Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Navidad estilo Farc

Cuando una parte pequeña de la población creía que quizá las Farc habían aprendido algo acerca de su propio país y de su impopularidad extrema en el territorio nacional, y que tal vez enmendarían su conducta bárbara, resultan secuestrando y degollando al gobernador de un departamento de los más martirizados de Colombia por este grupo que secuestra, asesina y trafica con narcóticos, pretextando ideales políticos imposibles de creer. Su cinismo sería casi irreal, si no fuese porque cada crimen suyo es más repugnante que el anterior.

Este asesinato indica varias cosas. Las Farc no tienen la capacidad que tenían, ya que asesinar a su víctima sólo prueba –además de una brutalidad extremada- una pérdida de operatividad. Un secuestro tiene el propósito político de mostrar audacia, de presionar al Presidente con su víctima viva e intacta, de atemorizar a los demás políticos, de amedrentar a la población y de chantajear al Estado. Poco de lo anterior lograron las Farc mediante esta operación, fracasada porque terminó muerto su plagiado.
Degollar a una persona muestra una sevicia patológica, y peor a un hombre inerme, aunque intenten mostrar este crimen como una “necesidad” para evitar hacer ruido con las armas de fuego y poderse escapar. Es obvio entonces que el operativo de secuestro fue superado por la respuesta de las Fuerzas Militares, que impidieron que se llevaran su “trofeo” al monte, y que la guerrilla cumpliera su objetivo impunemente.
A la derrota militar que representó para las Farc no poder llevarse exitosamente al Gobernador a la selva, para luego pavonearse con su presa en videos infames, en los que ponen a sus víctimas a arrastrar su dignidad ante las cámaras, se suma una derrota política aún mayor dentro y fuera del país, y una bofetada para quienes pregonan que a esa guerrilla –que degüella secuestrados a sangre fría- hay que reconocerle el estatus de beligerancia. Este acto incrementa el desprestigio de las Farc en el mundo entero, y de quienes las apoyan.
Si las Farc dejaran de creerse su propia propaganda de que son héroes populares, y si sus líderes dejaran de mirar su propio ombligo y de oír sólo a quienes los adulan, sabrían que hay un país que las detesta a ellas y a todos los armados ilegales, porque los sabe enemigos del pueblo, no les cree lo que ofrecen, ni quieren el mundo sanguinario y de pavor que le pretenden imponer a los colombianos.
Internamente, las Farc no le han dado un golpe a la seguridad democrática, sino que despertaron los fantasmas que la produjeron, que se habían adormilado durante los últimos ocho años, y acaban de relegitimar los programas de seguridad del Presidente, y de afianzar sus pretensiones de un tercer periodo, apuntalando también la entelequia del “estado de opinión”.
Los uribistas que comenzaban a dejar de serlo retornaron como resortes a sus posiciones originales, y los recalcitrantes se refuerzan en su apoyo por el Presidente. Es decir, las Farc –nuevamente- se pegaron un tiro en su propio pie.
Las Farc les aguaron las navidades a los colombianos, pero también les recordaron quiénes son ellas.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Son situaciones muy dolorosas

Son situaciones muy dolorosas para todos los que tenemos como estilo de vida la espiritualidad, estoy segura que Dios lloro mas que todos nosotros, cada vez que nuestro actuar humano se aleja de los principios divinos para lo que fuimos creados, es un dolor grande para Dios, y quizás por eso llora en cualquier momento, como una madre cuando su hijo no es lo que ella espera.

Los programas de intervención

Los programas de intervención psicosocial sólo tienen efecto en los guerrilleros y reinsertados si ellos tienen voluntad en su participación. Pero con tanto lío, al Gobierno le queda trabajar ésto de una manera fácil: la guerra. Éstos terroristas son muchos, y pues la verdad estoy de acuerdo con darles su propia medicina mientras se hacen acuerdos con quienes realmente lo demuestren. Hasta luego.

Exclente comentario Sr.

Exclente comentario Sr. Redactor. Es hora que todos los Colombianos nos unamos en torno a una política de seguridad interna que rechaze todo tipo de violencia de donde provenga, ya sea de los criminales internos o de cualquier amenaza externa. La Justicia debe fortalecerse y endurecer las penas, a fin de condenar severamente todas esas masacres que tanto nos duelen a los Colombianos de bien que somos mas de 40 millones.

Excelente su redacción, pero

Excelente su redacción, pero debemos agregar que también son bárbaros, ilusos y asesinos todos aquellos que de una u otra manera apoyan a las FARC. Me pregunto ¿Que opinarán sobre este hecho el señor Hugo Chavez y todos los miembros de la Coordinadora Bolivariana?

Cualquier parecido con la

Cualquier parecido con la gente que usa turbante,ser'a mera coincidencia.?Esta guerrilla ha aprendido mucho en degollar a las gentes.Igual les ocurrio a los pilotos de los aviones que lansaron contra las torres gemelas,segun lo que se dice.

Las Farc no tienen un norte,

Las Farc no tienen un norte, son unos asesinos en serie, no estoy de acuerdo con los rescates militares, el Gobierno sabe donde estan localizados , mano dura con ellos , el gran meollo del asunto son los secuestrados que podrian pagar con sus vidas como en este caso

Que pasa con el Universal,

Que pasa con el Universal, que las paginas estan trabadas, hay acceso denegado para la información.
que es ese DRUPAL que aparece en la primera página y no permite acceder a la información.Lo poco que aparece esta desactualizado.
Por favor mas respeto con los lectores.

elfede tiene razon,parece que

elfede tiene razon,parece que la tegnologia avanzada no ha llegado a ;as paginas del Universal.