El monte y la basura obstaculizan función de los canales pluviales

23 de noviembre de 2012 04:41 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El monte que cubre los bordes y en muchos casos el recorrido de los canales pluviales le concede la razón a los cartageneros cuando afirman que la ciudad está echada a su suerte.
Un ejemplo del estado de postración en que se encuentran la mayoría de las cuencas pluviales lo constituyen el canal del barrio El Bosque que desemboca frente a la Postobón; la cuenca de Nuevo Bosque que pasa enfrente de la estación de policía del barrio; y el de Blas de Lezo que pese a que lo podaron hace tres días, aun tiene vestigios de la precaria atención que se le presta a estos desagües tan importantes para la ciudad.
Los ciudadanos que viven en los alrededores de estos canales precisan que sufren la contaminación ambiental que se genera por la falta de mantenimiento de parte de las autoridades y por la incultura de mucha gente que usa estas cuencas como botaderos de basura.
“La última vez que limpiaron el canal de Nuevo Bosque fue hace dos años y encontraron una boa de 1,80 metros de largo, imagínese qué no se puede encontrar allí”, exclama Celio Mendoza, residente del barrio Nuevo Bosque.
Al comentario, Claudia Medrano, también moradora del sector, agrega: “cuando instalaron la estación de Policía pensamos que el panorama iba a cambiar, pero sigue igual, ni aún con la autoridad ahí mismo se mantiene limpio el borde del caño. Esperamos que con el centro comercial recién inaugurado la cosa cambie, al menos para el tramo del canal que les pasa enfrente”. 
Los residentes de El Bosque y Nuevo Bosque explican que estas cuencas se han convertido en guarida de drogadictos y en puntos de preferencia para los carromuleros que recorren los barrios ofreciendo sus servicios como recolectores de basura para luego dejarlas tiradas en cualquier parte.
“Ese es un tema delicado porque si uno vive en el barrio no se puede echar a los viciosos de enemigos. El principal problema es la falta de vigilancia en los canales porque la mayoría no tienen alumbrado público”, manifiesta un vecino de El Bosque, que pidió no publicar su identidad.
Canales como el de El Campestre y Nuevo Bosque tienen las barandas de seguridad oxidadas, torcidas y en algunos casos incompletas.
“Los delincuentes se las roban para venderlas por chatarra”, expresa Lorenzo Torres, del barrio Nuevo Bosque.
Son responsabilidad de Valorización
La limpieza de los canales pluviales es responsabilidad de Valorización Distrital. Según esta dependencia, están trabajando para hacer contrataciones para la poda y adecuación de los mismos.
El monto de los contratos para la limpieza es de $800 millones de pesos; mientras que para la construcción de más canales es de $20 mil millones.
“Los pliegos para abrir las licitaciones están estudio jurídico. Lo que se espera es cerrar el año con las contrataciones”, precisó Clara Calderón, directora de Valorización.
Zonas verdes
Similar situación a la de los canales pluviales tienen las zonas verdes que se estipularon para el proyecto de Transcaribe y otras que ya son tradicionales como las del barrio Los Caracoles.
A falta de mantenimiento, la maleza ha crecido libremente y en algunos casos arropa las plantas ornamentales que fueron sembradas para embellecer estos espacios.
Adrián Fajardo de la Secretaría de Infraestructura Distrital comenta al respecto que la poda y recolección en las zonas verdes están dentro de los contratos firmados con los consorcios de aseo y que le compete a las juntas de acción comunal elevar las quejas ante las alcaldías locales o ante la oficina de servicios públicos de la Alcaldía para exigir la prestación del servicio.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS