Indicadores económicos
2017-05-23

Dólar (TRM)
$2.895,12
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,51
Euro
$3.254,98
UVR, Ayer
$249,92
UVR, Hoy
$250,03
Petróleo
US$50,73

Estado del tiempo
2017-05-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 13:58

Marea max.: 25 cms.

Hora: 21:39

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La locomotora minera bolivarense

Durante su visita a Cartagena ayer y antier con motivo del VIII Congreso Internacional de Minería y Petróleo, el ministro de Minas, Mauricio Cárdenas Santamaría, reveló algunos de los planes de su cartera relacionados con la minería en el sur de Bolívar.

Esa zona está tan bien dotada por la naturaleza como históricamente mal cuidada por Bolívar, aunque varios de los últimos gobernadores han hecho esfuerzos importantes por llevarle el Estado. La conformación de Bolívar hace casi imposible atender bien todos sus sures, especialmente el “sur sur”, donde están las mayores riquezas mineras.

Si bien la zona ha estado huérfana de institucionalidad, su oro la ha hecho apetecida por la minería informal, en particular la de los grupos armados ilegales de izquierda y de derecha, que se han apropiado de los recursos mineros para financiar sus andanzas, que incluyen vejar a la población sin que el Estado haya podido protegerlos hasta ahora. El abandono tiene que acabarse y así lo pregonan el presidente Santos y su ministro de Minas.

El proyecto concreto para el sur de Bolívar, según el ministro Cárdenas Santamaría, es el de combatir la minería ilegal de los grupos armados, que se destaca por la maquinaria grande, nueva y moderna para explotar el oro, que la Policía viene destruyendo, mientras que la minería meramente informal y popular se hace a punta de motobombas, picos, palas y coladores manuales. 

En ésta, que ha sido una tierra de nadie, el Gobierno pretende formalizar la minería popular, entre otras cosas porque los intermediarios, como suele ser su especialidad en tantas otras actividades, se quedan con la utilidad gorda en perjuicio de los habitantes locales, especialmente porque la intermediación la hacen mediante las armas.

A la par que el Gobierno tratará de legalizar a los mineros legalizables y desterrar a los violentos y corruptos, la minería industrial también entrará a esta zona y a otras del país. La Directora Ejecutiva de la organización de estos mineros, llamada apropiadamente “Minería a gran escala”, Claudia Jiménez Jaramillo, tiene la meta de que el país conozca y acepte esta actividad.

Jiménez, convencida de que la imagen de la minería en grande está distorsionada por el desconocimiento, dice que no estará tranquila hasta que el país entienda bien qué hace y cómo lo hace. Ésta tiene que ser transparente y sostenible –dice la Directora- no solo por convicción filosófica, sino porque es la única manera de continuar en la actividad e invertir en ella a largo plazo. La minería a gran escala también está preocupada por la estabilidad jurídica y porque la interlocución con las instituciones sea en tiempo real, lo que aún no se logra del todo.

La minería llegó a Colombia para quedarse. Bolívar, que ya es escenario de la minería informal e ilegal, debe acabar con ella para convertirse en una potencia de la minería legítima, transparente y sostenible, la única permisible. Falta ahora que el resto del Estado ande a la misma velocidad del ministro Cárdenas y de los mineros modernos. 


TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese