Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La paz de Santos

El presidente Santos confirmó ayer lo que ya era evidente: su gobierno negocia las condiciones para un diálogo de paz con las Farc, al que se quiere sumar el ELN. Santos anunció que no cesarán las acciones militares ni habrá despeje y se habla de una mediación Noruega.

Noruega es el país que más ha participado do en procesos de paz en el mundo, y con Suecia, Finlandia y Dinamarca, es uno de los que tiene mayor número de experiencias e iniciativas públicas y privadas de mediación, incluso, su Ministerio de Asuntos Exteriores tiene una Unidad de Paz y Reconciliación que se encarga de facilitar diálogos en varios países.

También se consolidó su reputación de mediador eficaz en algunos de los conflictos más difíciles, como el palestino-israelí, y los de Sri Lanka y Sudán.

Uno de sus éxitos en 2008 fue resolver un conflicto de ciertas similitudes con el de Colombia, el de Sri Lanka, donde el grupo guerrillero Tigres Tamiles para la Liberación del Elaam llevaba enfrentado al gobierno desde 1983, reclamando por la exclusión social, política y cultural a que estaba sometida la etnia tamil.

De manera que si se confirma la participación de Noruega en el proceso que emprenderá el Gobierno colombiano con las Farc, tenemos la garantía de que no dejarán avanzar el proceso si no es serio.

Sobre la conveniencia del papel mediador de Cuba y Venezuela hay menos certeza. El primero exportó la guerrilla en América Latina y protegió a muchos de los comandantes subversivos, y el segundo ha servido –y sirve- de refugio a varios frentes de las Farc.

El pueblo colombiano debe entender que no será un proceso fácil y que durante esas negociaciones seguramente la guerrilla intentará demostrar con más ataques que los golpes sufridos no la han debilitado, y las Fuerzas Militares deberán seguir acorralándola y debilitándola.

Además de los temas sustanciales de la suspensión de hostilidades y la entrega de armas, deberán discutirse otros relativos a la situación jurídica de los desmovilizados y la reparación a las víctimas, con la verdad y con cosas tangibles.

Teniendo en cuenta los numerosos diálogos fracasados, esta nueva negociación seguramente no incluirá exigencias diletantes, como transformaciones sociales utópicas, una de las causas de esos fracasos.

Terminó la etapa exploratoria, en la que generalmente, en todo proceso de paz, se calibra el convencimiento de las partes de que van a iniciar una negociación en la que deben ceder algo, se garantiza la seguridad de los negociadores, se acuerdan cronogramas y metodología, se define una agenda preliminar y se conviene el papel que pueden jugar los mediadores y terceras partes.

Las voces contrarias a negociar y partidarias de seguir combatiendo frontalmente a la guerrilla ya se han escuchado, y son legítimos sus argumentos, pero no pueden impedir que el presidente cumpla con su deber de utilizar todos los medios a su alcance para garantizar el derecho constitucional a la paz.

Para nosotros y para la mayoría del país es difícil creer en la buena fe de las Farc, pero esta vez no tendrán como fortalecerse si lo que pretenden es volver a tomarle el pelo al país.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Cierto que ya no tienen como

Cierto que ya no tienen como fortalecerse, pero si donde refugiarse, y eso cuenta a la hora de negociar. Así como es preocupante oír decir: prefiero a Ivan Marquez dirigiendo al país que echándole balas; o que cualquier sacrificio que se haga por la paz bien vale la pena. Jamás podre aceptar una paz a cualquier precio. Prefiero lo que dijo un Cubano: "Es preferible morir mil veces asfixiado por el bloqueo que vivir de rodillas".