Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El debate de la sombra

En Cartagena sigue candente el debate de la arborización y la sombra, disparado por la muerte de Palmas Reales en el Camellón de los Mártires, y de otras especies vegetales en la Vía Perimetral.

A medida que opinan distintas personas, se aclara que se necesita un procedimiento –o un manual a prueba de tontos- antes de volver a hacer un contrato de arborización en cualquier lugar. Este debería cumplir con unos cuantos requisitos que parecen bastante obvios, pero que no son obligatorios en ninguna arborización o “vegetalización” (así le dicen ahora a la siembra de plantas…) que conozcamos.
Una carta al Buzón, del señor Celedonio Piñeres P., anotaba que los fracasos repetitivos en la arborización local se deben, entre otras cosas, a que no se hace un estudio del suelo que se sembrará, para determinar cuáles plantas y árboles tendrán éxito allí. Piñeres recomendaba los árboles de zaragoza para el Camellón de Los Mártires, anotando que resisten la salinidad, la sequía, no tienen raíces dañinas para el pavimento ni las baldosas del Camellón, y dan sombra.
Aunque seguramente Piñeres tiene razón, el “manual” que debería elaborarse debería hacer obligatorias algunas cosas anteriores a un estudio de suelo, y otras posteriores.
Sospechamos que muchos de los fracasos de la arborización urbana se deben a que no se ha explorado si el árbol podrá siquiera utilizar el suelo, ya que los agujeros que se hacen para sembrarlos no son suficientemente profundos para descartar que haya placas antiguas de pavimento debajo, o rellenos con zahorra afirmada. Si los hay, los árboles no tendrán donde enraizarse y todos morirán.
Después de ese primer paso obvio, que es saber que los árboles no se sembrarán sobre materiales impenetrables para las raíces, deberían venir el análisis de suelo y la selección de las especies. Sabiendo lo anterior, ya se puede pensar en hacer una licitación pública.
Pero nuestro manual también debería obligar a que esté garantizado el mantenimiento de las áreas verdes que se sembrarán. El Distrito tiene que presupuestar no sólo la compra del material verde y su siembra, sino su riego, fertilización, poda y cuidado general. Es inaudito que se vuelva a sembrar una sola hoja sin saber quién la atenderá, bien sea una empresa privada o el Distrito.
Es una vergüenza que muchas de las áreas verdes públicas parezcan desiertos, mientras que las privadas se asemejan a un oasis, como sucede con las plantas de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena, las del separador de Crespo en la avenida Santander mantenidas por Acuacar, entre otras zonas que han sido adoptadas por empresas o ciudadanos durante la administración de Pinedo Flórez.
Se necesita hacer el manual –y divulgarlo- para corregir los errores en la arborización de Cartagena, y sobre todo, para asegurarse de que no se repitan jamás, ni vuelva la improvisación y falta de compromiso con las zonas verdes y la sombra para la ciudadanía.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Vaya esta es otra platica que

Vaya esta es otra platica que se espuma como el humoooooooooooooooooooooooooo

Ayer estuve en el centro y

Ayer estuve en el centro y precisamente vi el camellón de los mártires en toda su desgracia. Está hermosamente presentado para las fotos de los que llegan a visitar a Cartagena, pero no hay un sitio donde pueda sentarse a admirar su belleza, ya que las bancas de mármol están más calientes que vieja sin leña. Las palmeras no se han secado completamente, pero van en esa dirección, las hojas tienen las puntas secas como si fuera por acción del viento. Que bueno sería si en vez de hermosas palmeras que no producen sombra sembraran árboles que la produzcan. No se cual pero que de sombra. Recuerden que “la gracia del peo es que hieda”

en este sitio lo mejor es

en este sitio lo mejor es arboles de mangos, producen oxigeno , nos dan sombra para aumentar la pereza, frutos para mitigar el hambre, y se adaptan al terreno fácil.

en cartagena las personas

en cartagena las personas encargadas en la arborizacion de la ciudad deben sembrar arboles frutales y al frente de tu casa arboles frutales que cuando la gente se acostumbran no les tiran piedras, es cuestión de educar, al frente de nuestra casa tenemos

Mucha culpa del despilfarro

Mucha culpa del despilfarro de dineros públicos en sembrado de árboles y plantas la tienen los Contralores, Personeros Distritales y EPA por hacerse los ciegos y sordos porque no asumieron la defensa de estos dineros invertidos. Otro descuido es con los árboles o plantas sembradas en compensación por daño a otros porque ya pasan a ser públicos.
Presuntamente hubo en Cartagena la cultura política de pagar clientelismo con sembrados de los mismos durante mucho tiempo. Hubo mucho negocio cuestionable con palmeras que sembraban casi muertas.- Pero ya no se puede. Hay veeduría de EL UNIVERSAL, personas y ONG.
La Contraloría, la Personería Distrital, EPA Cartagena y demás entes competentes tienen el deber de defender los dineros públicos invertidos, las compensaciones y sancionar de manera drástica a las personas o empresas que todavía consideran que pueden hacerse ricos sembrando árboles y plantas y dejarlas morir para ganarse otro contrato a corto plazo. Y hasta cárcel si lo amerita.

Lo que se necesitan son

Lo que se necesitan son buenos ingenieros ambientales que realmente sepan lo que están haciendo.
Buen campesino desplazado sin empleo que si saben de siembra, a ellos son a los que deben poner al frente de estas entidades.