Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Obama sale de Iraq

Una de las promesas principales de campaña de Barack Obama fue la de sacar a los soldados estadounidenses de Iraq, movimiento que ya comenzó y que culminará a finales de 2011, aunque las tropas catalogadas como de combate deben estar fuera para el 1 de septiembre de este año.

En febrero 28 de 2010 había 65 mil soldados de Estados Unidos en Iraq, con un costo anual de 390.000 dólares cada uno. Para entonces todas las demás naciones habían retirado los suyos.
Cuando Obama asumió la presidencia de los Estados Unidos hace 18 meses, en Iraq había 144 mil tropas de combate estadounidenses y a finales de agosto quedarán allí 50 mil. Es decir, Obama ya ha retirado 94 mil soldados.
Según About.com, hasta ahora han muerto en Iraq 4.416 soldados norteamericanos; 54% de estos tenía menos de 25 años de edad; 98% eran hombres; 91% eran soldados rasos; 74% eran caucásicos, 9% afroamericanos y 11% de origen latinoamericano; y 72% pertenecían al Ejército de los Estados Unidos (US Army).
Paralelamente, había en Iraq 180 mil contratistas. Aunque no está claro cuántos quedarán, se sabe que el vacío que dejarán las tropas será llenado parcialmente por éstos, quienes entrenarán a la policía iraquí, entre otras labores, como operar aviones a control remoto, manejar radares que advertirán ataques con misiles y detectarán bombas en las carreteras, además de tener unas fuerzas de reacción para “ayudar a civiles en dificultades”, según el periódico New York Times, de agosto 18 pasado.
Según la misma fuente, también habrá hasta 7.000 guardias de seguridad para defender cinco complejos fortificados, incluyendo dos sedes del Departamento de Estado, y dos consulados.
Como dijimos, permanecerán 50 mil soldados hasta finales de 2011, que serán vistos como entrenadores y apoyo logístico para el gobierno iraquí. Entre esta tropa hay combatientes de operaciones especiales, helicópteros de combate y sus tripulaciones, y otros luchadores a los que también les tocará pelear, aunque tampoco estarán catalogados como tropas de combate. Por otra parte, los Estados Unidos le darán apoyo aéreo militar al gobierno iraquí hasta 2018.
La situación de Iraq no es la mejor: el terrorismo mermó, pero no se ha acabado; no se ha consolidado un sistema político democrático; no hay instituciones fuertes; hay facciones políticas, de clanes y de grupos religiosos, todos con metas particulares y poca visión de conjunto; las tropas y policía del país han mejorado mucho su profesionalismo, pero no hay certeza de que puedan asumir la responsabilidad aún.
Del lado estadounidense, habrá la duda de si valió la pena sacrificar miles de vidas de ese país y muchas otras de Iraq, además de gastar miles de billones en esa guerra, que se hubieran podido utilizar para gastos de paz y desarrollo sostenido.
Por lo pronto, queda claro que Obama está dispuesto a tomar riesgos políticos grandes para cumplir sus promesas electorales, y que comenzar a salirse de Iraq requiere coraje.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese