Indicadores económicos
2017-11-23

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.828,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.504,40
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-23

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:23

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:26

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 0

La inseguridad que anda

La inseguridad es una enfermedad social que tiene que ser combatida, pero también atendida. No se puede abandonar la represión legítima para vencerla, pero erradicarla no se puede limitar a eso.

El gobierno de Santos dio pasos importantes para combatir las causas de la enfermedad, uno de los cuales es la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras, que devolverá al campesinado los terrenos que les arrebataron los violentos de derecha y de izquierda. Ambos atropellaron al campesinado, la espina dorsal de la producción de alimentos de cualquier país, y de su seguridad alimentaria.

No quiere decir lo anterior que el Gobierno esté en contra de los grandes cultivos, sino que no pueden hacerse a expensas del campesinado, ni que la tierra con que lo compensarán puede ser de segunda categoría.

El campo debería tener de todo y Colombia tiene diversidad para convertirse en una despensa nacional y mundial de comida. Sí el campo está seguro y ofrece empleos dignos, las ciudades también estarán seguras y se frenará la inmigración de campesinos a los barrios marginales, donde van a morir de hambre y de tristeza, y a veces, de plomo.

Cosa similar sucede dentro de las ciudades. Sin empleos suficientes y dignos, la juventud se dedicará a lo que le ponga comida en la boca, pero también a lo que le permita tener algunos bienes materiales. La gente no se dejará morir de hambre y buena parte optará por las actividades ilegales, de riesgo muy alto, pero rentables mientras sobrevivan.

Los barrios marginales de Cartagena están llenos de inseguridad para sus habitantes desde hace años, pero mientras la violencia se limitó a esos lugares, la ciudad pudiente no se daba por enterada. Ahora la violencia, sin cercas que la atajen, intenta tomarse poco a poco los barrios de estratos medios y altos en un proceso progresivo y palpable de deterioro, tal como advirtieron algunos columnistas de este periódico desde hace algunos años.

Ayer publicamos en El Universal algunos datos y voces acerca de los atracos que se multiplican en Bocagrande, y por supuesto que la Policía y autoridades tienen que implementar medidas mucho más efectivas que desplegar policías bachilleres, que espantan a ciertos rateritos, pero no a los bandidos curtidos, cuyo costo beneficio les es alto porque terminan operando con impunidad.

Los atracos a mano armada no se limitan a los barrios de Cartagena, sino que también se toman a lugares más lejanos como la ciénaga de Cholón, en Barú, donde los cacos borran con los pies lo que las autoridades turísticas hacen con las manos. Recientemente han atracado y golpeado a veleristas extranjeros fondeados allí. Cosa similar ocurre en algunas partes de Islas del Rosario, especialmente en Isla Grande. En todos estos lugares remotos se necesitan estaciones de Policía bien equipadas, con la colaboración de Guardacostas.

El remedio inmediato y obligado es la represión, y aunque buena parte de la labor es de la Policía, no puede hacerla sola. Tiene que existir una estrategia de largo plazo que cure la enfermedad, además de aplacar sus síntomas.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ciertamente es una enfermedad

Ciertamente es una enfermedad cronica y severa....¿y ke paso con la tal seguridad democratica?...pura shit retorica de un esquizofrenico enano paisa y sus aulicos de ultraderecha durante ocho años; y por eso hay "Urabeños" y "Uribeños"....mal paridos todos.

Aclaro no solo “Los barrios

Aclaro no solo “Los barrios marginales de Cartagena están llenos de inseguridad” es toda la ciudad…. Con el simple hecho de ir a un centro comercial estamos expuestos o tomar un transporte urbano…. Tan solo ayer el mismo diario escribio que bocagrande estaba inseguro y el atraco a la orden del dia…. Esto es un problema de calidad en las autoridades no de cantidad…. Muchas veces es normal ver a los policias pasar al lado de un posible hecho y como si nada….

Me da risa esta noticia.

Me da risa esta noticia. Averiguen en San Jacinto por cuanto les compró un testaferro del ex-presidente Uribe las tierras a los campesinos. Revisen las escrituras de los predios y destaparán la "olla podrida" que hay en las notarías. Nadie dice nada por fisico miedo.