Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El foro Caribe en Barranquilla

En la región hay al menos dos posiciones: la que encarna Eduardo Verano, gobernador del Atlántico y uno de los gestores principales de la inclusión de la autonomía en la Constitución del 91, quien propone una entidad formal que “gobernaría” a los departamentos del Caribe, representados en ella.

Esta concepción –dicen sus críticos- implicaría una burocracia adicional a la de los departamentos, ya frondosa e ineficiente, que se gastaría mucho más dinero. Verano ripostó que la nómina de la Presidencia en las regiones ya es mayor a cualquiera que se podría crear y preguntó por qué esa burocracia centralista es buena, y una regional sería mala.

La otra concepción, aparentemente tan importante como la que proponen Verano y sus seguidores, rechaza la organización de un ente regional supradepartamental, pero propone planes estratégicos regionales y también reclama mucha más autonomía para decidir qué se hará en la Costa con el presupuesto que le corresponde, que debido a la modificación de la distribución de las regalías y al fondo de compensación regional, sería el mayor de la historia de la región, y seguiría creciendo.

El presidente Santos, quien también se opone al concepto de Eduardo Verano, propuso un híbrido que según sus críticos, no está contemplado en la Constitución, mediante el cual la región no tendría un poder decisorio como el que ya le otorga la Carta Magna.

En el foro de El Heraldo se abordó por primera vez la necesidad inaplazable de intentar afianzar la probidad en la región, ya que una de las falencias de cualquier proyecto de autonomía es la corrupción rampante del país, fenómeno que también se da por doquier en la Costa Caribe.

Quizá una de las claves principales de cualquier consenso regional con respecto a la autonomía es la confianza, que falta no solo por la corrupción acendrada en la política regional y en algunas actividades privadas, sino también por los celos y suspicacias entre las regiones, y de las ciudades más pequeñas hacia las más grandes.

Es evidente que Barranquilla, con muchos méritos para serlo, aspiraría a ser la capital oficial del Caribe colombiano, pero tendría que convencer al resto de la región de que su estilo de centralismo sería mucho más benigno que el de los funcionarios omnipotentes de Bogotá.

La confianza también tiene que incluir al Gobierno Nacional, al que se le nota el resquemor de que la autonomía en la Costa Caribe se le salga de las manos.

El foro de El Heraldo, con una organización impecable y amable, dio un paso muy importante de muchos que faltan para lograr la confianza regional, que tiene que incluir a San Andrés Islas, tanto o más caribe que cualquiera e igual de colombiano.

No hay duda de que toda la región Caribe quiere mucha más autonomía, pero queda un reto principal, especialmente para los medios regionales: trasladar al pueblo caribe la discusión de su propia autonomía. 

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

sIN RENOVACIÓN POLÍTICA, SIN

sIN RENOVACIÓN POLÍTICA, SIN ELIMINAR PARAMILITARES, (BANDAS CRIMINALES), COMPRA Y VENTA DE VOTOS Y ESA PARTE PERVERSA DEL 'SER cARIBE', LO DE REGIÓN NO PASARÁ DE FANTASÍA.