Indicadores económicos
2017-04-30

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-04-30

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 02:37

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 05 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El camino es la desmovilización

Tras la muerte del comandante de las Farc, Alfonso Cano, la primera satisfacción que deben sentir los colombianos es la certeza de que las Fuerzas Militares han logrado un nivel de eficiencia extraordinario, especialmente en las tareas de inteligencia y tácticas sigilosas, y han superado antiguos celos entre instituciones para trabajar como un solo equipo.



La cuidadosa tarea de planear la operación “Odisea” y su meticulosa ejecución, superando el riesgo de minas o trampas explosivas en los abruptos e inexpugnables territorios de la cordillera caucana, muestran que nuestras tropas se han modernizado, han elevado su destreza operativa y han logrado un nivel grande de calidad estratégica.

Esta certeza nos permite ser optimistas sobre el futuro de las Farc y de los demás grupos armados ilegales que operan en Colombia, y nos da la esperanza de esa paz que hemos buscado durante tanto tiempo.

La muerte de Alfonso Cano en combate no sólo priva a las Farc de su comandante máximo y de uno de los últimos miembros del secretariado que podía garantizar la cohesión de esta guerrilla, sino que infunde entre sus militantes una desmoralización de la que tardarán mucho tiempo en reponerse, pues se derrumbó el mito de la invencibilidad de quien fuera un legendario líder que se formó de la mano de Manuel Marulanda y Jacobo Arenas.

Además, la muerte de Cano se suma a otras muertes, la mayoría en combate, de líderes importantes de las Farc,  como Raúl Reyes, Iván Ríos, el Mono Jojoy, y de importantes cuadros que mantenían funcionando el aparato bélico, de manera que puede decirse que su estructura ha quedado seriamente averiada, aunque sería un error pensar que se encuentra ya derrotada.

El problema es que, a pesar de que un líder como Alfonso Cano es determinante para la cohesión de los distintos frentes hacia el objetivo común y de largo de plazo de tomarse el poder, el esquema organizativo colegiado de las Farc que es el secretariado, y la gran cantidad de hombres que mantiene todavía en armas, son obstáculos difíciles de vencer, para decir realmente que se logró poner fin al conflicto.

Para la dinámica del conflicto, no importa quién reemplazará a Cano, porque en las Farc no puede hablarse de alas moderadas y bélicas, como lo demostró el mismo líder abatido, de quien todos decían que era partidario del diálogo y sin embargo orientó la etapa más beligerante y agresiva de esa guerrilla.

El que reemplace a Cano tendrá que asumir sus funciones con la misma habilidad y carisma, tal como Cano debió asumir las de Marulanda, y una de esas funciones es dirigir y procesar los debates internos.

Esta versatilidad en el liderazgo le da a las Farc su enorme capacidad de supervivencia.

Sin embargo, también podría ser que tras la muerte de Cano se produzca una atomización, una fragmentación en la que cada frente quiera operar por su cuenta, con lo cual se rompería la estructura monolítica que ha sido la mayor fortaleza de las Farc.

En cualquiera de estos dos escenarios, el futuro de las Farc no parece promisorio, pues el propio presidente Santos anunció que no se bajará la guardia y, por el contrario, se redoblarán los esfuerzos contra el terrorismo.

Así que lo mejor que pueden hacer los guerrilleros es desmovilizarse y reintegrarse a la institucionalidad.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

SIN QUITARLE MERITO A LAS

SIN QUITARLE MERITO A LAS FUERZA MILITARES Y POLICIVAS,CONSIDERO QUE ESTA GUERRILLA QUE MEDIO SOBREVIVE POR LOS DINEROS QUE LE APORTA EL NARCOTRAFICO,PARA QUE LOS DEJEN CUPLIR SU ILICITA ACTIVIDAD,ES UNA GUERRILLA ENVEJECIDA IDEALMENTE,TACTICAMENTE Y NI DECIR LA EDAD DEL SECRETAREADO QUE SU GRAN MAYORIA PASAS DE 50 AÑOS,MUCHOS HAN CAIDO POR LA POCA CAPACIDAD DE DESPLAZAMIENTO(EDAD-ENFERMOS)ANTE LOS ACOSO DEL EJERCITO Y POLICIA

UNA GUERRILLA QUE SI EN MÁS

UNA GUERRILLA QUE SI EN MÁS DE 50 AÑOS NO HAN CONSEGUIDO SU OBJETIVO POLITICO-MILITAR,ESTAN CONVERTIDA EN TIERRA ESTERIL EN SUS OBJETIVOS,PERO NO EN ACTOS TERRORISTA Y DELINCUENCIALES.DECIA EL Dr ALFONSO LOPEZ " A LA GUERRILLA SE TIENE QUE GOLPEAR FUERTEMENTE Y DESPUES LLAMARLA AL DIALOGO" Y EFECTIVAMENTE ESTE ES EL MOMENTO DE HACERLO,CREO QUE TODOS LOS COLOMBIANOS TENEMOS QUE PENSAR EN LA PAZ DEL PAIS,UNA PAZ SIN VENCIDOS NI VENCEDORES,UNA PAZ DE TODO.

YA ESTA BUENO DE TANTO

YA ESTA BUENO DE TANTO SACRIFICIO DE VIDA HUMANA Y PORQUE NO ANIMALES,QUE HAN CAIDO EN UNA GUERRA SIN SENTIDO,EL GUERRILLERO ,EL MILITAR EL POLICIA EL PARACO,NO SON MÁS QUE HIJOS DEL PUEBLO,JUVENTUD QUE EN VES DE EMPUÑAR UN FUSIL,QUE EMPUÑEN UN LIBRO UN AZADON,ES DECIR EMPUÑAR UNA FORMA DE VIDA CIVILIZADA CON ALTO GRADO DE JUSTICIA SOCIAL.
Sr. PRESIDENTE ES EL MOMENTO DE INMORTALIZARCE PARA HACER PARTE DEL LIBRO SAGRADO DE LA HISTORIA DE ESTE PAIS.

YA CAYERON LOS GRANDES JEFE

YA CAYERON LOS GRANDES JEFE DE LA FAR,Y JUNTO CON ELLOS SUS MITOS Y LEYENDAS, LOS QUE QUEDAN SABEN QUE SE ABRAZARON A UN IMPOSIBLE: TOMARSE AL PAÍS POR LAS ARMAS; POR LO TANTO, LOS QUE HAN DE SUCEDERLES, COMO TIENEN MENOS CUENTAS PENDIENTE CON LA JUSTICIA, LES QUEDA MÁS FÁCIL NEGOCIAR CON EL GOBIERNO.AHORA ESTAMOS MÁS CERCA QUE AYER DE CONSEGUIR LA PAZ.