Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La vuvuzela, la duodécima lengua de Sudáfrica. Su creador defiende el invento

-A A +A
 

Neil van Schalkwyk es en este momento el enemigo público número uno mundial, con excepción de su país, Sudáfrica, al ser el responsable desde hace una década de la fabricación masiva de vuvuzelas, las trompetas ensordecedoras de los fans al fútbol.

Bombardeado a preguntas, durante la presentación del nuevo modelo de vuvuzela, integrada por tres piezas desmontables y 15 decibelios menos ruidosa que la original, este empresario de Ciudad del Cabo defendió su producto con uñas y dientes.

“Sudáfrica es una sociedad multicultural con once lenguas diferentes, por lo tanto, todo el mundo no puede entonar las mismas canciones en el estadio. La vuvuzela es en cierta manera nuestra decimosegunda lengua, pero que todo el mundo comprende”, subrayó.

En cuanto a las críticas desde el exterior, las barrió de un golpe: “!Es una lástima!”, para añadir “no escuché a ningún hincha argentino quejarse -de las vuvuzelas- después de su victoria (4-1 ante Corea del Sur)”.

Inmediatamente contó una anécdota: “El año pasado, Xabi Alonso se quejó del ruido de las vuvuzelas, sin embargo, enseguida lo vi en una foto de su regreso a España, en la que llevaba tres en su bolso”.

Fue viendo a un hincha del club de Soweto que el joven Van Schalkwyk, de 37 años de edad en la actualidad, tuvo la inspiración que cambió su vida.
“Yo jugaba en los juveniles del Santos (un club de Ciudad del Cabo) y tras marcar un gol vi a aquel hincha soplando un cuerno de metal. Entonces me dije 'aquí hay algo para hacer'“, se explica.
Mucho más tarde, en 2001, Van Schalkwyk lanzaría su primera trompeta de plástico en el mayor de los anonimatos. “Comenzamos con 500 unidades vendidas en un año, pero también tuvimos que regalar muchas para crear el interés”. En 2002 un pedido de 20.000 unidades hizo lanzar la producción a gran escala.

“!Soplemos nuestras vuvuzelas!” fue su reacción cuando su país obtuvo, en 2004, la organización del Mundial-2010. “Ubicamos el producto en todos los lugares posibles”, añade.
En diez años, su empresa alcanzó a un monto de 7 millones de rands como cifra de negocios (750.000 euros), de los cuales la mitad en el pasado 2009. Sus perspectivas son florecientes.
Su empresa Masincedane Sport controla el 25% del mercado sudafricano, que estima en unos dos millones de vuvuzelas en circulación. Recientemente se asoció con alemanes para la producción y comercialización de sus trompetas en Europa y parece dispuesto a inundar el mundo, en particular Brasil, donde tendrá lugar el próximo Mundial. “Espero que la FIFA nos las prohíba para 2014”.
La mayor competencia le llega de China, que inunda el mercado con vuvuzelas cuyo precio al por mayor es de 0,24 euro la unidad.
“Las trompetas chinas lastiman los labios con sus boquillas muy delgadas, nosotros fabricamos productos de mucho mejor calidad”, sostiene el empresario.
“Consciente del problema de salud” que produce el ensordecedor zumbido de las vuvuzelas, Van Schalkwyk se asoció con la sociedad sin fines de lucro Uthango para vender tapones para las orejas junto a su producto.
“Negociamos con Neil para que los tapones estén incluidos en el mismo paquete de la vuvuzela”, precisan en Uthango.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64199 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

A MI NO ME GUSTA EL RUIDO

A MI NO ME GUSTA EL RUIDO ESE, PERO DARIA LA MITAD DE LO QUE ME QUEDA DE VIDA POR ESTAR EN SUR AFRICA TOCANDO ESA VAINA.

JAJAJAJAJAA WENA KADIR

JAJAJAJAJAA WENA KADIR JAJAJAJ

JEJEJE LA VERDAD ES QUE ME

JEJEJE LA VERDAD ES QUE ME CHOCA VER LOS PARTIDOS PORQUE ME FASTIDIA PERO ESTANDO EN SUR AFRICA SERIA MUSICA PARA MIS OIDOS JEJE