Indicadores económicos
2017-10-17

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-17

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 03:18

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Hombres que no deberían morir

Hombres como Ernesto Sábato no deberían morir nunca. Ni siquiera deberían envejecer. Simplemente, deberían permanecer en una edad sin tiempo, sentados eternamente escribiendo para la humanidad sobre el amor, la esperanza y la solidaridad.



Pero la vida es así, y la inmortalidad sólo se logra cuando nos ocupamos de revelar al mundo algunas intuiciones que descubrimos en la lucidez del sueño y que sabemos ayudarán a que la vida sea menos agobiante.

Como muchos otros escritores y artistas, Ernesto Sábato ya tiene asegurada la inmortalidad, aunque sólo fuera por ese torrente creativo que es el “Informe sobre ciegos” de su novela “Sobre héroes y tumbas”.

Pero hizo mucho más por la humanidad, escribió incansablemente, con la terquedad de quien intenta enseñar a los que no tienen el menor deseo de aprender.

Al morir poco tiempo antes de cumplir los 100 años, Sábato nos deja un conjunto de clamores sobre la felicidad del hombre, que abarcan desde las congojas del amor incomprendido y misterioso hasta los paradigmas más grandes alrededor de la vida y de la muerte, y que nos pueden servir de orientación en esta época sin compromisos.

Además de excelente escritor, Sábato era una conciencia indoblegable que defendió hasta el último momento los valores fundamentales del hombre: la libertad, la solidaridad, el trabajo creativo y el crecimiento espiritual.

Estudió Física Pura en la Universidad de la Plata, en Buenos Aires, y mientras trabajaba en el Laboratorio Curie en Francia, en proyectos sobre radiaciones atómicas, conoció a los surrealistas y descubrió que la poesía y la literatura en general eran otra manera de entender el mundo, más instintiva que la ciencia, pero igual de eficaz.

A veces, una frase certeramente redactada resulta más aleccionadora que una teoría científica. Por ejemplo, la neurobióloga Louann Brizendine explica en su libro “El cerebro femenino” la tendencia de las mujeres a ser ordenadas y hogareñas, diciendo que la mayor parte del tiempo la hormona cortisol bloquea la acción de la oxitocina en su cerebro, elevando sus niveles de estrés. Sábato, en cambio, lo explicó así en “Uno y el universo”: “Habrá siempre un hombre tal que, aunque su casa se derrumbe, estará preocupado por el Universo. Habrá siempre una mujer tal que, aunque el Universo se derrumbe, estará preocupada por su hogar”.

Punzante, directo, a veces demasiado duro, Sábato fue intransigente contra los egoístas, los violentos y los infames. Contra la presión de muchos nostálgicos de la dictadura, hizo parte de la Comisión de la Verdad que intentaba saber el destino de muchos desaparecidos en Argentina y logró reconstruir parte de esa historia abominable.

Y en el libro “Antes del fin” nos deja una advertencia que debería hacernos buscar cómo sanar nuestros corazones: “Todo hace pensar que la Tierra va en camino de transformarse en un desierto superpoblado… Este paisaje fúnebre y desafortunado es obra de esa clase de gente que se habrá reído de los pobres diablos que desde hace tantos años lo veníamos advirtiendo, aduciendo que eran fábulas típicas de escritores, de poetas fantasiosos”.

Sábato murió, pero ya es inmortal, porque, fue valiente y arriesgado. Fue alguien, como dijo el poeta John Keats, que nunca “teme ir adonde le conducen voces desconocidas”.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Alguna vez dijo que le

Alguna vez dijo que le hubiera gustado ser eterno, es inmortal , desde antes de morir, paz en su tumba, uno de los escritores mas importantes de nuestra lengua