Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-18

Dólar (TRM)
$2.924,77
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,61
UVR, Hoy
$242,64
Petróleo
US$52,48

Estado del tiempo
2017-01-18

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 23:00

Marea max.: 4 cms.

Hora: 05:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Egipto, entre la violencia y la diplomacia

Fuentes de seguridad nacional hablan de 62 personas muertas en Egipto durante las masivas protestas contra el régimen de los últimos días, pero médicos y personal hospitalario aseguran que son más de 92.



Las manifestaciones exigen la dimisión del presidente Hosni Mubarak –un ex comandante de la fuerza aérea de 82 años que lleva casi 30 en el poder– y que se tomen medidas eficaces contra la pobreza, la corrupción, el aumento del costo de vida y la creciente desigualdad en la distribución del ingreso.

Una región tan explosiva como el Medio Oriente, en la que Egipto desempeña un papel estratégico determinante, ha provocado que la reacción de Estados Unidos a la crisis sea excesivamente diplomática; que Israel guarde silencio absoluto; que la Unión Europea exija frenar la violencia, liberar a los presos políticos y acelerar reformas democráticas; que la Unión Africana se muestre enormemente preocupada y que países árabes y musulmanes hayan dado respuestas contradictorias frente a los acontecimientos.

Organizaciones de la sociedad civil y grupos defensores de derechos humanos, como Amnistía Internacional, por el contrario, han hablado con franqueza sobre las causas de la crisis y sobre la mejor manera de solucionarla.

Para ellos, la gente quiere cambios de fondo, no tenues medidas constitucionales como el cambio de gabinete o el nombramiento del jefe de inteligencia como vicepresidente, que ha tomado el presidente egipcio Hosni Mubarak, en un intento de convencer a los ciudadanos y a la comunidad internacional que está dispuesto a democratizar el gobierno.

Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, lo explica muy claramente: “En esencia, lo que sucede en el mundo árabe ahora mismo es que la gente joven está defendiendo sus derechos. Quieren libertades políticas y económicas. Se expresan de la única manera en que pueden hacerlo porque no hay lugar para las expresiones pacíficas”.

Una actitud que los sibaritas monarcas de muchos países árabes no parecen dispuestos a tolerar, si nos atenemos a la reacción del rey Abdalá de Arabia Saudita, que considera las protestas como “ataques contra la seguridad y la estabilidad de Egipto”.

Ni a los estados árabes moderados, ni a Israel, ni por supuesto a Estados Unidos, les conviene la caída de Mubarak, una ficha clave para la estabilidad en el frágil equilibrio geopolítico del Medio Oriente.

En cambio a países fundamentalistas como Irán, todo lo que permita derrocar a gobiernos árabes o musulmanes moderados hay que estimularlo, de ahí que la cancillería de la República Islámica de Irán, emitiera un comunicado asegurando que las manifestaciones de los egipcios “son un movimiento en busca de justicia”.

Un régimen autoritario, abusivo y enemigo de la democracia como el de Mubarak, es difícil de justificar y defender, sobre todo por un país como Estados Unidos, que se ha erigido como paladín de la democracia y la libertad en el mundo.

Pero la diplomacia internacional es a veces contradictoria, y en ocasiones hay que defender a un dictador, porque es un aliado que impide el desborde del caos en una región que parece vivir sobre una bomba de tiempo.

 

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Defendemos la libertad de

Defendemos la libertad de expresión!
Dom, 10/17/2010 - 21:05 — maguilera
A la escritora inglesa Evelyn Beatrice Hall se le atribuye una frase, que ella a su vez le atribuyó a Voltaire: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”.
Sin importar quién la dijo, la frase resume la esencia de la libertad de expresión, uno de los derechos fundamentales del hombre, cuya preservación debe asumirse sin condiciones.

CONSTITUCIÒN NACIONAL Art.

CONSTITUCIÒN NACIONAL Art. 20. Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y RECIBIR INFORMACIÒN VERAZ E IMPARCIAL, y la de fundar medios masivos de comunicación.
Estos son libres y TIENEN RESPONSABILIDAD SOCIAL, SE GARANTIZA EL DERECHO A LA RECTIFICACIÒN EN CONDICIONES DE EQUDAD. No habrá censura.

Dr. PEDRO LUIS, comedidamente

Dr. PEDRO LUIS, comedidamente ante usted para recordarle que sigo en espera de respuesta con respecto a lo solicitud de replica o rectificación que le fuera elevada via E-MAIL y formalmente en su despacho por la forma sesgada como se han publicado las noticias referentes a la problemática de las basuras en el municipio de Turbaco.
Seguiré elevando estas solicitudes respetuosas hasta tanto se digne a responder. Espero no me sea bloqueada la cuenta ¡DEFENDAMOS LA LIBERTAD DE EXPRESIÒN!