Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Unión Europea amenaza con resquebrajarse tras cumbre europea

-A A +A
 

La decisión de la Eurozona de establecer un pacto fiscal entre sus 17 miembros, al que podrán sumarse el resto de los Estados de la Unión Europa con excepción de Gran Bretaña, ha acentuado las profundas divisiones de bloque que amenaza con resquebrajarse. 

Acuciada por la crisis de la deuda y el acoso de los mercados, la Eurozona secundó la propuesta de Alemania y Francia para endurecer la disciplina fiscal que contempla la imposición de sanciones a los infractores que superen el techo de déficit superior al 3% del PIB. 

Ello se haría mediante un acuerdo intergubernamental y no una reforma de los tratados que exige la unanimidad de los 27 miembros. 

“Si no podemos obtener salvaguardas, es mejor quedarse afuera”, justificó el primer ministro británico, el conservador y euroescéptico David Cameron, que consideró la “decisión difícil, pero buena”. 

“Hubiéramos preferido un acuerdo de 27” países de la Unión Europea, dijo el mandatario francés Nicolas Sarkozy. “Pero no fue posible debido a nuestros amigos británicos”, explicó. 

Los otros nueve países de la Unión Europea que no forman parte de la zona euro, podrían suscribir también estos acuerdos, incluido Hungría, que inicialmente se había sumado al campo británico. 

Se trata de Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania y Suecia. Según la declaración revisada divulgada al final de la cumbre, estos países “manifestaron la posibilidad de participar en este proceso después de consultar a sus Parlamentos en caso necesario”. 

En Bruselas, muchos son los que se sorprenden de que este enfrentamiento entre Cameron y sus socios comunitarios haya tardado tanto en producirse desde su llegada al gobierno británico, en mayo de 2010. 

Electo con un programa reticente con la UE en el que pedía reexaminar las relaciones entre Londres y Bruselas, el líder conservador se distinguió rápidamente por sus reservas con relación a la UE. 

“Gran Bretaña tendrá que empezar a definirse si se queda en la Unión Europea o se va”, dijo a la AFP el profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid, Emilio González, quien considera que Londres “no está jugando limpio durante la crisis del euro”. 

Gran Bretaña, que alberga la mayor plaza financiera de Europa, se niega junto con Estados Unidos a regularizar este sector causante de la peor crisis que ha vivido el mundo desde la Gran Depresión. 

El ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, aseguró que las potencias europeas, encabezadas por Francia y Alemania “no han hecho demasiados esfuerzos” par responder a las inquietudes del Gran Bretaña sobre el sector financiero.

Para González, no es “el acuerdo ideal”, pero al menos permitirá a la región avanzar “a dos velocidades” y permitirá una ejecución y resultados más rápidos que una reforma de los Tratados, que hubiera requerido la ratificación de los Parlamentos y eventuales referendos con un resultado incierto. 

El resquebrajamiento del bloque europeo, que en julio del 2013 espera recibir a un nuevo miembro en su seno, Croacia, puede que haya sido en vano si los acuerdos no consiguen calmar a los mercados. 

“El riesgo de colapso del euro no se ha disipado”, dijo Ulrich Leutchmann, analista del Commerzbank. 

Sobre todo, porque no han logrado doblegar a Alemania para que acepte darle más alas al Banco Central Europeo (BCE) para servir de cortafuegos a la crisis. 

“Los problemas estructurales de los países periféricos están lejos de estar resueltos. Los gobiernos tendrán que hacer frente a fuertes contratiempos en la economía el próximo año al tiempo que tratan de consolidar los presupuestos nacionales, tanto que tendrán problemas considerables para cumplir los objetivos que se han marcado”, vaticinan los analistas del Commerzbank en un informe.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63935 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese