Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Un balance evitable

Parece increíble que después de tantos esfuerzos por evitar accidentes durante las Fiestas, los hubiera de todas maneras. La persistencia del buscapiés, y la poca efectividad de las autoridades para investigar quiénes lo producen, dónde están las “fábricas”, y quienes son los grandes clientes, permiten que reine la impunidad. Para evitarla, las pesquisas deberían comenzar de inmediato, y no aplazar el asunto cada año.

Hay grupos de personas que sienten que lanzar artefactos de pólvora es un derecho suyo, a pesar de que la ley lo prohíbe. No sólo lo creen, sino que establecen “guerras” de buscapiés en plena vía pública, a la luz del día, desafiando a las autoridades y demás ciudadanía. Y este mal ejemplo, paradójicamente, no es precisamente de grupos de estrato cero, sino de estratos cinco y seis, que se sienten intocables. O mejor dicho, se saben intocables, porque todos los años hacen lo que les da la gana.
Según el DADIS, el saldo de quemados con pólvora era de 14 personas hasta ayer, tres de ellos menores, mientras hubo otros 676 lesionados con armas distintas y por accidentes vehiculares.
Desconcierta que las normas no se hagan cumplir, especialmente cuando las autoridades tienen alcoholímetros, por ejemplo, que podrían utilizar con intensidad en los días previos a las Fiestas de Independencia y fines de semana de todo el año, con lo cual la ciudadanía estaría prevenida y cauta, sirviendo esta campaña para obligar a la gente a reflexionar sobre el cumplimiento de las normas.
Es difícil de entender la complicidad por omisión de las autoridades con quienes conducen sus autos habiendo consumido alcohol, especialmente ahora que las penas se volvieron severas, y quien atropelle a una persona podría ser tratado legalmente como un asesino.
No sirve de mucho cuando la Policía conmina a los bebedores motorizados a que no hagan ruido en los barrios residenciales, por ejemplo, pero no les toman la prueba de alcoholemia ni porque les ven las botellas y vasos en la mano. Los primeros obligados a hacer cumplir las normas son los policías, pero en estos casos acuden al menor esfuerzo, aunque signifique mirar para el otro lado mientras se comete un delito.
Si la Policía reprimiera estas conductas de forma rutinaria y severa, se acabarían, o al menos, se disminuirían muchísimo, reduciéndoles el trabajo a las propias autoridades. Pero cuando las leyes pueden ser esquivadas, el efecto es el contrario: se infringirán, porque no pasará nada, con lo que terminan siendo objeto de burla.
Las estadísticas publicadas hoy en este periódico acerca de accidentes por distintos motivos durante las Fiestas, jugando un papel preponderante el alcohol, indican que desde ahora se deberían implementar planes sensatos y constantes para contrarrestarlos.
Las autoridades tienen que crear una dinámica de represión a las contravenciones durante todo el año, cuando las pueden controlar más fácilmente, en vez de esperar a que se les junten en actos multitudinarios y prolongados, como las diversas fiestas durante el año, especialmente la de Independencia y las que se aproximan de fin de año.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ahí sí estamos de acuerdo. En

Ahí sí estamos de acuerdo. En nuestras circunstancias se necesita un Periodismo agresivo, intransigente, intolerante, que cuestione,investigue,denuncie y exija resultados a los funcionarios públicos,a la policía,a todas las instituciones gubernamentales que tienen la obligación de presentar resultados positivos de su gestión, sin miedo a que le quiten la "cuña" de su programa radial o el patrocionio de su revista.Hacerlo con imparcialidad,sin vender su conciencia por un plato de lentejas.

La verdad es que todos

La verdad es que todos sabemos donde estan por ejemplo las caletas de Droga y son el mismo sitio de hace 30 años y la Policia nos quiere hacer crer que ellos , no saben . incluso el periodista tambien lo sabe .