Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El espectro de las inundaciones

Quien vivió el invierno de 2010 estará de acuerdo en que Colombia es un país distinto, porque la realidad que dábamos los colombianos como un hecho cambió drásticamente.

Por ejemplo, el terraplén sobre el cual está construida la Troncal de Occidente entre Corralito, donde comienza el humedal en jurisdicción de Arjona, y Sincerín, al otro lado del Dique y donde empieza la “tierra firme” de aquella orilla, lo creíamos sólido y permanente, y no cuestionábamos que de un año para otro, la creciente le pudiera pasar por encima durante varias semanas, como en 2010.

Es apenas un ejemplo obvio para resaltar que las pocas conquistas de infraestructura que creíamos haber logrado en el país, son deleznables ante la furia del agua. En muchas de las obras que creíamos permanentes, comenzaremos casi de cero.

Nuestros ríos inundaron lo inundable, se volaron los jarillones, bancas y terraplenes, hubo aludes en la Colombia andina y en la costera, en fin, pasó lo impensable. Aún hay muchas carreteras parcialmente bloqueadas, ya arrancó el invierno de 2011 y ya hay inundaciones severas en muchos de los mismos lugares, al igual que nuevos derrumbes e interrupciones en las vías.

Al terminar el invierno de 2010, el Gobierno anunció su intervención inmediata para reparar los daños y proveyó fondos, pero hasta el gobernador del Atlántico, quien se dedicó a los puntos críticos de su Departamento, especialmente el boquete que el Dique hizo en Santa Lucía, y cuya actividad desenfrenada vieron todos los colombianos por la televisión, fue criticado por no hacer más.

En el foro acerca de la autonomía de la Región Caribe, organizado por El Heraldo hace algunos días en Barranquilla, Armando Benedetti, presidente del Senado, dijo que en los zapatos de Verano, hubiera preferido invertir la plata de la emergencia e ir a la cárcel, que estar libre sin reparar los daños por miedo a violar el procedimiento legal y quedar “empapelado”.

En Cartagena, como hemos dicho antes, no hubo todos los desastres que pudo haber, y sin embargo, se inundaron barrios enteros de manera repetida, y hasta el sector industrial de Mamonal quedó bajo agua. Aunque parecía mentira, navegaban canoas y otras embarcaciones sobre algunas partes de la propia calzada entre Cartagena y Mamonal.   

Ante esa nueva realidad indiscutible, cuyas escenas trágicas y dolorosas se repetían todos los días en todos los noticieros de todos los canales de TV del país, y ya se repiten este año, y a pesar de las advertencias del Ideam y del Gobierno acerca de la severidad pronosticada para el invierno que comenzó, ¿por qué hay tanta indolencia en algunos sectores? ¿Por qué de nuevo hay canales urbanos atiborrados de basuras lanzadas allí por los propios vecinos, víctimas de las inundaciones pasadas y las por venir?

La toma de conciencia de los deberes colectivos –como no arrojar basuras a la calle y canales-, tiene que ser un propósito de cualquier gobierno, pero también deberían existir sanciones para los ciudadanos irresponsables que siguen jugando con la seguridad de miles de personas, incluida la propia.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

La naturaleza hace lo suyo

La naturaleza hace lo suyo y nosotros las barbaries