Indicadores económicos
2017-03-30

Dólar (TRM)
$2.880,24
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.092,51
UVR, Ayer
$247,28
UVR, Hoy
$247,36
Petróleo
US$50,35

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Luchador de la vida

-A A +A
 

¿Quién no conoce a Álvaro Chico en el fútbol de salón de Bolívar?. Condiciones como jugador tiene y de sobra. Pero lo que lo hace más popular en esta disciplina es que se la pasa metido en las canchas para conseguir así parte del sustento con el que levanta a su familia.

Con los 20 ó 30 mil pesos que se gana por partido, cuando mejor le va, Álvaro va cubriendo algunos gastos en la dura tarea que tiene de responder por su esposa Wendy y sus tres hijos: Katty (10 años), Katerine (7) e Ignacio José (5).
A sus 29 años - nació el 5 de octubre de 1981- ha representado en múltiples ocasiones las selecciones Bolívar, se ha vestido en dos oportunidades con los colores del equipo de fútbol de salón profesional de los Heroicos y recientemente también se puso la camiseta de la selección Colombia que se prepara para el Mundial que tendrá como sede a este país en marzo del próximo año.
Sin duda ha sido el jugador más emblemático del fútbol de salón bolivarense en la última década. Siempre aparece como ficha clave de cualquier equipo sin importar que éste sea de barrio, departamental, nacional o internacional.
En la cancha juega como lateral, poste o pivot. Es polifuncional y en la mayoría de torneos, pónganlo donde lo pongan, sale de goleador, pues tiene un potente remate que suele terminar metido en la red contraria.
Pese a ser muy popular no todos conocen lo que ha sido la vida de Chico, lo que le ha tocado hacer para salir adelante y sobrevivir, pues proviene de una familia extremadamente humilde que siempre ha vivido en el barrio Ceballos, en donde la violencia y la drogadicción son prácticamente el pan de cada día.

Una vida nada fácil
Nada ha sido fácil para él. Hace 11 años un cáncer se llevó de este mundo a Ignacio Chico, su padre, quien se desempeñaba como vigilante y en oficios varios. Ese ha sido tal vez el golpe más duro que ha recibido.
De Rosa Marcelina, su madre, se puede decir que siempre se había ganado la vida lavando ropa, pero que hace varios años tiene una mesa de fritos en el barrio en donde vende chicharrón, “tripitas” y patacones. Además, los domingos, gana un extra, que no es mucho, vendiendo pasteles.
“Mi vieja se pone en ese sol desde las 12 del mediodía hasta las 7 de la noche. Ahí se rebusca algo”, dice Álvaro, uno de los siete hermanos de la familia Chico Meléndez.
La difícil situación económica de su casa impidió que siguiera estudiando. Llegó hasta tercero de bachillerato.

Cotero y peluquero
Cuenta que el oficio más pesado ha sido el de descargar buques en la Sociedad Portuaria, algo a lo que se le conoce como cotero. “Desde las 7 de la mañana hasta la 6 de la tarde me tocaba pasar pescados de un barco hacia un contenedor. La gran mayoría superaban las 300 libras, pues eran pescados para exportar y entonces nos tocaba hacerlo entre tres personas. Llegaba ‘molido’ (cansado) a mi casa. Me ganaba entre 20 ó 30 mil diario montando grandes cargas en mis hombros y espalda”, comenta.
También se ha ganado la vida peluqueando a las personas de su barrio. Lleva varios años en el oficio de las peinillas y las tijeras. “Me voy para la esquina de mi casa, me llevo la manta que se le pone a los clientes y todo lo que se necesita para peluquear y comienzo a darle. Antes cobraba 2 mil pesos, pero ahora la tarifa está en 3 mil. Hago el corte que pidan: el siete, el honguito, el de Beckham, el Daddy Yankee, covy o el serio, que poco me piden en mi barrio. Unas veces hay movimiento, otras no”, agrega.
Y lo suyo es el balón. Pero en la cancha le toca reventarse para poder ganar unos cuantos pesitos. “Jugar fútbol de salón es lo que mejor sé hacer. Sin embargo, me toca duro porque son entre 4 y 7 partidos los fines de semana”.

Buscando un techo
Nada es “papita pa’ el loro” para él. Actualmente vive en Ceballos, en la casa de sus suegros. Duerme en un pequeño cuarto con su esposa y tres hijos. “Los ‘pelaos’ se quedan en la cama doble, mientras que mi mujer y yo lo hacemos en una colchoneta. Ahí somos felices, pero estoy buscando un techo propio donde vivir”, añade.
Afirma que ya tiene visto un terreno en ese mismo barrio. “Me lo venden en 10 millones de pesos, de los cuales ya tengo tres ahorrados de la platica que me gané este año jugando en los Heroicos. No me doy por vencido, quiero tener mi casita propia”, asegura con firmeza.
Chico sigue creyendo en Dios y en que la vida le sonreirá de mejor forma. Él no se entrega, va hacia delante, todo lo hace pensando en su familia. “Mientras que viva y tenga dos manos y dos piernas, me seguiré ganando la plata honradamente y no me dará pena hacer lo que sea para lograr mis propósitos”, dice mientras que se queda mirando el cielo como implorando la ayuda divina.
Sin duda es un luchador de la vida, un gran ejemplo de superación. “Ahora voy en busca de mi techo, sigo buscando ‘chamba’ (trabajo), digan qué hay que hacer...”

La 5 con Chico
1. ¿La satisfacción más grande que le haya dado este deporte?
- Jugar en la Liga Venezolana de Fútbol de Salón. Y lo mejor: integrar la selección Colombia, eso me llena de orgullo. Hace unas semanas quedamos campeones en un cuadrangular realizado en Neiva, en donde también asistieron Argentina, Brasil y el bicampeón del mundo Paraguay.
2. ¿ El momento más triste en lo deportivo?
- Haber quedado eliminados con Bolívar en los Juegos Nacionales de Bogotá en 2004.
3. ¿Qué es lo que más sabe hacer en la cancha?
- Poner amor, disposición, entrega y verraquera en cada compromiso.
4 ¿Qué piensas de la falta de oportunidades de trabajo para los deportistas de Bolívar?
- Pienso que en el deporte de conjunto son muy escasas. Acá se le presta más atención a los deportes individuales y creo que eso es un error. Sin embargo, he contado con el apoyo de Dumek Turbay, director de Iderbol que me ha conseguido varios contratos como instructor. Otro que siempre me ha tendido la mano es Wilfredo Eljach, el presidente de la Liga de Fútbol de Salón de Bolívar.
5. Un mensaje a quienes empiezan en este deporte...
- Que practiquen con amor y dedicación el deporte de su gusto. Y el otro mensaje es que estudien para que puedan tener buenas oportunidades en el mañana.

Ficha técnica
Nombres: Álvaro Ignacio.
Apellidos: Chico Meléndez.
Lugar de nacimiento: Cartagena.
Fecha de nacimiento: 5 de octubre de 1981.
Estatura: Un metro con 78 centímetros.
Peso: 78 kilogramos.
Calzado: 40.
Pasatiempo: Escuchar música.

2467 fotos
69511 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese