Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-24

Dólar (TRM)
$2.932,01
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,72
Euro
$3.151,72
UVR, Ayer
$242,84
UVR, Hoy
$242,87
Petróleo
US$53,18

Estado del tiempo
2017-01-25

marea

Marea min.: -21 cms.

Hora: 01:43

Marea max.: 15 cms.

Hora: 09:44

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 22 a 46 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Se abre paso la idea de las universidades sin rejas

-A A +A
 

La inseguridad en las universidades del país, especialmente en las de carácter público, ha sido un tema recurrente. Esta semana aumentó la discusión, por la intensificación de actos vandálicos cerca o dentro de los campus universitarios.

Esto ha llevado a que las autoridades y miembros de comunidades académicas contemplen la opción de abrir las ciudades universitarias, para que la comunidad pueda ingresar libremente y, al mismo tiempo, la fuerza pública pueda ejercer control efectivo cuando se presenten actos delictivos o violentos.

Solo esta semana en Bogotá, se presentaron fuertes disturbios frente a la Universidad Nacional y la Universidad Pedagógica donde encapuchados bloquearon importantes vías de la ciudad y accionaron papas bombas, voladores y piedras. La protesta que se inició, al parecer, por la conmemoración del aniversario de un movimiento bolivariano, terminó con el robo de cámaras del sistema masivo de transporte Transmilenio y con daños en las vías bloqueadas.

Lo que se vivió en Bogotá, es réplica de lo que sucede en otras ciudades del país, tan repetido, que muchas veces pasa inadvertido por medios de comunicación nacionales. Un ejemplo lo da la Universidad de Antioquia, donde en lo corrido del año se han presentado tres atracos, que dejaron pérdidas monetarias y artísticas.

Según el Rector de esa entidad, Alberto Uribe, el primero ocurrió hace menos de dos meses, en el centro de estudios políticos, donde personas armadas ingresaron y robaron un computador portátil. El segundo ocurrió por la misma época, cuando encapuchados ingresaron al museo universitario y tomaron una bandera de Estados Unidos, obra elaborada por estudiantes del departamento de arte, y la quemaron en la plazuela central.

El último atraco, comenta Uribe, ocurrió hace quince días, cuando encapuchados atacaron una tienda de Bienestar Universitario y se llevaron más de 4 millones de pesos. Pese a que los actos han sido esporádicos, es importante que la comunidad de Medellín conozca lo que sucede con la Universidad.

Uribe afirma que el problema de inseguridad lleva más de 35 años, pero que ahora se ha intensificado, por el consumo y venta de estupefacientes, que en la mayoría de ocasiones, según el directivo, propician personas externas a la Universidad.

El Rector manifiesta que los académicos ya han hecho lo que pueden: pedirles a las personas que respeten los predios, que no están hechos ni para el consumo ni para el expendio de drogas. Así mismo, desarrollan estrategias para la prevención del uso de drogas y para dar tratamiento a estudiantes que las toman.

“Creemos que, como académicos, la palabra, la disuasión y la controversia es lo que podemos ejercer. Igualmente hay controles en las porterías, con presentación del carné, y las personas ajenas a la Universidad deben decir hacia dónde se dirigen para permitírseles el ingreso. Pero con una población tan grande, unas 24 mil personas cada día, entre estudiantes, profesores, trabajadores y visitantes, es muy difícil ejercer ese control”, explicó Uribe.

Por eso, desde la anterior administración de la Alcaldía de Medellín, surgió la idea de abrir las barreras de la Universidad. Según Uribe, hasta ahora no la han contemplado, aunque grupos de estudiantes están de acuerdo con la medida, que permitiría tener la universidad integrada a la ciudad.

Para Uribe, es importante analizar muy bien el costo beneficio de una decisión como esa. Eso los llevaría a disponer de vigilantes, ya no en las seis porterías sino por cada bloque. “Considero que el costo sería demasiado alto”, explicó.

En cuanto a la intervención de la fuerza pública para solucionar los problemas que se vienen presentando, para Uribe la forma en que pueden ayudar es reforzando la vigilancia en el área perimetral de la Universidad; además, porque su presencia dentro del campus no ha sido bien recibida por la comunidad académica.

UN PROBLEMA GENERALIZADO

El Director del Sistema Nacional Universitario (SUE) y Rector de la Universidad del Cauca, Danilo Reinaldo Vivas, afirmó que en la reunión sostenida esta semana con rectores del sistema, salió a flote la preocupación por el la inseguridad, especialmente por la presencia de ‘jíbaros’ que estarían trabajando en el expendio de drogas, con redes más grandes al exterior de las universidades.

Aunque para Vivas las universidades y quienes están al frente son quienes deben tomar las medidas de control, “en aquellos hechos que desbordan las posibilidades institucionales, el interés y compromiso de actores que están buscando controlar estos actos desde la pedagogía, no podemos estar en contra de acciones de legitimidad que hace el Estado con la fuerza pública”.

La cuestión, según el Director del SUE, es que si se llega a este punto es porque ni las directivas universitarias ni la comunidad han sido capaces de resolver el problema, pese a las acciones que adelantan las directivas para prevenir el consumo de drogas entre los estudiantes.

La idea de tumbar las rejas de las universidades públicas, para Vivas, no sería aplicable ahora, teniendo en cuenta que la inseguridad de las ciudades amenazaría los centros educativos. Sin embargo, afirma que mantener los claustros encerrados maltrata la dignidad de las instituciones. “Debe llegar el momento en que podamos, como sucede en el resto del mundo, abrir las universidades”, explicó.

Mientras llega ese momento ideal, dice Vivas, es importante impulsar campañas con las administraciones locales para que la universidad sean consideradas el patrimonio más importante de las ciudades, “porque es allí donde se forman los futuros dirigentes. Lo que está en juego no es un tema mediático, sino la supervivencia de una generación”.

La Policía Ciudadana, encargada en este caso de responder sobre los hechos delictivos y violentos que se vienen presentando en las universidades del país, no se pronunció sobre los hechos de esta semana ni sobre las posibles soluciones, pese a las reiteradas comunicaciones que se le dirigieron.

UNIVERSIDADES ABIERTAS

Una forma de proteger las universidades han sido las rejas. Una modalidad que adoptó Colombia hace más de tres décadas. Sin embargo, no es la medida imperante en otros países. En Chile, existe un ejemplo de lo contrario en la Universidad de Concepción, que inició sus actividades académicas en 1919.

Desde entonces se concibió como una ciudadela integrada a la provincia de Concepción. Ahora es considerado no como un claustro, sino como un “bario universitario”, por donde pueden transitar libremente los habitantes de la región.

De hecho el campus de Concepción es considerado como un punto de encuentro no solo de los estudiantes, sino de los habitantes de la zona, que pueden gozar de lugares como la Casa del Arte, el Arco de la Universidad de Concepción y el Campanil, íconos de la universidad, la ciudad y la región.

Publicidad
Publicidad
2382 fotos
66022 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Que matriculen a todos esos

Que matriculen a todos esos robocops,que estudien para que entiendan lo dificil que es ser un profesional en Colombia y sobre todo egresado de una Universidad pública,o sea la del pueblo;pero ellos solo son perros de presa de la clase dirigante que estudia en las universidades prevadas y en el exterior,¿verdad Presidente?mafioso,si nunca ha sido pueblo.