“En Getsemaní hay habitantes de calle internacionales”

07 de marzo de 2017 09:35 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

6:30 a. m En la calle del Espíritu Santo sus residentes aún duermen. El “salivita” que conserva una barba de 10 días y con aspecto desaliñado comienza a escarbar entre el contenedor de basura que se sitúa en una esquina y se lleva consigo algunos cartones y botellas vacías.

La escena se repite con frecuencia en Getsemaní, en el Centro de Cartagena. Sus residentes ya lo identifican y para muchos es “costumbre” que él y otros habitantes de calle convivan en este histórico barrio. Lo que preocupa a muchos es la presencia constante de extranjeros y personas de otros barrios en condición de indigencia.

(Lea también:Habitantes de calle, apropiados del Parque Bolívar)

“En Getsemaní tenemos cinco habitantes de calle de carácter permanente, incluso son reconocidos como el “Salivita” y el “Popeye”, pero hay otros que son flotantes, hemos identificado cerca de 15 porque el barrio presenta unas condiciones propicias para que estos jóvenes y adultos frecuenten las calles y plazas”, indica Florencio Ferrer Montero, vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Getsemaní.

Algunos vecinos consideran que los puntos instalados para la recolección de basuras situados en El Pedregal, la calle de la Sierpe, y en cercanías al puente Heredia sirven de atracción para estos individuos que en ocasiones se dedican a la labor del reciclaje.

“Se están perjudicando a los niños y los jóvenes porque están viendo ese ejemplo. Necesitamos que desde el Distrito, a través de la Secretaria de Participación, se generen unos espacios con el fin de abordar esta problemática y articular a la Policía para que estas personas no permanezcan en el barrio. Pueden transitar pues son sujetos de derecho pero lo importante es evitar que no se queden aquí”, señala Ferrer.

En el caso de los extranjeros, en su mayoría de nacionalidad argentina y chilena, llegan en calidad de “mochileros” y cuando quedan sin recursos económicos se dedican a vivir de las limosnas o a trabajar en los semáforos.

“Hay  turistas que son habitantes de calle, argentinos y chilenos que llegan a la Plaza de la Trinidad donde pernoctan, consumen droga y realizan actividades como malabarismo y acrobacias para tener dinero y volver a comprar droga, y luego se ven durmiendo en la calle”.

Para Miguel Caballero, residente en la calle del Carretero, en los últimos meses se ha disparado la presencia de personas ajenas al barrio que abusan y se toman a Getmsemaní como hotel. “Las calles del barrio son ahora hoteles de indigentes, es un turismo “gamín” porque se bañan en las murallas, hacen sus necesidades en la calle o en las puertas de las casas, se duermen en las plazas”.

“Se están haciendo los operativos” : Participación

María Elvira Márquez, secretaria de Participación Ciudadana y Desarrollo Social, reiteró el compromiso del Distrito para trabajar en esta problemática pero asegura que el control debe hacerlo la Policía.

“La situación con los extranjeros ya lo debe manejar la Policía. Nosotros como Secretaría tenemos caracterizados e identificados a los habitantes de calle en esta comunidad. Con ellos estamos trabajando (…) Queremos también que la gente entienda la problemática ya que muchos les regalan comida, ropa, les regalan muchas cosas que obligan a estas personas a quedarse en el sector. Estos habitantes de calle tiene sus hogares y sus familias pero llegan a pedir limosna para acosar al turista que les dé dinero. Ese es el problema que hay en este momento. Hemos hablado con la Policía y estado en varias reuniones, los operativos siguen”.

Los comerciantes de Getsemaní han establecido cuadrantes de vigilancia y muchos ciudadanos han optado por documentar con fotografías a los habitantes de calle para llevar su preocupación al Concejo de Cartagena.

El director Regional de Migración Colombia, Nestor Castro, explicó que Getsemaní es uno de los sitios con más afluencia de turistas y donde más se realizan actividades para identificar el fenómeno migratorio.

El funcionario explicó que si un extranjero es sorprendido en calidad de indigencia deberá responder a sanciones como la cancelación del permiso de ingreso al país o sanciones económicas.

“Cuando un turista se queda sin manutención en el país o trabaja en actividades de malabarismo o en algún otro oficio sin el debido permiso, puede acarrear sanciones como la cancelación del permiso de ingreso al país o sanciones económicas Y si está en calidad de indigencia puede ser deportado”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS