Indicadores económicos
2017-07-24

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-24

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 07:20

Marea max.: -3 cms.

Hora: 12:59

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-07-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8 -
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La fractura ganadera

La ganadería es una de las actividades productivas más importantes del país. Produce carne y leche para la población y es un empleador rural enorme. La mayoría de las ganaderías colombianas son familiares y pequeñas. Otra cosa es que se haya incrementado la concentración de la propiedad de la tierra en lugares diversos, algunos en ganadería y otros en agricultura.

El propio Fedegán promueve el incremento de la productividad ganadera mediante el silvopastoreo y al tiempo propone reducir la extensión de la tierra con ganado para que la agricultura crezca sin menguar los bosques y parques naturales, muchos saqueados por empresas mineras y madereras con licencias legales para asolar la tierra.

Pero la ganadería es una actividad fracturada. Como en el resto del país económico, hay mucha informalidad, difícil de remediar de un solo golpe. Algunas explotaciones de vanguardia están tecnificadas, con frecuencia a costos mayores de los que la propia tierra puede costear. En el mejor de los casos son explotaciones de ricos legítimos que ganan dinero en otros sectores y lo invierten en el campo, y en el peor, son dineros turbios.

En un mundo ideal, los ganaderos –especialmente el 80% que tiene menos de 50 cabezas-, se formalizarían y habría industrialización de lácteos y carne. La leche sería pasteurizada antes de llegar a los mercados y las fábricas de queso harían lo propio, evitando ambas las “e coli” de las heces que se cuelan a los baldes de los ordeños primitivos que predominan en el país; los mataderos serían modernos e impecables y estarían situados para abastecer de carne a todos los pueblos, en vez de tener un matadero infectado y miserable en cada pueblito, como ocurre en casi todo Colombia.

En este mundo ganadero ideal no se exportaría ganado en pie, sino que se sacrificaría en los frigoríficos del país para exportar la carne en canal, sin expoliar a los criadores con precios irrisorios. Así, se usarían las instalaciones y mano de obra nacionales para beneficiar el ganado (valor agregado), se transportaría sólo carne, sin cuero ni vísceras, y en algunos casos sin huesos, incrementando la eficiencia en todo sentido, especialmente en la economía del transporte, que no solo es más barato así, sino ambientalmente más sostenible al emplear menos combustible.

Pero en el mundo ganadero real y fracturado, los ganaderos de la Costa Caribe celebran que ayer el ministro de Agricultura anunciara el fin de la restricción a la exportación de machos en pie, situación que aliviará a muchos no solo por los ingresos que obtendrán, sino porque podrán descargar unas tierras resentidas desde el invierno de 2010, y amenazadas por el de 2011, cuya última fase se anuncia dura.

Entre otras cosas, el decreto pretende que “la actividad ganadera colombiana pueda empezar a atender con flexibilidad mercados promisorios de carne como los que empiezan a abrirse a los países árabes”.

La suspensión de la restricción de exportar machos en pie, aunque temporal, es un triunfo para los ganaderos del Caribe, que dieron la pelea, y del ministro de Agricultura, que los escuchó.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese