Indicadores económicos
2017-12-16

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-16

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.7 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0 - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Grandes: hamaca y Festival

El Festival de la Hamaca Grande de 2010 honró al compositor, acordeonista y cantante sucreño Alfredo Gutiérrez, un artista integral y genio musical como pocos, quien ha sido tres veces Rey Vallenato en Valledupar.

La Hamaca Grande, por supuesto, no tiene categoría de vallenatos, y su plato principal con todos los instrumentos, incluido el acordeón, es la música sabanera, tocada también por bandas. La décima, Libre y a “Pie Forzado”, participa en el evento.
Los ritmos musicales que concursaron fueron el Paseo Sabanero, Merengue Sabanero, Cumbia, Porro, Pasebol, Puya, Porro Palitiao, Porro Tapao y el Fandango. Es decir, la música del Bolívar Grande, del que Cartagena fue capital, por lo que es la casa matriz natural para un evento de esa naturaleza, que recupera y reúne en un solo lugar sus ritmos fundacionales, sin que eso quiera decir renunciar a ningún otro tipo de música.
Cartagena es caribe, por supuesto, pero la música moderna de esa cuenca –especialmente de Jamaica con el reggae- no irrumpe en la ciudad hasta el Festival de Música del Caribe, organizado por Paco de Onís y otros en 1980, el que duró hasta 1996, languideciendo en sus últimos años por falta de apoyo. Después de la música del Gran Caribe llegan los ritmos africanos, quizá estimulados por el evento de música caribeña, enriqueciendo a la ciudad con la Champeta.
El Festival de la Hamaca Grande es una gran oportunidad para mostrar la riqueza de la música de acordeón de las viejas Sabanas de Bolívar (que incluía a los departamentos de Sucre y Córdoba), sobre todo porque buena parte del país cree que cualquier ritmo tocado con acordeón es automáticamente un vallenato.
Este sesgo se debe al éxito envidiable del Festival de la Leyenda Vallenata, que congrega en Valledupar a medio país todos los años. Es un suceso musical, mediático y de mercadeo, como ningún otro del país.
El nombre del evento en Cartagena fue bien escogido, pues la Hamaca Grande es una composición de Adolfo Pacheco, escrita para concursar en el Festival de la Leyenda Vallenata, luego de los desaires cometidos allá contra el acordeonista y autor Andrés Landero, paisano sanjacintero e intérprete de muchas de las canciones de Pacheco. A pesar de tener todos los méritos, nunca ganó la corona de Rey Vallenato. Eran otros tiempos, cuando ese Festival era demasiado cerrado.
El Festival de la Hamaca Grande de este año fue un éxito notable, y merece el apoyo de toda la ciudad para que perdure como uno de los activos culturales más importantes de Cartagena, Bolívar y del Caribe colombiano. Deben adoptarlo el sector privado y el sector público, y debería crearse un ente que lo maneje e impulse hacia adelante con los intereses de la ciudad y de la región en mente, y nada más.
La Hamaca Grande debería arraigarse aquí y en el país de la misma manera que lo hizo el Festival de la Leyenda Vallenata en Valledupar, para que más y más gente pueda conocer la riqueza musical de esta parte de la Región Caribe.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

oiga, de acuerdo con el

oiga, de acuerdo con el profesor quintero, la musica de la sabana no es la nuestra!!! a quien nos parecemos mas? a los sincelejanos o a los cubanos, dominicos, etc? a quien? ahora que debemos apoyar, eso es otra cosa, pero aqui le gusta a la gente el bolero, el son, la salsa, el merengue y los jibaros. no hablo de champeta porque eso es nuevo. chao.