Indicadores económicos
2017-09-22

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-22

marea

Marea min.: 00 cms.

Hora: 21:21

Marea max.: 18 cms.

Hora: 13:15

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La tragedia de la sobrepesca

La sobrepesca ocurre cuando se sacan más peces de una o varias especies de los que la naturaleza puede reponer, creándose un déficit que crece hasta extinguirlas.
La página electrónica de la ONG ambientalista Greenpeace asegura que “Muchos ecólogos marinos creen que hoy la amenaza mayor para los ecosistemas marinos es la sobrepesca.

Nuestro apetito por los pescados excede los límites ecológicos del océano y tiene impactos devastadores sobre los ecosistemas marinos.
“Los científicos advierten que la sobrepesca causa cambios profundos en nuestros océanos, quizá transformándolos para siempre. Para no mencionar nuestros platos de comida, que en el futuro podrían contener pescado frito sólo como una delicadeza rara y costosa”.
En la Internet también circula un video llamado “El final de la línea” (The End of the Line), en que analiza la sobrepesca en general, pero especialmente la del bacalao, que ya se extinguió en lugares donde abundó por siglos, como ocurrió desde 1992 en Newfoundland (Canadá), extinguiéndose de paso más de 40 mil empleos. La pesca del bacalao en el Mar del Norte y en el Báltico va por el mismo camino trágico de extinción por sobrepesca.
Aniquilar especies enteras, y el desempleo, no son las únicas consecuencias, ya que el bacalao se alimenta de langostas juveniles, de las cuales ahora hay una sobrepoblación que a su vez amenaza otros recursos, incrementando el desbalance desastroso en la naturaleza.
Greenpeace enfatiza que ante las artes modernas de pesca, los peces están indefensos, con el agravante de que muchas veces se otorgan licencias de pesca sin haber medido la abundancia del recurso que se explotará. Dice la entidad que “La realidad de la pesca moderna es que la industria está dominada por naves que sobrepasan la capacidad de la naturaleza de reponer los peces capturados”.
Los riesgos no sólo son económicos. Según Greenpeace, “…90 por ciento de los peces grandes que a muchos nos encanta comer, tales como el atún, pez espada, marlin, bacalao” y varios otros “han sido extinguidos desde que comenzó la pesca industrial en gran escala a partir de 1950”.
“Acabar con estas especies depredadoras puede causar un cambio en ecosistemas oceánicos completos, donde peces comercialmente valiosos sean reemplazados por peces pequeños, comedores de plancton. En este siglo podrían verse sobrepoblaciones de aguamalas reemplazando los peces consumidos por los humanos.”
La Unión Europea, por ejemplo, ha aprobado leyes de cómo, dónde y cuánto pescar, pero los pescadores industriales se pasan las normas por la faja. Si eso pasa en Europa, donde tienen una tradición de obedecer las leyes, y tienen también los equipos y dinero para controlar la pesca, ¿qué no estará pasando en las aguas de países como Colombia?
Lo sensato sería saber con qué recursos pesqueros contamos los colombianos en nuestros mares, y solo entonces otorgar licencias de pesca, y controlar que se cumplan sus condiciones.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El problema de la

El problema de la sobreexplotación es evidente aún para los menos informados y representa una grave amenaza para la seguridad alimentaria de toda la región. La carestía en los precios del pescado es una realidad de a puño como lo es el hambre que se vive en nuestra ciudad. Todo es asunto de información, organización y movilización por la defensa de nuestro Mar Caribe (PORQUE AÚN NOS PERTENECE).

Lo mismo aplica para los

Lo mismo aplica para los reconocidos bolicheros, dinamiteros y trasmayeros que extienden sus artes de pesca indiscriminadamente, ante la mirada complaciente de los guardacostas y la capitanía de puerto, arrasando con toda clase de peces sin distingo de raza, talla o peso y entorpeciendo de paso (con soberbia y provocadora actitud) la actividad de los pescadores deportivos y artesanales que operan en la costa. El ejercicio del derecho al trabajo no puede ser ajeno a la obligación de proteger y respetar el medio ambiente como derecho colectivo, ni a los retos propios que nos impone la debacle ambiental por la que estamos atravesando.

Muy interesante el esfuerzo

Muy interesante el esfuerzo de los editorialistas del Universal por visibilizar la situación de abuso y sobreexplotación de nuestros recursos ícticos por parte de embarcaciones extranjeras con el beneplácito de las "autoridades". Este tema requiere de una solida corriente de opinión y acción que logre movilizar al mayor número posible de actores involucrados e interesados en la construcción de una agenda para hacer frente a esta grave situación.

Totalmente de acuerdo con

Totalmente de acuerdo con Vakulinchuk.
Es necesario hacer algo, presionar, presionar y presionar.
Si no lo hacemos nosotros, quien?
Aún más terrorífico, las playas de nuestro pacífico también están en peligro por los long-liners.....
Necesitamos propulsar y dirigir recursos a la conservación de estas especies, que a la larga son sustento de muchos.

¿ Y LA VEDA PARA LOS

¿ Y LA VEDA PARA LOS PESCADORES ARTESANALES EN CARTAGENA? MUCHOS ALEVINOS SE PESCAN INDISCRIMINADAMENTE EN LA BOCANA PARA SERVIR DE ALIMENTO A CRIADERO DE PECES, PERO UN DIA EXIGEN Y AL OTRO DIA LA POLICIA SE OLVIDA DE ELLOS.