Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Nueva Colombia, nuevo paradigma

En ese sitio se encuentran 141 antiguos vendedores informales que trabajaban en las aceras de la Avenida Carlos Escallón y alrededores, los cuales aceptaron desocupar los sitios que habían invadido y participar en un proceso que incluyó capacitación y armonización con los procesos legales, de manera que hoy están trabajando como pequeños comerciantes y cumplen con sus obligaciones.

A pocos metros, la Avenida Venezuela es un ejemplo de las dificultades que tienen las administraciones distritales para recuperar el espacio público, cuando no existe la decisión de mantener controles continuados por parte de la Policía, aunque es evidente que de ello depende que no se vuelva a invadir lo que ya ha sido desalojado.

Es claro que el Distrito está en la obligación de despejar cualquier espacio público que haya sido invadido por particulares, y que en el cumplimiento de ese cometido debe buscar soluciones para quienes se dedicaban a realizar en esos sitios actividades de las cuales derivaban el sustento, como programas de reconversión, capacitaciones en oficios de alta demanda, e incluso intermediación para que los antiguos vendedores informales obtengan créditos a largo plazo y bajos intereses para empezar su vida en la formalidad.

Sin embargo, esa obligación de ayudar a quienes son retirados del espacio colectivo tiene sus límites, y no se trata de una limosna que el Estado tiene el deber de otorgar a los vendedores informales por ser pobres, sino de una manera de cumplir su misión de mejorar las condiciones de vida de la población y garantizarles la oportunidad de ganarse la vida.

Gran parte de los que han vuelto a ocupar la Avenida Venezuela –porque ayer estaba atestada de vendedores nuevamente-, aprovechándose de que se han espaciado los controles policiales, deben entender que no tienen los mismos derechos que aquellos que durante muchos años estuvieron allí, debido a la omisión de gobiernos sucesivos, ocupando un espacio sin permiso ni concesión.

En estos casos, no se trata de una estrategia para enfrentarse a la pobreza, sino de una conducta transgresora que debe frenarse de inmediato y sin contemplaciones.

Demasiadas oportunidades ha creado no sólo el Distrito, sino todo el Estado, con la colaboración a veces del sector privado, para que los que no tienen trabajo ni manera de ganarse la vida formal y legalmente, puedan obtener una fuente de ingresos.

Muchas de ellas han sido desaprovechadas, o sólo han recibido una respuesta muy tenue, como las convocatorias a obreros no calificados que ha hecho Reficar.

El Centro Comercial Nueva Colombia es la demostración de que para los vendedores informales callejeros hay oportunidades de generar recursos de manera legal y formal, y que deberían esforzarse por cambiar el paradigma paternalista y clientelista que pretende perpetuar la permisividad con respecto a la ocupación irregular del espacio público.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Señor director,la

Señor director,la complacencia de la policia inoperante que tenemos en desgracia,es la responsable de la invasión permanente dl epacio publica.Tods las mañanas un piqute de uniformados debe recorrer estas zonas a fin de verificar que estan descopadas,pero lo extraño es que en Cartagena,casi nunca vemos a un policia,no sabemos donde andan,tal parece que todos se han convertidos en agentes de transito.

Felicito al gerente de

Felicito al gerente de espacio publico y a la alcaldesa por tan importante logro en materia de recuperacion del espacio publico, pero mas por la puesta en marcha del centro comercial nueva colombia donde los cartageneros tendremos la oportunidad de seguir comprando los mismos productos pero con mas comodidad.
Pero mis felicitaciones van mas al hecho de que se logra en un año en el que se daran las elecciones locales y esta vez, la estrategia de formalizar a los vendedores informales no tiene algun interes por el beneficio poltico, como si lo hizo el segun amado y recordado por todos como fue el señor Nicolas Cury, quien los utilizo como bastion y catapulta para llegar a la alcaldia de cartagena en el año 1998 y demas periodos siguientes, dejandole a la ciudad un gran problema que solo ha esta administracion le ha correspondido resolver.
felicidades nuevamente a la gerencia de espacio publico y a la alcaldesa de cartagena.

Una recomendacion para la

Una recomendacion para la administracion y la propuesta vincula sin lugar a dudas al consejo de cartagena, es necesario que se establezcan reglas de juego en materia de espacio publico pero con un alto grado de responsabilidad hacia los comerciantes informales. La propuesta es que asi como se sanciona a los comerciantes del espacio publico por ubicarse nuevamente luego de ser beneficiado por lo establecido en el acuerdo que lo regula, a los comerciantes formales se les debe crear un tipo de sancion inicial de amonestacion o pedagogico y finalmente economica si permiten que sus frentes dejen ubicar a los vendedores estacionarios; este llamado es igual para los señores de fenalco, asociaciones de vecinos del centro y por supuesto para la camara de comercio de cartagena.