Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - [object Object] - N/A

María Luisa Calle, la dueña del bronce más luchado

-A A +A
 



Es amante de los animales, callada, echada pa’ lante como buena paisa y de su ‘caballito de acero’ nunca se quiere bajar. Ella, la admirable rubia de ojos azules que seduce con su arrasadora personalidad, es nada más y nada menos que María Luisa Calle Williams, la ciclista más grande que ha parido Colombia.

Como el vino “entre más añejo más bueno”, se puede decir que es el presente deportivo de esta administradora de empresas agropecuarias que, a sus 43 años, es todo un ejemplo para las nuevas generaciones teniendo en cuenta que con los Juegos Olímpicos de Londres 2012 acumulará su cuarta cita en el certamen atlético más trascendente del planeta.

Y es que la constancia durante muchos años de entrenamiento y el amor a su disciplina, le ha permitido, además de ser la única ciclista colombiana en obtener una medalla de bronce en unos Juegos Olímpicos (Atenas 2004), ganar cuanto campeonato regional, nacional, suramericano, panamericano y mundial, que se le cruzaron en el camino.

María Luisa está hecha a prueba de todo, en Atenas llegó a la cumbre del éxito cuando ganó en franca lid la presea de bronce en la prueba por puntos, pero después sufrió más de la cuenta al perderla por un supuesto dopaje. Fue perseverante y demostró su inocencia para recuperar lo que le correspondía.

Vanguardia Liberal habló con la mujer entregada al deporte, enamorada de los animales, melómana y apetitosa de la comida de mariscos.

¿Cómo se define?

“Soy una persona sensible, sencilla, callada, responsable, dedicada a lo que me gusta y amante de los animales”.

¿Cómo ha hecho para mantenerse en un alto rendimiento durante tantos años?

“Me he mantenido gracias a mi dedicación y al amor que siento por este deporte. Disfruto entrenar, disfruto lo que hago, siento placer montándome a mi bicicleta y me agrada salir a entrenar. También es gracias a la dedicación de mi entrenador y la paciencia de mi familia”.

¿Qué significa el ciclismo para usted?

“En este momento todo; mi vida gira en torno a él”.

¿Cuál es el motor que la lleva a persistir, a seguir adelante, a no dejarse rendir?

“El amor que siento por lo que hago, mi disciplina y mi sacrificio. Además, mi familia, mi entrenador (José Julián Velásquez) y mis amigos han influido en mis logros deportivos”.

¿Qué significa representar a Colombia en unos Juegos Olímpicos?

“Representar a Colombia en cualquier evento es algo grande y satisfactorio, ya que amo a mi país y a mi gente, y más en los Juegos Olímpicos, el evento deportivo más grande del mundo”.

¿Escoja las tres medallas más significativas de su carrera y explique por qué?

“En primer lugar: la medalla de oro en el Campeonato Mundial en la prueba del scratch. Ser campeona mundial es algo demasiado grande, portar la camiseta con el arco iris y llevar la banda de campeona mundial en todos los uniformes por el resto de la vida no tiene precio.

En segundo puesto: la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas es algo inolvidable.

Y por último: la medalla de oro de los Juegos Panamericanos en la contrarreloj individual, una prueba que me fascina entrenarla y correrla”.

¿Describa las sensaciones que tuvo al ganar la medalla olímpica, después al perderla injustamente y finalmente cuando la recuperó?

“Cuando gané la medalla en Atenas me sentía la mujer más feliz del mundo. No quería que ese momento pasara, porque era una alegría inmensa. Cuando me la quitaron me provocaba que se abriera la tierra y me tragara. Sentí mucha tristeza, lloré mucho y no tenía consuelo. Cuando me la regresaron sentí una alegría mayor que cuando me la gané corriendo. Fue más difícil ganarla fuera de la pista y tenía pocas esperanzas”.

¿Cuál ha sido su mayor alegría y su mayor tristeza deportiva?

“Mi mayor alegría fue cuando quedé campeona mundial en Francia, después de haber sufrido tanto cuando me quitaron la medalla olímpica. La mayor tristeza fue cuando me dijeron que había salido positiva en el control antidopaje de los Juegos Olímpicos e iba a perder mi medalla”.

¿De no haber empezado tarde en el ciclomontañismo actualmente tendría más medallas?

“No lo sé, antes montaba de manera recreativa pero a los 28 años me entregué de lleno y gracias a la disciplina y dedicación he podido salir adelante”.

¿Cómo analiza el tema del dopaje que se ha inmiscuido en el ciclismo de la actualidad?

“Pienso que el ciclismo es el deporte más controlado y vigilado del mundo, de ahí tantos casos de dopaje”.

¿Cómo cree que le irá a Colombia en los Olímpicos de Londres?

“Hay muchas opciones de medalla. Creo que hay expectativas de medallas de oro porque nuestro deporte pasa por un buen momento”.

¿Cuál es su meta en los Olímpicos de Londres?

“Mi meta es hacer una buena presentación, dejarlo todo en la pista y la ruta”.

¿En cuál prueba considera que tiene más posibilidades de podio, en el ómnium o en la contrarreloj individual?

“De podio es difícil. La verdad es que son pruebas nuevas para mí en estas justas, no sabría en cuál”.

¿Por qué cree que Colombia no tiene más deportistas con triunfos en los Olímpicos?

“Creo que se va avanzando, pero vivimos en un país con mucha violencia, los recursos no se pueden destinar todos al deporte, hay demasiadas necesidades, mucha pobreza, no se puede hacer una alta inversión en los deportistas”.

¿Le queda algún sueño por cumplir?

“Me siento satisfecha con lo que he hecho hasta ahora en mi carrera deportiva, pero igual bienvenidas más medallas”.

¿Está pensando en su retiro?

“Por ahora el retiro no está en mis planes y la verdad es que no pienso en eso. No sé qué sería de mí sin la bicicleta”.

¿Qué estaría haciendo si no fuera deportista?

“Creo que ejerciendo mi carrera de administradora de empresas agropecuarias”.

¿Cómo es María Luisa cuando no está compitiendo o entrenando?

“Trato de descansar y recuperarme lo más que pueda. Este deporte es duro y es demasiado importante el entrenamiento y también la recuperación”.

¿Qué le gusta hacer en sus tiempos libres?

“Montar a caballo, contemplar mis perros y gatos e ir al gimnasio”.

¿Qué música le agrada y cuál es su plato de comida predilecto?

“Me gustan los Vallenatos, el tango, la electrónica y la balada pop. Mi plato predilecto… todo lo que tenga mariscos”.

¿Qué le dice su familia con relación a su carrera deportiva y los logros que ha cosechado?

“Se sienten súper felices y orgullosos, siempre siguen las carreras y están pendientes, Ellos me apoyan cuando las cosas no salen bien”.

¿Qué consejo les da a los deportistas que apenas están iniciando su carrera?

“Lo más importante es que el deporte que elijan lo practiquen porque les gusta, no por influencias. Es fundamental que amen lo que hacen y que tengan mucha disciplina”.

Recuerde alguna anécdota en su carrera deportiva

“Algo bonito fue cuando mi papá y yo corríamos ciclomontañismo y en una misma carrera ganamos cada uno en su categoría y subimos los dos al podio”.

EL TEMA DEL DOPAJE

A María Luisa Calle le encontraron en la orina la presencia de heptaminol, sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje, AMA, por lo que el Comité Olímpico Internacional, COI, le quitó la presea de bronce en Atenas 2004.

La defensa le comprobó al Tribunal Arbitral del Deporte que, por una reacción química en el tubo de ensayo, el isometepteno (presente en la neosaldina que tomó Calle para el dolor de cabeza) se convirtió en heptaminol, con base en el concepto de Don Catlin, exdirector del laboratorio de la Universidad de California, Estados Unidos.

La entidad dijo que la presencia de la sustancia no fue premeditada y obligó al COI a regresarle el bronce. Esa decisión también le devolvió la tranquilidad a Calle, en un hecho sin precedentes en la historia del deporte.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63892 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese