Indicadores económicos
2017-10-22

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-22

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 12:58

Marea max.: -6 cms.

Hora: 22:58

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Nota de EEUU: juicio político, más que cuestión de cifras

El gobierno, políticos y economistas estadounidenses cuestionaron la credibilidad de la agencia de calificación Standard and Poor's (S&p), al criticarla en particular por "errores" en el manejo de las cifras, pero ésta replicó que había emitido un jucio político.

    "Si existiera una nota AAAA es la que yo atribuiría a Estados Unidos", dijo el gurú de las finanzas Warren Buffett a Fox Business News.

    Fuentes del gobierno señalaron a la prensa que S&P se había equivocado en 2 billones de dólares en sus proyecciones sobre el déficit presupuestario de aquí a 2021 e indicaron que la calificadora había "dramatizado" el disenso entre republicanos y demócratas, ya que al fin y al cabo habían llegado a un acuerdo en el Congreso para aumentar el techo legal de la deuda.

    El senador demócrata John Kerry atribuyó la decisión de S&P a una "jugada" del sector más conservador de la oposición republicana, el Tea Party.

    En declaraciones a la cadena NBC, Kerry aseguró que el acuerdo alcanzado la semana pasada en el Congreso "no bastó", porque "algunos republicanos estaban dispuestos a pegarle un tiro al rehén".

    Su par republicano John McCain afirmó por el contrario en el mismo programa televisivo que la crisis de la deuda se debía ante todo a la mala conducción del presidente Barack Obama.

    "Reconozco que hay disfunciones en el funcionamiento del sistema político", dijo en alusión a las consideraciones de S&P para justificar su resolución del viernes, "pero mucho de esto tiene que ver con el fracaso del presidente en conducir los debates" y en presentar un plan aceptable.

    Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal (Fed), opinó que S&P actuó más por consideraciones políticas que económicas, porque en este plano "las cosas están claras: vamos bien". Aun si los mercados pueden verse afectados y "deprimirse" por un tiempo, la buena situación económica hace poco probable una recesión, agregó.

CALIFICADORA MOODY'S

    La calificadora Moody's, una de las principales competidoras de S&P, anunció el domingo que considera "prematuro" bajar la calificación de la deuda estadounidense, según dijo al New York Times Steven Hass, jefe del equipo encargado de la notación del país.

    Moody's continuará otorgando una triple A a Washington, "teniendo en cuenta que los parlamentarios lograron adoptar un plan para reducir el déficit" fiscal, precisó.

    Fitch, otra de las principales calificadoras de deuda, continúa por su parte "reflexionando" sobre el tema, y "seguirá otorgando una AAA a la deuda estadounidense hasta decisión en contrario", declaró al New York Times David Riley, su director de notación de los Estados.                

    Los más altos responsables de Standard and Poor's han insistido desde el viernes en que su decisión se había fundado tanto en las cifras como en el plano, más subjetivo, de su punto de vista sobre el debate nacional, pero que este último había "pesado más".

    "Los riesgos políticos tienen actualmente mayor peso que la parte presupuestaria de la ecuación", dijo el director de notación de los Estados de esa agencia, David Beers.

    El presidente de esa misma dependencia, John Chambers, declaró el domingo que "con el tiempo todo el mundo se dará cuenta que el rango de Estados Unidos en tanto tomador de préstamos ya no es el mismo que el de los otros países que calificamos con AAA".

    Recordó que en 2001 S&P tomó en relación a Japón una decisión similar a la que ahora tomó respecto a Estados Unidos, y tres años después fue seguido en ese camino por Moody's.

    Chambers descartó que "por el momento" S&P vaya a bajar más la calificación de Washington, pero dijo que podría hacerlo si "las finanzas públicas continúan degradándose o si el estancamiento político deviene aún más insoluble".

    Robert Reich, secretario de Trabajo del ex presidente Bill Clinton, criticó "la intrusión" de S&P en la política estadounidense. "Es irónico", porque "buena parte de la deuda de hoy del país se debe a las equivocaciones de S&P", escribió en su blog.

    En enero, Washington incluyó a las agencias de notación entre las culpables de la "Gran recesión", de acuerdo a las conclusiones de la Comisión de investigación sobre la crisis financiera.

    Para Daniel Alpert, fundador de la banca de inversiones Westwood Capital, las agencias no han aprendido la lección

    "El tamaño de la economía de Estados Unidos, la riqueza de sus habitantes y los propios activos del Estado federal alcanzan para reembolsar, con intereses, los 14,5 billones de dólares de la deuda del país", aseguró.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese