Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El drama largo del Medio Oriente

El conflicto israelí-palestino es uno de los más complejos del último siglo, y en él se conjugan elementos diversos: desde la disputa territorial entre dos pueblos, hasta la intromisión de grandes potencias, pasando por la implicación bélica de países vecinos y la mezcla de ideologías y religiones.

A finales del siglo XIX, el movimiento sionista de Thedor Herzl impulsó una entidad estatal para los judíos dispersos por el mundo, es decir, un Estado judío, en la tierra que Dios les había prometido, y propició la inmigración de judíos europeos al territorio de Palestina, entonces bajo la administración otomana.

La inmigración creció bajo el Mandato Británico entre 1920 y 1948, y mientras otras regiones otomanas lograron su independencia, Palestina siguió bajo control colonial y la población judía fue aumentando sus propiedades, creando instituciones propias y alentando prácticas discriminatorias contra los árabes, lo que desencadenó oleadas de violencia, hasta 1947, cuando la ONU emitió la Resolución 181, decretando la partición del territorio en dos Estados: uno palestino y otro judío.

Se proclamó el Estado judío en 1948, y de inmediato los palestinos y países árabes vecinos la emprendieron contra Israel. Desde entonces ha sido imposible la paz entre los dos pueblos, y los palestinos no han podido fundar su Estado, perdiendo parte del territorio asignado por la ONU.

En la segunda mitad del siglo XX y lo que va del XXI la confrontación sigue por la intransigencia de israelíes y palestinos, la intromisión de los países árabes y el terrorismo fundamentalista islámico, que utiliza la causa palestina como pretexto.

Estados Unidos advirtió que podría usar el veto para evitar una decisión, porque, como la calificó el presidente Obama, la petición de los palestinos es “un atajo ilusorio” que, según él, no acabará con un conflicto de tantos años, pero el veto deterioraría más su imagen en el Medio Oriente.

Es irónico que el presidente de la mayor potencia mundial asegurara en la Asamblea General del organismo que la paz “no vendrá de declaraciones y de resoluciones de la ONU”.

Como el conflicto es la clave principal de la inestabilidad en la región, el llamado Cuarteto para Medio Oriente (Estados Unidos, Unión Europea, ONU y Rusia) buscan otro camino: convencer a israelíes y palestinos a regresar a las negociaciones de paz, congeladas hace un año, y que alcancen un acuerdo definitivo a fines de 2012.

Pero los palestinos anunciaron que en caso de fracasar en el Consejo, buscarían el voto directo en la Asamblea General, donde tienen una mayoría que podría aceptarlos como “Estado observador no miembro”, lo que también sería un triunfo.

De manera simultánea con el conflicto diplomático, persiste el conflicto bélico en Palestina e Israel, sólo que este último deja decenas de muertos a diario.


Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

...y la religion -o dimension

...y la religion -o dimension metafisica materializada a traves de un templo- subyace en todo. Ciertamente ese no es un conflicto de los últimos siglos.