Indicadores económicos
2017-10-19

Dólar (TRM)
$2.935,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.449,10
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$52,04

Estado del tiempo
2017-10-19

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 03:59

Marea max.: 21 cms.

Hora: 1:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Capital político: de Obama a Santos

Barack Obama es un presidente aguerrido, quien hasta ahora viene tratando de cumplir con sus promesas principales de campaña y por supuesto, gastándose su capital político al enfrentarse a algunos de los intereses más poderosos de los Estados Unidos: los de Wall Street y los de las compañías grandes de petróleo, el cartel del “Big Oil”, coincidencialmente en el ojo público a causa del derrame de crudo de la British Petroleum (BP) en el Golfo de México.

Los abusos del sistema financiero estadounidense no sólo quebraron a ciudadanos de allá, sino que desataron una crisis económica mundial sin precedentes. Si aquí hubo gente arruinada con las pirámides de los avivatos criollos, en los Estados Unidos también, pero en cuantías casi inimaginables y con damnificados por todo el mundo, incluyendo a la banca de otros países.
El Congreso de los Estados Unidos acaba de aprobar un proyecto de ley –que debe ser votado antes del 4 de julio- mediante el cual se creará una institución que controlará más de cerca las actividades de Wall Street, protegiendo a los inversionistas locales y foráneos de la especulación, cuyos déficits terminan pagando los ciudadanos comunes y corrientes, además de tener que sufrir familias enteras las penurias de la ruina.
La ley acabará con la costumbre de que el Gobierno salvaba a las compañías consideradas “demasiado grandes para fracasar”, no importaba si habían sido administradas mal, y tendrán que responder quienes las manejan si las quiebran. Aunque no desmontaron las transacciones de los “derivatives”, muchos papeles basura, tampoco podrán cometer las estafas de antes, ni habrá impunidad. Según Obama, las nuevas normas incluyen 90% de lo que él le propuso al Congreso.
Ahora falta ganar el pulso con el “Big Oil”, otro de los monstruos económicos de los Estados Unidos, para evitar irresponsabilidades como la de BP. El “Big Oil” siempre ha sido poderosísimo e intocable. En la era de ambos Bush, los petroleros casi cogobernaban a través de ellos y del vicepresidente Cheney, ex director de la poderosa compañía Halliburton, gran contratista del gobierno y con la que también trabajó Bush padre; opera en 70 países y tiene 50 mil empleados. Aunque su actividad principal es el petróleo y el gas, hace muchas otras cosas.
Barack Obama ha tenido las agallas y la consistencia política de enfrentarse a estos colosos, a sabiendas de que los tentáculos de estas compañías alcanzan sitios insospechados, y que tratarán de desgastarlo políticamente y erosionar su popularidad, es decir, que le sea oneroso haberse metido con ellos. Si Obama persiste, es muy probable que termine siendo uno de los presidentes más admirados de la historia de los Estados Unidos y del mundo.
Confiamos en que Juan Manuel Santos emulará la integridad y tesón de Obama al invertir su capital político, especialmente para combatir la corrupción pública y privada, promover la equidad, desconcentrar la propiedad rural, desmontar los negociados de la salud pública, y liderar las reformas para tener una justicia oportuna y con credibilidad.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese