Indicadores económicos
2018-04-19

Dólar (TRM)
$2.705,64
Dólar, Venta
$2.768,00
Dólar, Compra
$2.600,00
Café (Libra)
US$1,36
Euro
$3.351,74
UVR, Ayer
$256,02
UVR, Hoy
$256,04
Petróleo
US$68,47

Estado del tiempo
2018-04-19

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 09:56

Marea max.: 19 cms.

Hora: 01:42

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 16 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-04-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6
Motos
2 - 4 - 6 - 8 - 0

Prestan un mal servicio y se hacen las víctimas

El viernes pasado, nuevamente los empresarios del transporte público colectivo en Cartagena se reunieron con las directivas de Transcaribe y se vistieron con su disfraz de víctima para imponer criterios inauditos e irreales al momento de empezar a funcionar el sistema integrado.

El argumento torcido de los transportadores de que Transcaribe los llevará a la ruina, por lo cual exigen un tratamiento privilegiado en el futuro, se cae por su propio peso cuando recordamos que desde cuando el sistema era sólo una idea y se les invitó a participar como socios del mismo se negaron rotundamente alegando que ellos tenían un derecho consolidado que no podía desconocerse al momento de ponerlo en marcha.

El caos en los buses y busetas del servicio urbano la noche del pasado viernes, cuando salía la gente del estadio Jaime Morón luego de haber asistido al partido mundialista entre Austria y Panamá se convierte en una razón más para exigir que las obras de Transcaribe se aceleren y que entre en marcha lo más pronto posible.

En espectáculos masivos como el del Mundial Sub 20 resulta difícil para quienes no tienen vehículo, encontrar un taxi desocupado, una circunstancia inexplicable, pues es evidente a diario que la oferta supera la demanda en Cartagena, y es de suponer que muchos taxistas querrían aprovechar esa mina de espectadores caminando por la Pedro de Heredia en busca de transporte a las 8 de la noche.

La única opción el pasado viernes era esperar las busetas que hacían su ruta cerca del estadio, que pasaban repletas y que sin embargo iban embutiendo a los pasajeros a niveles no sólo incómodos, sino peligrosos. Una vez “completado” el cupo, se lanzaban raudas sorteando los obstáculos de la obra de Transcaribe y los que había dejado la lluvia, en una exhibición de temeridad e imprudencia. En muchos casos, personas de edad madura se aferraban de pánico a los precarios tubos del techo para no ser lanzados por los frenazos y arrancadas súbitas, o por las maniobras de desplazamiento de un lado a otro.

A esta manera tan peculiar de conducir, que es el pan de cada día en las avenidas y calles principales de Cartagena, se le suma el pésimo estado técnico mecánico de la mayor parte de los buses y busetas, que frecuentemente sufren desperfectos en la mitad de su recorrido, dejando al garete a sus pasajeros.

Cuando el ciudadano ve pasar estos vehículos a toda velocidad, escapando por milímetros a llevarse a los carros que vienen por el carril contrario en vías estrechas pero de mucho tráfico, se pregunta qué milagrosa intervención divina impide que haya más accidentes mortales en Cartagena.

De manera que son los propios conductores con su comportamiento insensato y peligroso, y los dueños de buses con su tolerancia a esta arriesgada forma de conducir, quienes se han encargado de dar los argumentos que sustentan la necesidad de erradicar para siempre este sistema obsoleto, descontrolado y riesgoso, para dar paso a otro más eficiente, cómodo y seguro.

Es preciso, sin embargo, estar atentos cuando empiece a funcionar Transcaribe, porque seguramente los transportadores querrán seguir circulando sin control por las vías locales y si los dejan, muy pronto lo estarán haciendo por los carriles exclusivos para los buses articulados del sistema.

 

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

TRANSCARIBE y contratistas

TRANSCARIBE y contratistas que hagan un esfuerzo descomunal para terminar la obra y poner en operación el sistema de transporte lo antes posible. Debemos colaborar todos los ciudadanos, los jueces y las autoridades.
Los ciudadanos estamos seguros que Cartagena será otra ciudad.- Les parece poco que estos salvajes choferes y sparring dejen de circular y apropiarse de las vías.- Los choferes y sparring de buses y busetas son los peores ciudadanos de Cartagena en competencia con los peores de la plaza de Bazurto.

Con todo respeto, me

Con todo respeto, me permitiré expresar mis consideraciones al respecto: el sistema tendrá una prueba de fuego cuando haya eventos masivos, debe responder a la demanda con buses (preferiblemente artic.ulados y no padrones) para que así lleven los ciento y tanto de pasajeros que tienen de aforo. A esto se añade que el orden en el acceso a los buses es totalmente importante: no se concibe un grupo de pasajeros entrando como quiera a la estación y a los buses, olvidando cómo debe comportarse teniendo como excusa que "entre más haya gente más puedo eximimirme de responsabilidad."

Bien Transcaribe pueda

Bien Transcaribe pueda iniciar su operación, pero no debemos olvidar que el buen servicio de la empresa y el correcto uso por parte de sus pasajeros debe ser siempre y no que responda los primeros meses en consecuencia de lo "novedoso que es" para muchos en la ciudad, dejando el resto del tiempo en mal servicio y mal comportamiento del usuario (que eso es precisamente lo que no se desea).

Ahora bien, si las empresas

Ahora bien, si las empresas de transporte de la ciudad quieren ponerle trabas a la operación del Sistema alegando una que otra razón que no les permita seguir participando en la ya clásica "guerra del centavo", todas estas empresas estarán condenadas a desaparecer por parte del Gobierno. Ante una nueva opción (y mejor), es necesario adaptarse o crear modelos que apoyen la novedad. En esta ciudad, y dadas sus características de planeación, una buena opción es la integralidad de todo el transporte público.

Transcaribe es público, y

Transcaribe es público, y tendrá mejores buses y servicio que los que existen hoy día. Ya se sabe sobre lo malo del sistema actual y en eso sé que la mayoría de habitantes de Cartagena estamos de acuerdo en que debe cambiar, ya que mejorarlo parece no estar en la mente de los dueños de las empresas, mucho menos en la de los buses y busetas, casi que inexistente en los choferes (porque no se nota realmente que haya conductores) y peor en los mal llamados "sparrings". Por último, Transcaribe necesitará tener una flota que alcance para atender esta demanda en los eventos, y si bien puede verse que hay muchos pasajeros, el bus no arrancará cuando haya sobrepeso. Mensaje final para Renaciente, Etrans, Media Luna y otras clásicas empresas cartageneras del transporte público: a mejorar señores, o si no, a liquidar. Hasta pronto.

espero con ansias el famoso

espero con ansias el famoso transcaribe...quiero ver desaparecer las busetas de las vias del transcaribe si es que hay autoridad ... recuerden la buseta que mató al uniformado en Bocagrande ...

¡Que desaparezcan rápido las

¡Que desaparezcan rápido las microbuses, que servicio tan pésimo y caro. Son las busetas mas incómodas, calientes, costosas y pasan cada media hora, recogen pasajeros cuando les da la gana. Que llegue pronto Transcaribe, a ver si quitan esa ruta y pongan unos alimentadores que funcionen. ¡Fuera las microbuses de Cartagena!.

Las tartaras viejas de

Las tartaras viejas de Vehitans, que también las saquen, quien sabe que político está comiendo de esos cachacos que trajeron esas latas viejas a nuestra Ciudad, son los buses que mas contaminan y nadie dice nada, no esiste autoridad para ellos. En la vía a San Jose de los Campanos, paran para entregar el producido y los pasajeros tienen que esperar hasta que a ellos les ronque, obstaculizando la vía. ¿Quien los controla?.

Si el modelo es Bogotá, pues

Si el modelo es Bogotá, pues hay que decir que el sobrecupo en el transmilleno es abrumador en días como el que se pone como ejemplo, en eso, el SITM no se diferencia mucho, porque no habrá suficientes buses para la "demanda", ya que este servicio es menos público y más negocio monopólico.

que palera !!!señores

que palera !!!señores transportadores, hasta cuando? y seguramente quieren sacar mas ventajas, ya veran.