Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Allanamiento fallido

Fe de erratas:

Por un error de procedimiento interno, aparecen versiones distintas del editorial de hoy 16 de marzo en la página impresa de El Universal y en la página web. La versión correcta es la de la página web. Ofrecemos disculpas a los lectores por nuestra equivocación.

***

En Cartagena sigue el miedo por la inseguridad urbana, particularmente por los atracos. Hay muchas historias documentadas de atracadores que suplantan a empleados de ciertos organismos y se ponen sus uniformes, especialmente de las empresas de servicios domiciliarios y hasta de la Policía y del Ejército.

También son comunes los robos en los que desocupan el mobiliario de un apartamento o casa directamente a un camión, después de intimidar o amordazar a los porteros, y por supuesto, a los residentes. En todos los barrios, pero especialmente en los de estratos más altos, se sabe de esta clase de robos, aunque se sospecha que quizá la mayoría quedan ocultos por el miedo de las víctimas a denunciarlos cuando todavía se podría hacer algo.

En ese ambiente de desconfianza aguda, estimulada por las propias autoridades en reuniones con vecinos y sus asociaciones en el sentido de no “dar papaya”, es incongruente que algunos organismos del Estado pretendan allanar un edificio o un apartamento vestidos de civil, exigiendo que les abran la puerta sin identificarse y como se dice en el argot popular, “por su linda cara”.

Antier la Dian intentó entrar a un edificio en Castillogrande y según el portero, quisieron sus funcionarios que les abrieran la puerta solo porque ellos decían pertenecer a ese organismo, pero sin mostrar una identificación y sin presentar tampoco una orden de allanamiento. La Dian, por su parte, le dijo a El Universal anoche que sí se identificaron.

De inmediato se activaron las redes sociales, pensando que era un atraco o un secuestro. Circularon toda clase de versiones, algunas fantasiosas. En vez de salirle al paso con una declaración o comunicado de prensa inmediato, las autoridades dejaron que tomaran fuerza los rumores, siempre mucho más dañinos que la realidad.

Confiamos mucho en la Dian y sabemos que tenía un objetivo legítimo al intentar entrar al edificio en cuestión, pero es inconcebible que cualquier entidad del Estado intente operar así a pesar de la sensación de inseguridad urbana, que lleva varios años deteriorándose, aunque la Policía haya dado golpes contundentes y se le note el buen trabajo contra la delincuencia.

Cualquier organismo que allane o revise un inmueble necesita hacerlo con sigilo y mucha discreción para que no escape su objetivo, pero las autoridades tienen que establecer procedimientos nuevos y mejores para que la gente no se oponga, porque se seguirá oponiendo y con toda la razón en circunstancias similares, no por obstaculizar a la ley, sino precisamente por pensar que los visitantes son del hampa.

Revisar estos procedimientos implicaría hacerlos acompañados de la Policía o Infantería, para que el vecindario sepa que la operación es legítima, aunque se pierda un poco el sigilo. Ya las distintas armas cooperan entre ellas, así que una operación conjunta no debería representar riesgos de filtraciones hacia los objetivos de las pesquisas o capturas.

Este allanamiento fallido y traumático debería servir para una reflexión que desemboque en procedimientos acordes con una época de inseguridad urbana y de una desconfianza casi enfermiza, que aún hay que superar.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

TANTA ES LA INSEGURIDAD Y EL

TANTA ES LA INSEGURIDAD Y EL TEMOR DE LOS CARTAGENEROS ALA DELINCUENCIA QUE SE HA PERDIDO LA CONFIANZA EN LAS MISMAS AUTORIDADES,LA MISMA FISCALIA NI LA POLICIA GENERAN CONFIANZA CON TODO LO QUE SE VE Y VIVE A DIARIO,LA POLICIA HA PERDIDO SU ESENCIA DE VIGILANCIA,POR DEDICARSE A OTROS MENESTERES Y ESTAR PENDIENTES DE EXIGIR DADIVAS ALOS AUTOS PICO Y PLACA , DOCUMENTOS DE AUTOMOVILES,FUNCION QUE DEBEN EJECER LOS AGENTES DE TRANSITO Y POLICIA DE TRANSITO NO LA POLICIA DE VIGILANCIA,CADA LORO EN SU ESTACA,

MUY BUENOS Y ACERTADOS LOS

MUY BUENOS Y ACERTADOS LOS COMENTARIOS DEL EDITORIALISTA. LA EPOCA DEL TERRORISMO DE ESTADO YA PASO. ESTAMOS EN UN ESTADO SICIAL DE DERECHO Y EL SIGILO NO SE PIERDE SI NO SE LE DICE A LOS UN IFORMADOS EL SITIO EXACTO O EL NOMBRE DE QUIEN SE PRETENDE ALLANAR. ES RARO LA DIAN ALLANANDO UN APARTAMENTO. UNA BODEGA U ALAMACEN TAL VEZ. EL ALLANAMIENTO NO DEBERIA ORDENARLO UN JUEZ DE LA REPUBLICA?

HAY QUE PONERLE FRENO A LA

HAY QUE PONERLE FRENO A LA DIAN... SE CREEN JUEZES Y EJECUTORIOS DE CUALQUIER CASO JUDICIAL.. QUE NO ES DE SU COMPETENCIA.. SINO DE LOS JUECES DE LA REPUBLICA