Indicadores económicos
2017-09-24

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-24

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 07:35

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Los incendios forestales

Los incendios forestales en el mundo y en el país van en aumento. Los del interior de Colombia ya arrasaron con 500 hectáreas, y la sequía apenas empieza.

En el país también se les llaman forestales a los incendios urbanos en lotes no construidos, lo que se presta para confusiones, por lo que esta definición debería referirse únicamente a los ocurridos en el campo.
Los incendios forestales tienen unos costos altísimos, en primer lugar por los daños que hacen, en este caso, arrasar árboles y vegetación. La quema es grave no sólo por los elementos verdes que se pierden, que ya es deplorable, sino por el tiempo que cuesta recuperarlos. Los incendios no sólo destruyen árboles y plantas, sino que arrasan con el hábitat de la fauna, además de achicharrar a muchos animales que no pueden escapar a las llamas. Estos daños son incalculables.
Por otro lado, los incendios requieren gastar miles de millones de pesos para intentar controlarlos, actividad especializada, peligrosa y de poco rendimiento. Cuando se tiene que recurrir a aviones y helicópteros para lanzarles agua y químicos a los incendios forestales, obviamente, los costos serán astronómicos. Y por desgracia, con frecuencia hay muertos humanos, bien sea porque la gente se quema, o porque se asfixia con el humo.
En Cartagena hay mucho que cuidar, principalmente el cerro de La Popa. Por las invasiones múltiples que lo atacan, y porque mucha de la gente cocina con leña por no tener opción económica distinta, este pulmón de la ciudad está constantemente asediado. Si llegara a incendiarse en este verano, que se sabe será muy seco, pondría en peligro miles de vidas de las personas que habitan sus faldas.
Un incendio en el cerro –ese sí forestal- arrasaría con la vegetación que ayuda a mantenerlo estable, y durante las próximas lluvias habría mucho más peligro de deslizamientos de tierra ayudados por la erosión. Es decir, el estado de La Popa es de “mírame y no me toques”, ya que un corte más en su talud, o la deforestación de cualquiera de sus lados, podría ser el detonante para una tragedia.
Se sabe que hay personas que padecen una enfermedad grave y que casi siempre pasa desapercibida: la piromanía, o el placer de ver arder algo. Y también hay personas que queman pastos y árboles por tratar de capturar animales silvestres, o simplemente, por hacerle una maldad a alguien. Otros causan incendios por descuido, especialmente cuando cocinan en fogones de leña y al aire libre.
Todo lo anterior quiere decir que un incendio grande podría ocurrir fácilmente en Cartagena, y sus consecuencias serían gravísimas, no sólo por las razones anotadas antes, sino porque nuestro Cuerpo de Bomberos carece de los equipos indispensables. Y si la conflagración fuese urbana, en un edificio de más de cinco pisos, podría haber una tragedia mayúscula porque los elementos contra incendio que tenemos no pasan de esa altura.
Tratar de prevenir incendios es una responsabilidad de las autoridades, pero también de la comunidad, que tiene que estar atenta a la menor conflagración para reportarla y tratar de extinguirla, pero sobre todo, prevenirla.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

desde hace rato estan mal,

desde hace rato estan mal, pero nadie oye, ojo, que lo que dice el editorial es verda!!!