Indicadores económicos
2017-12-14

Dólar (TRM)
$3.015,41
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,60

Estado del tiempo
2017-12-14

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 17:17

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:18

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Informalidad, caos y crimen

Millones de colombianos, cientos de miles de cartageneros entre ellos, están exasperados con la inseguridad ciudadana, los atracos y las acciones de las bandas delincuenciales que azotan numerosos barrios.

Otros tantos se cansaron de ver a diario a irresponsables que manejan borrachos o que irrespetan todas las normas de tránsito, sembrando la muerte en todos lados.
Sin embargo, la frecuencia y gravedad de los asesinatos y de las muertes en accidentes de tránsito han ido construyendo en cada ciudadano una coraza de indiferencia, que en el fondo no es otra cosa que un mecanismo de defensa por creer que se hallan impotentes para cambiar la situación de inseguridad.
Lo que se percibe es cierta resignación a la cruda realidad del crimen, al aumento de los robos y atracos, y a la poca eficacia de la justicia para castigar a los delincuentes.
En Cartagena, esa conformidad con la muerte diaria a bala y con la peligrosa imprudencia de muchos conductores de servicio público y particulares se acrecienta por el espíritu de informalidad que se volvió tradición, y que despoja de seriedad y responsabilidad todas las actividades humanas.
Si un conductor que ha consumido es detenido por las autoridades, su principal argumento es que los policías que lo conminan están exagerando, que sólo son “unos traguitos” que “no hacen mal a nadie”. Igual pasa si lo multan por volarse un semáforo o realizar una maniobra de riesgo en la vía.
Algunos se estacionan en la mitad de una calle esperando que suba una persona o que le acomoden un paquete en el baúl, y los que vienen detrás en la fila de carros obstaculizados, cuando pitan para que circule, lo miran con odio y le reprochan que no tolere esta muestra de cínica irresponsabilidad.
La informalidad se muestra en todas partes, en la renuencia a pagar los impuestos, en la búsqueda de subterfugios para evitarse un trámite engorroso, en la demanda a los amigos o parientes que son funcionarios para que les den un trato privilegiado o los eximan de obligaciones.
Aunque se podría pensar que algunos actos de informalidad son inocuos, el problema es que poco a poco ese virus nefasto ataca todo lo que hacemos, o deberíamos hacer cada día, convirtiendo la ciudad en una selva caótica donde todos quieren sacar provecho a costa de los demás.
Finalmente, la informalidad nos vuelve desfachatados y cínicos ante el crimen, porque “si mataron a Fulano es porque estaba metido en algo raro”, una frase que tranquiliza nuestra conciencia y nos da entereza para seguir viviendo y para seguir diciendo que la siguiente víctima acribillada también “estaba metido en algo raro”, hasta cuando, no quiera Dios, un familiar o amigo cercana sea el blanco.
Otros, ante el crimen, traducen la informalidad en ajusticiamiento, y se les oye decir que “a esos criminales deberían matarlos”, avalando aunque sea en su cabeza y en su corazón, las soluciones de autoridad privada que pronto derivan en catástrofes sociales.
Derrotar la informalidad es posible, si empezamos erradicándola en aquellas situaciones que nos parecen inofensivas. Es cuestión de decidirnos a respetar las normas y a respetar a los demás, y de reprender a quien no lo haga. No importa que nos digan “sapos” ni que nos insulten.
Los grandes cambios empiezan transformando una pequeña parte en el interior de los seres humanos.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Magnifico editorial,"es la

Magnifico editorial,"es la verdad pelá".

Señor director,el problema es

Señor director,el problema es que aqui no hay ejercicio de autoridad.En el transito por ejemplo,el infractor sabe que encuentra amigos para negociar los compraendos o desmovilizaciones si llegan a ocurrir.
En la policia la descomposicion aqui no es un secreto y los golpes certeros que espera la seguridad de Cartagena no se daràn mientras no se haga una revisiòn al interior de la instituciòn.
La informalidad se combate con autoridad y empleo.Ni lo uno ni lo otro.

Yo estoy exasperado es de ver

Yo estoy exasperado es de ver que no hay oportunidades para los jóvenes para educarse y trabajar dignamente. No hablo de "aprender un oficio" para obtener un empleo de pago miserable, sino de una verdadera educación en valores, en conocimiento de lo social, de la economía, de la política. Esa educación que tanto evita el gobierno de esta década, poco interesado en que la mayoría piense cuànto vale a futuro programas como el de faimilias en mendigacción.

Nada de esto es nuevo;

Nada de esto es nuevo; solamnete ha cambiado la escala y las formas en virtud a la tecnologia. Lo único de novedad es que ahora tenemos Seguridad Democrática....(jejejejejeje)...que ha costado no se cuantos billones de pesos.

señor director lo escrito por

señor director lo escrito por usted es la pura verdad y muchos tenemos conocimiento que eso es lo que esta pasando, pero como la unión hace la fuerza todos somos parte del problema, quiero aportar humildemente una idea que usted a través del medio informativo invite a todo un numero de personas que estén dispuestas a cambiar el rumbo de la ciudad.y centrarnos por ejemplo en la india catalina y que todos los que esten dispuestos a trabajar civicamente por el mejoramiento de la ciudad 1 no permitir tirar basuras en el centro de esta, quien tire lo invitamos a recogerla.luego corregido este mal. la movilidad. el crimen etc de problema pero hay que crear el civismo.

LA UNION HACE LA FUERZA

LA UNION HACE LA FUERZA parece que se nos olvido manos a la obra. señor director usted tiene el balón, invite y veremos los resultados, los malos hijos de colombia no pueden tener residencia en cartagena

Cual era la tanta KK que

Cual era la tanta KK que hablaban los medios colombianos, en especial el Universal, sobre el esxito de gobierno de Uribe, si su gran bandera "La Seguridad Democratica" fue y es todo un fracaso. Hoy estamos a merced de la delincuencia, esa delicuencia que en sumo grado proviene de los hijos del Uribismo; el Paramilitarismo.

EXCESO DE

EXCESO DE POBLACION!!!!MUEJERES SIN CONTROL DE NATALIDAD, MUCHO DESPLAZADO!!!!ESO AGRAVA TODO EN LA CIUDAD!!!!Y MUCHA GENTE NO LA CONOCE!!!!

LOS MAFIOSOS QUE MANEJAN EL

LOS MAFIOSOS QUE MANEJAN EL PUERTO DE CARTAGENA SIGUEN PATROCINANDO EL REINADO Y LA CORRUPCION RAMPANTE: http://puertodecartagena.wordpress.com/sociedad-golpeada/