Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Se buscan computadores

-A A +A
 

A Bolívar y a Cartagena no le van bien con el promedio de cuántos niños tienen acceso a cada computador. En el caso del Departamento la relación es de 31, 34 y hasta 38 niños por equipo, según la zona geográfica. Las estadísticas lo alejan de La Guajira, que tiene 29, y Cundinamarca, con 14.

La de Cartagena es aún más alarmante: 77 niños por computador.
La directora del programa Computadores para Educar, Martha Castellanos, dice que la Costa Caribe es una de las regiones donde menos recibe equipos en donación.
“Hay meses que en los que en el punto de recepción en Barranquilla recibimos 10 equipos”.
Pero, además de la poca cultura de donación de las empresas públicas y privadas de regalar computadores que son destinados para la educación de los niños de las escuelas públicas del país, también se suma, en el caso de Bolívar, la extensión geográfica y topografía, y en algunos casos, aunque con menos frecuencia, la poca colaboración de los alcaldes para apoyar logísticamente con la construcción de las aulas de informática.
Computadores Para Educar dona los equipos, los mantiene y entrena a niños y docentes, pero sólo si el sector público y privado adecúan las aulas de informática de los colegios.
Castellanos dice que ha pedido apoyo a la empresa privada, pero la respuesta no ha sido la esperada y nos compara con Antioquia o Cúcuta, donde en una entrega le dieron 2.500 equipos. “Por ahora, Bogotá sigue subsidiando a la Costa”, comenta.

PARA LAS SEDES
Bolívar tiene 1.569 sedes educativas, pero los estudiantes de 719 no han visto nunca un computador, según las estadísticas del programa Computadores para Educar.
En el país hay 43.000 sedes, y de esas, 19.263 tampoco han tenido la oportunidad de tener un equipo. Por eso la directora de Computadores para Educar explica que el objetivo principal del programa es entregarlos en las sedes educativas, en especial, en las que no tienen posibilidad de recibir ayuda de programa beneficiario alguno.
“Queremos llegar a las escuelas más rurales del país, es decir el 70 por ciento, que se encuentran en zona de acceso difícil”, dice.
Para Castellanos, con la entrega de computadores a las escuelas y el acompañamiento educativo a los maestros, se redujo la brecha digital en el país. A esto se suma la capacitación de 165.000 docentes sobre el tema.
El proyecto encuentra algunos inconvenientes frecuentes. Uno es que si la sede es pequeña, no puede pedir la construcción de un aula para computadores. Cuando se presentan estas situaciones se opta porque el equipo se lleve al aula, pero de igual forma, toca adecuar los pupitres. “En esta labor es que queremos que la empresa privada nos ayude”, dice Castellanos.
También existe la opción de que el donante escoja al beneficiario de su regalo. El requisito indispensable es que la sede no sea beneficiaria de ningún programa previo.
La estrategia es ir a las sedes con más niños, porque reúne a más beneficiarios, y poco a poco trasladar las donaciones a otras zonas con menor población.
“La labor no ha sido nada fácil, porque abrir la mente de los alcaldes, de los maestros y directivos ha sido dispendiosa, sin embargo en esa labor nos apoyan las universidades”.

ESTADÍSTICAS
Una evaluación de Computadores para Educar, revela que en 2007 entregaron 170.000 computadores, que beneficiaron a 4 millones de niños, y se capacitaron 165.000 maestros.
El trabajo de Computadores permitió al Gobierno ahorrar, sólo en ese año, $160.000 millones.
Los costos de producción son económicos —explica Martha Castellanos—, y mucha gente considera que el Gobierno no debería estar haciendo computadores y comprarlo a un tercero. “Se ha hecho análisis de eso, y para nosotros reacondicionar un computador sale por $400.000; ensamblarlo con partes nuevas, cuesta $760.000, mientras que un estudio de mercado hecho en febrero pasado, ese mismo equipo vale $1.340.000, y no tiene garantía de un año, no van a cualquier lugar del país como nosotros, ni brinda el acompañamiento educativo, transporte e instalación”, explica la funcionaria.
Dice Castellanos, que por cada peso que el Gobierno aporta en Computadores para Educar, la sociedad aportante obtiene un retorno de $2,44.

EL PROGRAMA
Computadores para Educar recibe donaciones de entidades públicas y privadas. Los donantes reciben un exención hasta del 30 por ciento del impuesto de renta.
En el Programa sólo reciben equipos de Pentium 3 en adelante, ojalá en condiciones óptimas.
Los equipos se reciben en cinco puntos del país: Cali, Bogotá, Cúcuta, Barranquilla y Medellín.
En la Costa se reciben sólo en Barranquilla, donde hay 10 técnicos que pueden producir 250 computadores renovados al mes.
En 2009, la meta es entregar 54.000 computadores.
El Programa tiene el ingrediente del acompañamiento educativo a los maestros, que se hace con temas pertinentes a la zona, o con propuestas que permitan desarrollar investigaciones sobre las formas pedagógicas.
Una vez se entregan los equipos, Computadores para Educar hace un monitoreo para determinar que los docentes sí están utilizando las herramientas tecnológicas.
“Es ir más allá de que aprendan a encender y a apagar un computador, o trabajar cualquier programa”, dice Martha Castellanos.
Los computadores se entregan con un año de garantía, incluyendo mantenimiento. “Vamos a cualquier lugar donde estén los computadores, sin importar las condiciones geográficas”, aclara Castellanos.

RESIDUOS
Según la directora del Programa, de todos los computadores que se reciben, el 70 por ciento se rehabilita, y el 30 por ciento se convierte en desperdicio tecnológico.
Los equipos que no pueden ser rehabilitados se envían a un centro de residuos tecnológicos (Cenare), recientemente inaugurado en Bogotá.
Allí se clasifica el material, como el vidrio, el metal y el termoplástico, que son elementos que pueden servir para otras industrias. Este trabajo se hace artesanalmente y se ha convertido en fuente de empleo.

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64041 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese