Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La Niña será traviesa

La meteorología del mundo da bandazos de un extremo al otro. No bien pasamos El Niño, una sequía desastrosa para la naturaleza y la producción de alimentos humanos, cuando nos anuncian que el fenómeno de La Niña está a la vuelta de la esquina, por lo que las lluvias arreciarán en el segundo semestre de este año y en el primero de 2011.

Esos movimientos pendulares siempre han caracterizado al trópico, pero ahora son más extremos por el calentamiento global y sus consecuencias sobre el clima.
Hoy más que nunca es indispensable la previsión, es decir, la planificación urbana y la rural. Muchas veces, lo que le conviene a la ciudad perjudica al campo, y viceversa. Cuando llueve duro reverdecen las siembras y los bosques nativos, pero se inundan los barrios marginales y muchas calles de toda la ciudad, además de afectar algunas actividades productivas.
Y cuando hay sequía, los barrios marginales están tranquilos, pero padecen el agro y la naturaleza, y se encarece la comida, perjudicando especialmente a los más pobres. Planear para reducir las consecuencias de esos extremos beneficiaría al campo y a la ciudad.
Las ciudades del Litoral Caribe –especialmente Cartagena- tienen que elaborar planes maestros para salvar a sus zonas más bajas del incremento permanente en el nivel medio del mar, que al coincidir con lluvias torrenciales, inunda a los barrios marginales, y pronto anegará también a otros que no lo son. Algunos asentamientos tendrán que ser erradicados, y otros podrán salvarse con obras de protección.
Ya Cartagena debería tener un plan más preciso de lo que hay que hacer, y para elaborarlo y mantener la alerta se necesita una coordinación muy cercana entre entidades como el CIOH, Invemar, EPA, Minambiente, Cardique y el Distrito, entre otras.
En cuanto al campo, es una ironía que el agua, que escasea en el mundo, se desperdicie en los inviernos del trópico, y luego desaparezca en verano. El Gobierno nacional, departamental y distrital tienen que desarrollar una política para aprovechar el agua mediante represas, y cerca de Cartagena hay varios sitios en donde se pueden hacer, para no hablar de los Montes de María, cuya topografía es ideal para construirlas y luego regar por gravedad.
Las presas también tendrían la ventaja enorme de que ayudarían a controlar las inundaciones urbanas, pero para que funcionen integradas entre sí, requieren una planificación macro, mucho más allá del diferendo entre EPA y Cardique por ver a quién le toca limpiar y dragar cuál caño, cuando ya las lluvias están encima. Tenemos que pasar de apagar los “incendios” anuales previsibles, a una planificación integral.
La región y la ciudad necesitan una política de Estado para enfrentar los aspectos diversos del cambio climático, con la certeza de que muchas de las alteraciones naturales que serían amenazas si se dejan transcurrir sin hacer nada, podrían convertirse en fortalezas cuando se planifican las acciones para enfrentarlas.
El fenómeno de La Niña es precisamente una de esas amenazas cuyas soluciones la ciudad y el departamento deberían comenzar a planear de inmediato.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Siempre comento con mis

Siempre comento con mis amigos la ironía de dejar perder millones + millones de litros de aguas lluvias en ríos al mar para a los pocos meses padecer de sequías extremas. Pareciera que al Estado y sus gobiernos no les interesa el agro, la producción de alimentos todos los meses del año, todos los años, todas las décadas hasta producir excesos para bienestar de todas las clases socio-económicas de Colombia. Hay que seguir insistiendo en represas artificiales y cuerpos de aguas adecuados como grandes depósitos de agua para el servicio de los colombianos

Todos los habitantes del

Todos los habitantes del planeta son culpables de que el planeta siga con estos desordenes climaticos, que nos llevan a una extenuante sequia a una lluvia incontralable y destructora. Mientras la población mundial se siga reproduciendo salvajemente como lo está haciendo, esto será el comienzo del fin de la tierra y de la raza humana si no explora otros mundos.

Lo malo de esto entre otras

Lo malo de esto entre otras es que retrasa las obras del gobierno y eso no lo entiende la genteok

En los suelos de mayor altura

En los suelos de mayor altura al nivel de ríos funcionan las represas. En suelos a nivel de los ríos (una idea loca) ¿Por qué no dragar, profundizar ciénagas, lagunas, lagos para que retengan mayor cantidad de aguas dulces para utilizar en épocas sin lluvia en forma de riego a presión? El ecosistema se va reconstruyendo nuevamente y se le siembras millones organismos y microorganismos para acelerar su reconstrucción. Colombia está supremamente relegada en asuntos de protección del agua dulce

OPINANTE HAY COSAS UE SON DE

OPINANTE HAY COSAS UE SON DE SENTIDO COMUN Y NO HAY QUE SER BRILLANTE, DEMAS YA EXISTE!!!LAS REPERESAS LAS INVENTARON LOS EGIPCIOS Y LOS ROMANOS SE COPIARON IMAGINATE!!!!