Indicadores económicos
2017-10-18

Dólar (TRM)
$2.944,27
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.462,16
UVR, Ayer
$251,97
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,88

Estado del tiempo
2017-10-18

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 03:42

Marea max.: 21 cms.

Hora: 10:28

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Langlois es un civil secuestrado

El periodista francés Romeo Langlois realizaba un reportaje para la televisora France 24 en el departamento de Caquetá el pasado 28 de abril, cuando la patrulla antinarcóticos del Ejército y la Policía con la cual se desplazaba fue atacada por guerrilleros de las Farc.

Desde entonces, aunque ese grupo armado ilegal no lo había confirmado, se presumía que Langlois estaba en su poder y desde todos los rincones del mundo se lanzó un clamor pidiendo su liberación.
Ayer domingo, a través de una cuenta de Twitter que se presenta como la oficial de las Farc, se difundió un comunicado en video, en el que un guerrillero asegura que el frente 15 de las Farc tiene en su poder al reportero, a quien se le declara “prisionero de guerra”, porque, según ellos estaba “uniformado de militar” y fue “capturado en pleno combate”.
El general Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares, desmintió la aseveración del guerrillero y dijo a varios medios que Langlois “no portaba prendas militares de ninguna índole”, y que sólo llevaba un casco y un chaleco antiesquirlas, ambos contemplados por la Convención de Ginebra.
En el artículo 4 de la Tercera Convención de Ginebra se define claramente quiénes pueden ser considerados prisioneros de guerra, y el ítem 4 se menciona a “las personas que sigan a las fuerzas armadas sin formar realmente parte integrante de ellas, tales como los miembros civiles de tripulaciones de aviones militares, corresponsales de guerra”, entre otros.
El corresponsal de guerra al que alude este convenio es el periodista que sin ser parte de las fuerzas armadas, trabaja al servicio de ellas, contratado para documentar las operaciones militares y va vestido con prendas militares completas.
Pero en el Capítulo III, artículo 79, del Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra se dice claramente que los periodistas “que realicen misiones profesionales peligrosas en las zonas de conflicto armado serán considerados personas civiles”, y por lo tanto no son combatientes, de manera que no pueden ser retenidos por una de las partes como prisioneros de guerra, sino protegidos como civiles ajenos a un conflicto.
Langlois no fue contratado por las Fuerzas Militares como corresponsal de guerra, era un periodista trabajando para un medio, y según el Ejército, llevaba botas pantaneras de caucho, jean y camiseta, y lo único que podría ser considerado prendas militares eran un chaleco antiesquirlas verde oliva no pixelado y un casco, ambas requeridas para protegerlo.
Por otra parte, al quedar herido, el periodista, quien no llevaba armas, se entregó a los guerrilleros, identificándose como civil, como lo corrobora el propio guerrillero en el video, de manera que aquí no hay lugar a confusión.
La retención a la fuerza de un civil es una grave violación al Derecho Internacional Humanitario, y lo mínimo que deberían hacer las Farc es liberarlo de inmediato sin condiciones, y ofrecer disculpas públicamente.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese