Indicadores económicos
2017-08-20

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-21

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-08-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El público, único control legítimo de la prensa

El escándalo de las chuzadas telefónicas realizadas por el periódico News of the World en Inglaterra demuestra que es la sociedad y no los gobiernos, la que mejor puede poner freno a los abusos de los medios de comunicación, cuando van más allá de su responsabilidad informativa y violan las leyes.

Andy Coulson, redactor jefe del News of the World, el principal semanario sensacionalista del grupo mediático de Rupert Murdoch, entre 2003 y 2007, y quien tiene sobre las cuerdas al primer ministro británico porque trabajó después en su campaña, es el vivo ejemplo de las más aberrantes prácticas del periodismo en aras de capturar la audiencia: autorizó a sus reporteros a interceptar buzones de teléfonos móviles y realizar seguimientos acosadores a personalidades públicas inglesas y entregó dinero a policías para obtener informaciones.

Pero lo que verdaderamente llenó de asco a los ingleses fue la intervención de los teléfonos móviles de una niña asesinada, cuyos mensajes de texto fueron publicados, y de familiares de soldados muertos en Irak, revelada por la investigación de las autoridades.

El semanario inglés tenía una circulación muy alta y sostenida, hasta cuando el público supo que se utilizaban procedimientos ilegales e inmorales para obtener la información polémica que publicaba.

De inmediato, no sólo se resintieron las ventas, sino que la propia comunidad presionó para que las investigaciones criminales llegaran al fondo del asunto, a tal punto que ya han sido descubiertos los agentes de Scotland Yard que se prestaban a las intercepciones.

Por supuesto, el escándalo se extendió a las propias instancias gubernamentales y el primer ministro David Cameron está en el ojo del huracán por contratar a quien aparentemente fue por muchos años el cerebro de la violación del derecho a la intimidad y la vida privada de miles de ingleses.

Pero esta presión pública tuvo realmente éxito, gracias a una comisión formada por los propios periodistas para su autorregulación, llamada Press Complaits Comisión, que se ocupa de investigar las quejas de la gente, buscar soluciones y hacer recomendaciones al respecto, y que en el caso del News of the World, recogió indicios de las prácticas ilegales y las comunicó a las autoridades, que de esta manera encontró el hilo conductor de las practicas delictivas y procedió en consecuencia.

Ahora, por supuesto, les corresponde a los tribunales enjuiciar y castigar a los responsables según las normas británicas de procedimiento penal, y al Parlamento investigar las posibles omisiones o comportamientos poco éticos del gobierno.

La moraleja de esta escandalosa fábula de la vida real es que una democracia auténtica debe tener una prensa libre, pero responsable; que los gobiernos o parlamentos no deben controlar la actividad periodística; y que el público mismo, apoyados por organizaciones de autorregulación, es el encargado de frenar los abusos de la prensa.

Además de contar con un sistema judicial eficiente, por supuesto.

 

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese