Indicadores económicos
2017-07-21

Dólar (TRM)
$3.010,00
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.471,43
UVR, Ayer
$251,52
UVR, Hoy
$251,53
Petróleo
US$47,12

Estado del tiempo
2017-07-20

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 14:08

Marea max.: 30 cms.

Hora: 22:02

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El otro tráfico de especies

Ayer publicamos en El Universal que la Policía intensificaría el control sobre el tráfico de especies silvestres, sobre todo por la tradición de los habitantes de la Costa Caribe de comer hicoteas en Semana Santa.

El tráfico de especies tiene alguna publicidad en esta época, aunque el de Semana Santa es quizá mucho menos dañino que el del resto del año, y que incluye peces exóticos vivos, aves llamativas de nuestras selvas, distintas clases de micos, entre otras especies apetecidas como mascotas en otros países.

En la Costa Caribe, comer huevos de iguana es una tradición que empieza con el verano, justo antes de que desoven. La práctica es brutal: se capturan las iguanas a pedradas lanzadas con hondas (“caucheras” en el interior) y una vez caen atontadas, comenzará su calvario.

A las iguanas les rajan el vientre y les sacan los huevos, obviamente sin anestesia. Luego de hervidos en agua de sal, cada huevo será amarrado por la mitad y unido a muchos otros en unas sartas de distintas longitudes. La iguana será liberada para morir a las pocas horas, destrozada por dentro.

A las icoteas se las captura en los humedales casi secos, que eran normales de la época antes de La Niña, mediante el llamado “tuntuneo”, que consiste en ir lanceando el fondo de las ciénagas con un palo armado con un clavo en la punta, hasta que el sonido seco del caparazón delata al animal, que será echado en un saco. Las icoteas serán guisadas en coco y comidas durante los días santos.

Antes de que hubiese sobrepoblación ni deforestación, ni un mercado urbano masivo entre los desarraigados rurales de los barrios marginales, ninguna de las dos prácticas amenazaba la supervivencia de estas especies, contrario a lo que ocurre hoy, cuando más que una delicadeza de la temporada, suplen el déficit rural y urbano de comida.

El control del tráfico de especies en Semana Santa se limita a las carreteras, lo que de todos modos es un control importante, y de no hacerse, el saqueo del recurso sería mucho peor. Será muy difícil convencer a una gente llena de necesidades y con hambre de que abandonen estas prácticas, parte importante de la cultura ancestral del Caribe colombiano.

Es irónico oír hablar a la gente “educada” de las ciudades, del “salvajismo” de quienes cazan iguanas, icoteas, conejos, venados, armadillos, guartinajas y otras especies silvestres para comer, sin caer en cuenta de que en las cocinas privadas y restaurantes más sofisticados de Cartagena y del país hay un tráfico de especies mucho más censurable porque sus practicantes son gente “bien”: las langostas juveniles.

La Policía también haría bien en visitar las proveedurías de las Islas del Rosario, y las pescaderías y restaurantes de la ciudad, regla en mano, a ver si las “colitas de langosta” anunciadas en la lista de productos y en el menú tienen la longitud mínima prevista por la ley.

Esta depredación, distinta a la de iguanas e icoteas, ocurre todo el año, amenaza la especie, y nadie se da golpes de pecho por ella.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Aprobado el contenido del

Aprobado el contenido del editorial. Siempre he preguntado el por qué los funcionarios competentes para proteger ambiente, ecología y naturaleza no ejercen sus funciones en la depredación de la langosta en “colitas de langosta” en los restaurantes turísticos y no turísticos. ¿Tienen ellos licencia para devastar la naturaleza? O ¿ No rigen las normas a partir de un nivel de estrato?
La superpoblación arrasó las iguanas y las hicoteas pero también el consumo de clases más altas arrasa las langostas.
La depredación en el mar es grande porque a orillas del mar no se puede comer peces de mar. ¡¡Que ironía!! Debieran ser la base de la alimentación de la población caribe

fueron famosos los nativos

fueron famosos los nativos pescadores con dinamita, hasta que acabaron con la pesca (y su futuro)con la que se sostenia la poblacion, posiblemente este sea uno de los puntos que responda a su pregunta. Ya no satisfechos con pescar para comer, fue necesario recurrir a la dinamita para pescar x vender, comprar ron y asi cerrar el circulo vicioso de la miseria. Es posible que no sepa Ud. que cientos de ayudas foraneas, han fracazado por la falta de honestidad y seriedad de los nativos pescadores, los motores y demas elementos de pesca, han terminado arruinados, robados, desvalijados, etc por ellos mismos

(...por su naturaleza, es un

(...por su naturaleza, es un tema de multiples perspectivas...)
PDT: si por definicion "cultura" es el resultado formal de la interaccion ke hacne los humanos con su 1/2 ambiente (v. gr., las formas gastronomicas y de hecho, en verano habia ke comer era eso: justamente lo ke para esa epoca provee la madre natura), entonces para los casos ke se describen, en tratandose de fuentes valiosas de proteina, la politica y legislacion correcta deibsse estar encaminada no a vedar; en lugar de ello debe propender por fomentar conocimientos y tecnologias ke puedan permitir explotaciones sustentables del recurso. Tal como se logro con la piel y carne de otros reptiles; y en caso de la langosta ¿acaso no comemos pollos de 45 dias y cochinillos ahumados?. No siendo proteina, si no un recurso de construcci{on, igual debiese suceder con el mangle.

Señor editorialista me parece

Señor editorialista me parece excelente su comentario, pero tambien quiero recordar sin restar importancia a su denuncia, que hay un comercio mucho más denigrante y atroz que es el de nuestros niños y niñas para satisfacer las depravaciones sexuales de turistas propios y extranjeros, que Dios guarde esa "especie" que es nuestra niñez y nuestro futuro.

Y porque carrrajo no se fijan

Y porque carrrajo no se fijan en la extinción que producen las fumigaciones con glisfosfato y que prácticamente an acabado con la fauna, hoy en día quieren echarle la culpa al consumidor, eso es mentira ya que estos animales ( icoteas) solo se consumen en semana santa. lo mismo esta pasando con los ríos que están contaminados y buena parte de los peces an desaparecidos ¿ sera culpa del consumidor? culpa de estos políticos H P. que no defienden el país.

... y cuenteme señor, quien

... y cuenteme señor, quien elige a estos politicos ¿

tu

tu

Estas campañas y controles

Estas campañas y controles contra el consumo de hicoteas y huevos de iguanas, siempre los hizo CARDIQUE con excelencia, lo mismo que la preparación permanente que daba a la policía Nacional para cumplir estas laborales ambientales y ecológicas, y aun se siente su labor