Indicadores económicos
2017-03-30

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El desorden de las playas

El Distrito y el sector privado turístico traen expertos nacionales e internacionales para estudiar las playas de Cartagena y proponer soluciones a sus problemas.

Nuestras playas son de mala calidad con respecto a las demás del Caribe, de arenas blancas y aguas cristalinas. Salvo Playa Blanca, en Barú, la ciudad no compite con ningún destino caribeño de sol y playa. Si encima se encarama el acoso inagotable de los vendedores informales, la ciudad seguirá condenada al turismo de olla, que la ensucia, perjudica, y no fomenta empleo de calidad.
La queja mayor de los usuarios de las playas y del sector turístico, locales, nacionales y extranjeros, es precisamente el acoso de los vendedores ambulantes. Su característica es el inmediatismo. Por la pobreza, inexistencia de empleo formal y sobre todo, por la falta de autoridad, las playas –en la práctica- ya las privatizaron los informales.
Apenas se habla de reglamentarlas mediante concesiones, sus opositores gritan “privatización”, la palabra clave para estigmatizar su ordenamiento. Otros dicen que se deben ordenar, pero por el Estado y no por el sector privado. La concesión es un camino intermedio eficiente, bajo la vigilancia estatal. Quien abuse de una concesión, debería perderla.
Las concesiones no son ideales, pero sí útiles. ¡Las hay hasta en Cuba! Hasta hace poco aquí las gestionaban en silencio, como en un submarino. Sólo emergía el periscopio para disparar el torpedo abusivo del otorgamiento a espaldas de la comunidad, y últimamente, hasta de fiscales abusivos. Eso cambió gracias a la actitud positiva de la Capitanía y de DIMAR.
Las concesiones sin control, como algunas en la muralla, bloquean el paso a los transeúntes; ponen los objetos que deseen, no acordes con el entorno, donde quieran; le suben el volumen a la música hasta donde les parezca; y no les pasa nada. Reina la impunidad. Así no sirven las concesiones.
Cuando se increpa a algunos favorecidos con concesiones, asumen una posición de amo a peón, porque “en el exterior es así”, y terminan dictando cátedra, y pasándose la ley por la faja. Cartagena no necesita concesionarios prepotentes, de aquí ni de fuera.
Es indispensable que sea obligatorio conocer a los empresarios de carne y hueso tras las personerías jurídicas que aspiran a concesiones, y que se les lea la cartilla de sus obligaciones minuciosamente para que no quepa la discrecionalidad, protegiendo así a la población.
La vecindad de Castillogrande, por ejemplo, ya sufre por la degradación a través del mal uso de sus playas, convertidas en muladar los fines de semana, y ahora se le quiere imponer una concesión a cómo dé lugar y en contra de su voluntad, a pesar de que el POT la hace imposible allí. Sus promotores –no conocidos hasta ahora- hablan a través de su abogado, quien asegura tener el apoyo del barrio, pero a este periódico sólo llegan quejas.
La Alcaldesa debería imponer ya reglas de juego claras, mediante concesiones u otro mecanismo idóneo. El desorden en las playas no debería continuar, ni porque falten concesiones, ni mucho menos porque donde llegara a haberlas, se les permita abusar de la comunidad.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

SE NOS ACABARON LOS DIAS DE

SE NOS ACABARON LOS DIAS DE PLAYA EN FAMILIA Y CON AMIGOS....

Usted podria explicarme eso

Usted podria explicarme eso de que "Eso cambió gracias a la actitud positiva de la Capitanía y de DIMAR."?? Cual es el cambio sustancial por parte de esta entidad para que el conocimiento oportuno del tramite de concesion se dé? La DIMAR una vez promulgada la Ley de Distritos salio del escenario protagonico de la adminsitración del recurso que aún con esta ley, esta bajo su cuidado.

Las concesiones submarino de

Las concesiones submarino de las que habla el "Editorialista" son las de las Américas y Corplaya? estas pateando la lonchera , el desorden se acabara cuando los políticos corruptos, mal informados y entregados a sus patrocinadores saquen sus garras de las playas y vuelva a ser potestad única y exclusiva de una entidad técnica y regida por principios militares como la DIMAR , que cometerá sus errores, pero no es una olla podrida como Planeación, ojala tuviéramos mas fiscales y jueces "Abusivos" como usted los llama para que ponga a estos "Funcionarios Públicos" donde merecen , LA CARCEL , debería modificarse la LEY 768 DE 2002.

....igual que muchas cosas

....igual que muchas cosas que se plantean en la columna editorial, este de las playas es un problema ESPACIAL, antes que juridico; siendo así, lo juridico tan solo es un marco de referencia insoslayable para la resolución del problema y no el meollo del problema. Si asi no fuere, entonces la resolucion del problema se materializaria como una sumatoria de conseciones o parcelaciones o colcha de retazos, sin una plan de desarrollo estructurante y planificado que es precisamente el modelo de desarrollo urbano no deseable. Por mandato constitucional quien debe ORDENAR EL ESPACIO es la administracion distrital y no los particulares; estos se deben enfocar a finaciar o ejecutar la forma que la administracion publica le da a ese orden.

Bien lo dice el

Bien lo dice el editorialista, Cartagena no compite en turismo por sus playas, eso es cierto, el turismo de esta ciudad lo representa su historia y la arquitectura de su centro histórico, es allí a donde realmente se debe apuntar. Las playas, lamentablemente son el único espacio de recreación pública que tienen los habitantes de Cartagena, por lo que un tema de concesión es delicado, eso le restringiria su uso a poblaciones de escasos recursos

y mas del 70% de la población

y mas del 70% de la población de Cartagena es de escasos recursos, asi que lo que se debe fomentar es cultura ciudadana, cariño por la ciudad, educación ambiental. Será que le queda muy grande al gobierno local hacer esto?

de forma acertada se crea una

de forma acertada se crea una ley en 1984 con el fin de regular estas famosas concesiones, es decir esto no es nuevo.la pregunta es a nivel internacional cartagena como ciudad de destino turistico es solo murallas?... OJO, hasta no conocer este proyecto para mi era una locura...por que no darle la oportunidad?. las playas en sentido estricto en todo el territorio colombiano son playas, lo cual quiere decir; estas pretendidas son igual a las de mar bella, boquilla entre otras...pienso, las playas en familia pueden ser mas gratas, ya que si podriamos descansar y pagar por lo que uno pida. no por lo que a tono grosco, te quieran meter por los ojos en fin ellos o otros lo haran...