Indicadores económicos
2017-03-23

Dólar (TRM)
$2.936,82
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,61
Euro
$3.173,82
UVR, Ayer
$246,64
UVR, Hoy
$246,72
Petróleo
US$48,04

Estado del tiempo
2017-03-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 14:37

Marea max.: 12 cms.

Hora: 06:58

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 16 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 2.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 3
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Otra prórroga a la sedimentación

Los daños que le ha hecho la sedimentación del Canal del Dique a la Bahía de Cartagena son enormes. Esto no es nuevo, pero sí adquirió proporciones dramáticas a partir de 1982, cuando la Lane Dredging Company le hizo la última rectificación y dragado al canal, que pasó a tener 50 curvas de las más o menos 350 que había tenido desde su origen, y su profundidad fue aumentada a dos metros en promedio.

El resultado, además de permitir que se armaran convoyes de planchones más largos, cosa que es positiva para la economía nacional y local, fue incrementar la velocidad y volumen del agua que entraba a la Bahía, y con ésta, el lodo.
Una visita a Google Earth le mostrará a cualquiera –incluido a algún contratista pedante de la Universidad Nacional que pretende saberlo todo acerca del Canal del Dique- los daños que causa en la Bahía, y el proceso de deltificación galopante de Pasacaballos hacia Tierrabomba.
Quienes sí sabían acerca de los trabajos que necesita el Dique, las compañías licitantes originales: la holandesa Haskoning, la Compañía del Ródano (francesa) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados unidos, todas tres expertas en manejar ríos y deltas durante muchísimos años, incluida las necesidades de la navegación fluvial, fueron descartadas a favor de la Universidad Nacional, con ninguna experiencia en estas lides, pero parte integral de los afectos del ministro Gallego.
El resultado concreto de todo lo anterior es que a casi ocho años de llegar Álvaro Uribe al poder, el Canal del Dique sigue bombeando miles de toneladas de barro a la Bahía, con consecuencias graves para su ecosistema y varios aledaños, incluidas la Bahía de Barbacoas y las Islas del Rosario.
Aceptada con resignación por los cartageneros la solución propuesta por la Universidad Nacional, argumentando que lo mejor es enemigo de lo bueno, y que mejor es algo y peor es nada, la ciudad sigue viendo cómo una demora se encarama sobre otra, de manera que la solución a los daños del Dique sigue lejana y sin licitar, aunque aseguran que en pocos días habrá adjudicación.
Ojalá que cuando la haya, las obras comiencen por la estructura de control y exclusa a la entrada de la Bahía para cortar la entrada de raíz, y no por la construcción de los tres estrechamientos concebidos para quitarle caudal al Canal y por lo mismo volumen a los lodos que llegan a la Bahía, que de paso también le quitan capacidad de transporte a ese brazo fluvial del Magdalena, y competitividad a Cartagena.
Para Cartagena es una frustración que el Gobierno haya arrastrado tanto los pies con el Canal del Dique, a sabiendas de la urgencia de intervenirlo desde la campaña del presidente Uribe, mientras en estos años de su gobierno se adelantaron otras obras mucho más costosas en el Triangulo de Oro andino para beneficiar a otros puertos. Está bien invertir en todas partes, pero sin provocar el rezago de unas obras clave para esta ciudad y región, y por supuesto, para el país.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Fe de erratas. El editorial

Fe de erratas.

El editorial dice: "Ojalá que cuando la haya, las obras comiencen por la estructura de control y exclusa a la entrada de la Bahía para cortar la entrada de raíz..."

El editorial debe decir: "Ojalá que cuando la haya, las obras comiencen por la estructura de control y esclusa a la entrada de la Bahía para cortar la entrada de raíz..."

Conozcan el significado de la

Conozcan el significado de la palabra "esclusa", en el diccionario de la RAE, y así todos saldremos de dudas:
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=esclusa

Ahora, opinando sobre el

Ahora, opinando sobre el artículo: ¿por qué están aplazando una y otra vez las construcciones necesarias para disminuir la carga sedimentaria del Canal del Dique? Señores foristas: me consta el avance del delta principal de su desembocadura en Pasacaballos (si uno no conoce la entrada, debe "adivinar" para poder ingresar al canal), las desembocaduras de los caños Matunilla y Lequerica están muy bajitas, y ni hablar de la boca de Luisa (Caño Correa en Sucre, la única desembocadura natural del Canal).

Cuando se den estas

Cuando se den estas intervenciones, costarán mucho más de lo iniciado, el país tendrá que pedir un crédito externo, y el ecosistema coralino será sucedido por un fondo sedimentario: adiós corales y bienvenidas las algas y otras plantas acuáticas. Si se quieren mantener los arrecifes (con lo poco que hay hoy día), pues adiós sedimentos (y eso está muy difícil, ahora más con tantos años de espera en la intervención del Canal). Adiós.

Me pregunto si en El

Me pregunto si en El Universal versión tabloide también está este error. La verdad es que no lo compro, sino otro periódico, y nacional. Pero si salió así, ¡fatal!, por muy insignificante que parezca.

Debemos tener mucho cuidado

Debemos tener mucho cuidado con las decisiones que en Bogotá toman sobre asuntos que atañen a nuestra Región Caribe, y mucho mas cuando se trata de nuestra bahia de Cartagena. Se ha aprobado una inversión millonaria en obras para el Canal del Dique que supuestamente mitigarán el aporte de sedimentos del Rio Magdalena a nuestra Bahia.

El editorial es claro al mencionar las posiciones en controversia del Gobierno nacional a quien cataloga de parcial en virtud de afectos hacia la Universidad nacional o algunas personas vinculadas a ella.

No entiendo como un periódico con tantas influencias en todos los niveles va a conformarse con el simplista criterio de que "algo es mejor que nada", será que realmente tienen la razón? o simplemente se trata de que simplemente no compartieron la decisión del Gobierno.

Lo mas extraño del asunto es

Lo mas extraño del asunto es cómo el gobierno que ha luchado tanto por restablecer la autoridad patrimonial en Barú, donde la clase dirigente que hoy tiene tantas influencias, posee claros intereses en la zona afectada, va a permitir que se cometan errores en ese tipo de decisiones tan delicadas en el aspecto hídrico ambiental o hidráulico.
Entonces ..quien tiene la razón?