Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Quiero hacer realidad mi sueño

-A A +A
 

Para Jair Fernández, el espigado receptor cartagenero, el año 2009, que está próximo a terminar, le entregó muchas alegrías, siendo la principal su nuevo rol de papá.

A mediados de noviembre nació en Estados Unidos el primogénito del deportista, quien para la segunda mitad de la temporada reforzó al equipo Tigres-Une de Cartagena.
Y precisamente el motivo de su tardanza al cuadro “felino” fue la llegada de la cigüeña a su hogar. El estar cerca de su primer hijo y acompañando a su esposa fue su principal prioridad.
Fernández jugó este año en el equipo Fort Myers Clase A Fuerte, sucursal de Minnesota en la Florida State League. Allí bateó para .224 de average, con 57 hits, 27 dobles, 4 jonrones, 28 carreras impulsadas, 30 anotadas, 25 bases por bolas recibidas y 45 ponches.
El jugador, quien fue firmado por los Marineros de Seattle en el 2003, es uno de los receptores de mayor futuro por su capacidad atlética y su gran talento para jugar al béisbol. Estuvo como invitado al spring training de los Mellizos.
Su aporte al equipo Tigres-Une fue muy significativo tanto a la defensiva como a la ofensiva.
El mánager Julio Viñas le sacó provecho tanto en su posición natural de receptor como en la de primera base.
Con el madero, Fernández también fue importante, a pesar que no venía con ritmo. Siempre mantiene el positivismo entre sus compañeros, muy a pesar de la situación de los Tigres en esta temporada.
¿Por qué llegó tarde para jugar esta temporada con los Tigres-Une?
-Yo había hablado con los directivos de los Tigres-Une porque mi hijo estaba programado para nacer a mediados de noviembre en Estados Unidos y esa circunstancia me impidió no estar en la primera parte del campeonato”.
¿Es su primer hijo?
-Sí y eso me tiene muy contento. Es un motivo más para seguir trabajando más fuerte de lo que vengo haciendo y aprovechar las oportunidades que se me presenten en el béisbol.
¿Cómo le fue este año con los Mellizos de Minnesota?
-Muy bien, principalmente en la segunda mitad, ya que fui el más destacado de la organización.
¿Con qué equipo jugó?
-Con Fort Myers en Clase A Fuerte.
¿Cómo encontró la Liga Colombiana?
-Hay mucha competencia. Los cuatro equipos están muy parejos, así se ha visto durante la temporada.
¿Lo hemos visto muy bien con el bate?
-Sí, estoy haciendo unos ajustes. Lo importante es seguir ayudando al equipo.
¿Qué espera del próximo año?
-Primero visitar a mi hijo en Chicago, luego reportarme a los campos de entrenamiento con los Mellizos.
¿El sueño de llegar a las Grandes Ligas se mantiene?
-Estoy muy motivado. Siempre salgo positivo con los objetivos que me he trazado y cuando llegue esa oportunidad aprovecharla. Yo tengo fe en Dios que voy ser Grandes Ligas, es lo máximo y por lo que uno lucha para hacer realidad ese sueño.
¿Su mayor fortaleza?
-Tengo una buena defensa detrás del plato y brazo, todos quieren tener este brazalete. Dios mío, cuídamelo.
¿Su debilidad?
—Creo que el swing. Pero estoy corrigiendo ese problema. Si hago bulla el próximo año con el bate, soy Grandes Ligas.

Cargado de ilusiones
Jair esgrime una seguridad única en sus respuestas. Su talento es innato y es de esos peloteros que no se arruga cuando el equipo lo necesita.
Su sueño es alcanzar la gloria y degustar al máximo las mieles del éxito.
Asegura que sintió una felicidad inmensa cuando su amigo Ernesto Frieri ascendió con los Padres de San Diego a Grandes Ligas.
Y él quiere estar con Frieri, Cabrera y Rentería en esa fiesta en donde solo pueden estar los mejores.
En 2010 viajará a Estados Unidos cargado de ilusiones porque quiere ser el décimo colombiano en llegar al Béisbol Supremo y emular a Luis Castro, Orlando “Ñato” Ramírez, “Jackie” Gutiérrez, Édgar Rentería, Orlando Cabrera, Jolbert Cabrera, Yamid Haad, Emiliano Fruto y Ernesto Frieri.
A no dudarlo, tiene todo para llegar, solo necesitará de la suerte de los campeones.
Ficha técnica
Nombre: Jair Fernández Lara.
Nació: 10 de diciembre de 1986, en la clínica María Auxiliadora de Cartagena.
Padres: Carlos Fernández y Enith Lara.
Hermanos: Wilmer —24 años—, Katerine —23—, John —16— y Duvis —15—.
Pesa: 215 libras.
Estatura: 1 metro con 88 centímetros.
Calza: 45.
Inicios: a los 7 años en el equipo Comfenalco categoría Preparatoria.
Estudios: bachiller del colegio Comfenalco, en 2003.
Hobby: ver televisión e Internet.
Firmado a los Marineros de Seattle el 2 de julio de 2003 por los scouts Curtis Wallace y Carlos Ramírez. Ahora pertenece a los Mellizos de Minnesota.
Logros
2000: campeón Departamental de Bolívar en la categoría Prejunior con Comfenalco.
2001: campeón Departamental Bolívar en la categoría Junior con Comfenalco.
2005: Subcampeón con el equipo Marineros en la Summer League de Venezuela.
2006: Campeón con el equipo Inland Umpire de los Marineros de Seattle en Clase A Fuerte.
2008: Subido al roster de los 40 mejores de los Marineros de Seattle para los Juegos de Exhibición.

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
63997 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese