Desalojan a comerciante de Las Bóvedas

20 de octubre de 2017 09:37 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Tras supuestamente "ocupar de manera ilegal el inmueble", el comerciante del local número 13 del Cuartel Militar de Las Bóvedas, fue desalojado en la mañana de este viernes por la Escuela Taller, entidad encargada de las fortificaciones de la ciudad.

La diligencia contó con el acompañamiento de la Alcaldía de Cartagena, a través de la Secretaría de Interior y Convivencia Ciudadana, así como de la Policía Metropolitana de Cartagena y de la Procuraduría Provincial de Cartagena.

En el lugar, cerca de 30 uniformados bloquearon el ingreso al comerciante Luis Fernando Restrepo López y a su abogado, Herat Hernández, pues aseguraron que adelantaron una diligencia de restitución de bien inmueble.

Esto, argumentando que el concesionario del local murió y su hijo quedó al frente de este, pero una clausula del contrato de arrendamiento establece que una vez muerto el firmante, pasa a manos de la administración del inmueble, en este caso Escuela Taller.

Los comerciantes de la zona se unieron para rechazar el desalojo

[bitsontherun ME9CpmBS]

Según la Escuela Taller (Etcar), durante 19 meses los ocupantes de la bóveda No. 13 usaron el bien pese a haberse dado por terminado el contrato por el fallecimiento de Guillermo Restrepo Hoyos, titular del mismo.

Sin embargo, Herat Hernández, abogado de Luis Fernando Restrepo López quien ocupa ahora el local, afirmó que la Escuela Taller sin una orden judicial ordenó a la Policía desalojar por vía de hecho la bóveda.

La razón según el jurista, se debe a inconformidades con el pago del arriendo. "La Escuela Taller considera que lo que pagan los actuales arrendatarios (cerca de 3 millones) es muy poquito y por ello le exigen pagar más. Después que la gente humilde estuvo en estos locales cerca de 40 años y le dio prestigio a Las Bóvedas, ahora se lo quieren quitar para entregarlo a otras personas", sostuvo Herat Hernández.

Herat Hernández agregó que si bien es cierto que la persona que firmó el contrato inicial falleció, esta no es una razón valida para hacer el lanzamiento sin un procedimiento judicial, "no hubo tiempo de defensa del arrendatario, no hay una orden judicial, esto es justicia por la propia mano", enfatizó.

Actual ocupante del local, Luis Fernando Restrepo

[bitsontherun loZt16e7]

Por su parte, la Escuela Taller afirma que desde hace meses se adelantó el procedimiento legal y reiteró que como administradora de las Fortificaciones de la ciudad su principal obligación es la salvaguarda de los Bienes de Interés Cultural que tiene bajo su cuidado eso incluye su óptimo aprovechamiento económico.

Luis Ricardo Dunoyer González, director general encargado de la ETCAR, afirmó que “es lamentable haber llegado hasta esta instancia, cuando el ciudadano tuvo todas las garantías para la reglamentación de su actividad acogiéndose a lo que establece la Ley”.

Recuentos de los hechos

El ente encargado de las fortificaciones realizó un recuento de los acontecimientos realizados que dieron pie al desalojo, estos son:

En 1991, la Sociedad de Mejoras Públicas (entidad encargada de las fortificaciones para ese momento) suscribió con el señor Guillermo Restrepo Hoyos el contrato de arriendo para el uso de la bóveda, pero este falleció el 25 de marzo de 2016.

Ante esto, la ETCAR dio por terminado el contrato con base en la cláusula 16 del mismo que establece entre las causales de terminación la muerte del arrendatario.

El ente emitió la Resolución No. 047 de 2016 mediante la cual se ordenó la restitución del inmueble a esta entidad. Ante esto, Luis Fernando Restrepo López, hijo del difunto arrendatario, a través de su abogado, interpuso una acción de tutela para el restablecimiento de sus derechos, y el Juzgado Primero Penal Municipal suspendió la Resolución de restitución como medida provisional mientras estudiaba el caso.

El 10 de enero de 2017 el Juez emitió la sentencia en la que resolvió denegar el amparo solicitado y revocó la medida provisional declarando improcedente la tutela por considerar, entre varias razones, que no se evidencia vulneración del derecho fundamental porque el contrato de arrendamiento no fue suscrito por el accionante de forma directa.

Restrepo López impugnó la decisión ante el Juzgado Penal del Circuito y el 27 de febrero de 2017 el Juez confirmó la sentencia de tutela en la que ratifica que no se evidencia violación de los derechos fundamentales pues la decisión estuvo ajustada a lo pactado en el contrato de arrendamiento que es intransferible.

Cumpliendo con los procedimientos establecidos por la ley, el 27 de marzo de 2017 la Escuela Taller Cartagena de Indias informó, mediante correo certificado, a los ocupantes de la bóveda No. 13 que el 31 de marzo de 2017 a las 9 a.m. se procedería a levantar Acta de Entrega del inmueble.

Pero ahí no quedó todo, Restrepo López le solicitó a la ETCAR la revocatoria de la restitución del inmueble y a la Procuraduría Provincial y a la Personería Distrital realizar vigilancia al proceso.

Finalmente, la Escuela Taller declaró improcedente la solicitud de revocatoria de la restitución solicitada por Restrepo López y el 31 de marzo realizó la diligencia de restitución del inmueble en la bóveda No. 13, sin embargo, no se pudo llevar acabo. Por ello se procedió al desalojo inmediato con el acompañamiento de la Fuerza Pública este viernes 20 de octubre. 

Así permanece el local a esta hora

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS