Doble calzada se atrasó ocho meses por predios

28 de septiembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La dilatación de los plazos de entrega de la doble calzada Cartagena - Barranquilla y la congestión vehicular en la Zona Norte se deben a un mismo motivo: el largo trámite que ha requerido la restitución de siete predios de Invias, necesarios para terminar la obra.

El tramo afectado es el comprendido entre La Bocana y el sector Cielo Mar que hacen parte de la unidad funcional 1 del proyecto, que va desde el Túnel de Crespo hasta Tierrabaja.

Lo anterior de acuerdo a lo explicado por Miguel Acosta, gerente de la Concesión Costera a cargo de los trabajos de la doble calzada y el viaducto el Gran Manglar, quien comentó que el proceso ha sido mucho más largo de lo planeado y ha ocasionado que se ajusten todos los cronogramas.

De acuerdo con Acosta, la doble calzada está en un 73% cuando debía estar funcionando hace tres meses pues su entrega estaba programa para junio pasado.

Añadió que de los siete predios que se requieren y que eran ocupados por varios comerciantes del margen izquierdo de la vía, les han entregado cuatro y que por esto se estima un atraso de ocho meses o hasta un año por los trabajos que se deben iniciar a destiempo.

“Ya fueron restituidos”
Gregorio Rico, alcalde de la Localidad 2, indicó que ya fueron restituidos los siete predios requeridos y recordó que la administración distrital debió acudir a la justicia pues algunos de los invasores alegaban tener derechos sobre estos, situación que dilató el proceso.

“Todos los procesos fueron fallados a favor nuestro y no hubo lugar a las indemnizaciones que reclamaban los ocupantes. Estamos en una mesa de trabajo con la Concesión Costera y ya tenemos un cronograma de acción para entregar los terrenos”, indicó Rico, quien recordó que antes se restituyeron otros predios necesarios para la vía y que estos últimos siete fueron los que presentaron problemas.  

Proyecto no tendría funcionalidad
El gerente de la Concesión Costera destacó que los problemas de movilidad, sobre todo entre La Bocana y Cielo Mar, son ocasionados porque la vía ampliada a ocho carriles desemboca en los dos carriles sencillos porque no se ha podido terminar la carretera.

Señaló que con esto se pierde la funcionalidad del proyecto y que incluso el viaducto (que tiene un 55% de avance y será entregado el próximo año) perdería practicidad si no se hacen los trabajos pendientes.

“Las autoridades distritales nos han acompañado pero nos falta el último impulso para sacar adelante el proyecto”, puntualizó Miguel Acosta.

El retraso para desalojar los 203 metros que suman los siete predios se dio a conocer a finales del año pasado por la Vicepresidencia de la República que pidió apoyo a las autoridades locales.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS