Indicadores económicos
2017-03-27

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-27

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:24

Marea max.: 11 cms.

Hora: 23:07

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sin buenas condiciones y sin sede propia para sus clases

-A A +A
 

La sede donde hoy reciben clases los estudiantes será demolida porque fue vendido a Transcaribe para construir allí el Patio Portal para los buses de este sistema integrado de transporte masivo.

Alumnos, docentes y padres de familia de la Institución Educativa República de Argentina, en el barrio Anita (oriente de Cartagena), sienten mucha incertidumbre ante la prolongada demora en la anunciada construcción de unas cómodas instalaciones para el funcionamiento de este plantel, las cuales ya debían estar adelantadas en un lote adquirido para ese fin en el barrio Villa Rosita, pero las obras civiles ni siquiera han empezado.

La sede donde hoy reciben clases los estudiantes será demolida porque fue vendido a Transcaribe para construir allí el Patio Portal para los buses de este sistema integrado de transporte masivo.

“De acuerdo con un cronograma presentado por Edurbe en diciembre del 2011, nos dijeron que en tres meses la obra estaría lista y ya estamos a mediados de marzo y la construcción del nuevo plantel educativo no avanza y en estos momentos los niños reciben clases en medio de una situación incómoda”, comenta Rodolfo Díaz Acevedo, rector del colegio.

La institución educativa tiene 42 años de vida académica, y hoy cuenta con jornadas en la mañana y en la tarde, con un total de 852 estudiantes.

“Nos resulta molesto el polvo y la tierra que genera la construcción del Portal, ya que el patio del colegio da directamente con el sitio donde están haciendo la obra, y con el viento la suciedad llega hasta los escritorios y cuadernos”, expone Daniela Rivero Leguía, alumna del undécimo grado.

UBICACIÓN TEMPORAL

El año pasado el Gobierno Distrital le ofreció a esta comunidad educativa reubicarla, de manera provisional, en una sede alterna mientras el nuevo colegio es construido, a lo cual ellos se han resistido siempre.

“Ningún padre va a mover a sus hijos del Colegio República de Argentina hasta que esté lista la nueva sede que prometió la Administración”, advierte Adalgiza Carrasquilla Barrios, de la Asociación de Padres de Familia, y madre de dos menores que estudian allí.

El rector Díaz Acevedo agrega: “Los padres de familia y la comunidad educativa temen que de ser reubicados transitoriamente, las obras del nuevo plantel se demoren todavía más; ellos están prevenidos”.

Mientras tanto estudiantes y profesores de esta institución soportan a diario inconvenientes como el ruido y el hacinamiento.

AMBIENTE CONTAMINADO

La madre de familia Adalgiza Carrasquilla tiene dos hijos estudiando en este colegio, y dice que “la niña está en quinto grado y sufre de adenoides (es un tejido linfoide, cercano del orificio interno de las fosas nasales que provoca que la persona respire por la boca), y ahora con el polvo que levanta la obra y con el ambiente contaminado mi pequeña se enferma de la garganta y le cuesta respirar. Éste es solo un caso, por eso los padres de familia estamos pidiendo que agilicen la obra, que ya debería estar  por terminar”.

El rector del Colegio República de Argentina por su parte manifiesta que “se asignaron 2.000 millones de pesos para la obra, pero ahora nos dicen que no alcanza, ya que con ese dinero solo se estarían construyendo 7 u 8 aulas, y nosotros necesitamos 16, de modo que según nos informan, los recursos no alcanzan porque una parte del dinero se emplea en el rellenado del lote, para evitar que cuando llueva se inunden las instalaciones”.

Se está haciendo un resideño de esta obra educativa, ya que estaba proyectada para dos plantas, pero a fin de procurar que los recursos alcancen, se va a construir de un solo piso.

La Secretaria de Educación de Cartagena le ha dicho a la comunidad que está en la tarea de reunir más recursos para la nueva construcción.

   Luis Felipe Martínez Hardy, estudiante de undécimo grado, dice que “cuando están trabajando con la maquinaria pesada se siente una vibración en el suelo, lo cual es molesto y no nos deja concentrarnos en clase”.

La personera estudiantil, Astrid Ardila Cota, igualmente señala: “Nos sentimos encerrados por la obra, han ubicado una tela verde y una azul para separar el colegio de la construcción, pero no es suficiente, lo que necesitamos es que nos entreguen las nuevas instalaciones para podernos mudar y recibir clases en buenas condiciones”.

Cuando llueve, el agua corre hacia la institución porque se encuentra en un nivel más bajo, lo que provoca inundaciones en la sede y problemas de movilización.

“El ruido no permite que los alumnos presten la debida atención en las clases, por consiguiente en ocasiones es un desgaste porque los docentes debemos hablar más duro y entramos en competencia con el ruido, lo cual no es un ambiente sano”, relata el docente Mario Barboza Alcázar.

El Universal trato de comunicarse con Clarena García, ingeniera de la obra, para conocer más detalles de este proyecto, pero no fue posible hacer contacto con ella.

“A finales del año pasado hubo un inconveniente con la compra del lote en Villa Rosita, donde sería construida la nueva sede, razón por la cual las obras apenas comenzaron a finales de febrero de este año, pero hace parte de nuestras prioridades”, explica Rosario Ricardo Bray, secretaria de Educación del Distrito.

LOTE Y PREDISEÑOS

La Alcaldía de Cartagena le entregó el año pasado a la comunidad educativa de la Institución República de Argentina un convenio interadministrativo suscrito con Edurbe, que garantizaba la construcción de la sede de este colegio en Villa Rosita.

El terreno consta de 27 mil metros cuadrados, y costó 3 mil millones de pesos.

El prediseño de la nueva infraestructura contemplaba módulos para Preescolar, Primaria y Bachillerato, zonas recreativas, laboratorios, biblioteca y aulas digitales, ahora se elabora otro prediseño para ajustarlo a las nuevas necesidades.

Notas recomendadas
2459 fotos
69323 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese