Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Cuba, Colombia y la Cumbre

El pulso de fuerzas entre Estados y los países de la llamada Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) en torno a la asistencia de Cuba en la Cumbre de las Américas en Cartagena podría convertirse en un punto de quiebre de la unidad continental y marcar la erosión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para fortalecer la Confederación de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), una derivación del Grupo de Río extendida al resto de América, pero sin Estados Unidos ni Canadá.



Colombia, como país anfitrión, queda en la mitad de estas dos fuerzas y enfrenta una crisis bastante grave porque Estados Unidos no quiere a Cuba, y los países del ALBA, según el presidente ecuatoriano Correa, no asistirían a Cartagena si no viene Cuba.

El argumento estadounidense es que Cuba, a pesar de que la OEA votó por su regreso a este organismo en el año 2009, no ha querido volver, y por eso no es lógico que asista a la Cumbre de las Américas, además de que considera que es un país que no cumple con los postulados democráticos.

Para reafirmar más la delicada responsabilidad de Colombia en torno a la asistencia de Cuba, el secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, le dijo ayer a la agencia de noticias EFE que nuestro país tiene la potestad de gestionar la invitación de Cuba a la Cumbre de las Américas y que esto no es un asunto de ese organismo.

Gestionar la invitación significa, obviamente, ponerse de acuerdo con los demás asistentes a la Cumbre para que acepten a Cuba, un consenso difícil, dadas las declaraciones del gobierno de Estados Unidos en contra.

Aunque la Cumbre es un mecanismo cada vez más autónomo, lo cierto es que fue una iniciativa de la OEA y el organismo tiene injerencia enorme en la Secretaría de Cumbres de las Américas, instancia que las organiza y en cierta manera define su rumbo.

Por eso, la actitud planteada por Arrighi a nombre de la OEA parece un lavado de manos injustificable, porque la esencia de la crisis se enmarca en que la asistencia de Cuba a Cartagena dependería de su regreso al organismo hemisférico.

Al dejar la decisión en manos de Colombia, la OEA demuestra una vez más la debilidad con que cumple su misión de agrupar a las naciones del continente y renuncia a exigir claramente que los países asistentes a la Cumbre tengan la obligación de cumplir su plataforma de acción política.

La semana pasada, los países del ALBA ratificaron su petición de invitar a Cuba, pero no decidieron boicotear la Cumbre si no era así, pero tampoco han dicho lo contrario, así que al presidente Santos le toca una decisión difícil.

El riesgo es dañar las relaciones de Estados Unidos con los países de la región y acentuar las tensiones regionales, una eventualidad que no conviene a nadie.

De la decisión colombiana y de sus efectos en la Cumbre podría depender nada más y nada menos que la ruta futura de la integración continental.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

POR LA FORMA COMO LA O.E.A.

POR LA FORMA COMO LA O.E.A. HA MANEJADO LA SITUACIÓN EN HONDURA, VENEZUELA Y AHORA COLOMBIA, NO ES MUCHO EL ESFUERZO QUE TIENE QUE HACER EL "ALBA" PARA LOGRAR REMPLAZARLA POR LA "CELAB." Y CON ESTE ACTO DEPLORABLE DE LAVARSE LAS MANOS COMO PONCIO PILATOS Y DEJARLE ESA PAPA CALIENTE A COLOMBIA QUE LA PONE EN UNA SITUACIÓN MUY CRÍTICA