebé. Cuando nació fue una sorpresa”.

Su hermana mayor Claudia Triana asegura que “Karl es bastante juicioso, entregado, responsable, de su casa. Lo primero para él es el deporte, en especial el béisbol. Cuando estaba niño decía que sería deportista. Le damos muchos consejos: Que esto acaba de empezar, que faltan varios escalones y tiene que luchar para conseguir el objetivo”.



 

Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63882 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese