Escuela Taller proyecta sus fortificaciones

16 de diciembre de 2018 12:00 AM
Escuela Taller proyecta sus fortificaciones
El fuerte Ángel de La Popa es uno de los más visitados de Bocachica.// rubén darío álvarez.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Varias fortificaciones históricas de las zonas insulares de Cartagena podrían servir como centros de actividad cultural y atractivos para turistas nacionales y extranjeros.

Así lo dio a conocer la Escuela Taller Cartagena de Indias, cuyas directivas hicieron una rendición de cuentas en la que se incluyó un recorrido por los monumentos de la zona insular, pero específicamente del corregimiento de Bocachica.

Álvaro Gómez Poveda, director de la Escuela Taller, dijo que durante 2018 su despacho gestionó acuerdos con el Ministerio de Cultura para continuar aplicando mejoras a los monumentos, algunos de los cuales estuvieron abandonados hasta 2012, pero recuperó la Sociedad de Mejoras Públicas y se los entregó en comodato a la Escuela Taller, que ha logrado recaudar, hasta el momento, más de 12 mil millones de pesos durante los seis años del préstamo.

“Las inversiones que se necesitan para recuperar los monumentos al cien por ciento son incalculables, pero se van aplicando por etapas, que podrían durar entre 20 y 25 años”, indicó Gómez Poveda, refiriéndose a los baluartes San José, Ángel de La Popa y el fuerte San Fernando, en Bocachica; como también el horno Cocón, de la isla de Barú, y el aljibe de Tierrabomba.

Advirtió que todos los fuertes están destinados a la actividad cultural, en donde las comunidades deben participar decididamente.

Mario Zapateiro Altamiranda, director de obras de la Escuela Taller, contó que algunas obras coloniales están en tierras privadas, como el horno Cocón, pero la entidad las ha rescatado, después de estar atrapadas por la maleza, la intemperie y el comején, “aunque todavía falta construirles muelles y espacios peatonales y de descanso para los visitantes”.

Dichos hornos, junto con los aljibes, fueron la infraestructura industrial de la época, empezando porque con ella se fabricaba la materia prima con que se levantarían las murallas y los fuertes que debían proteger la ciudad.

“En el Fuerte San José --comentó Zapateiro-- tenemos que es uno de los más afectados por la subida de las mareas, por lo cual ahora mismo tiene sus espacios inferiores llenos de agua y de lodo, pero se espera trabajar en eso para convertirlo en una especie de centro de convenciones y de manifestaciones culturales, a las cuales todos los públicos tendrán acceso gratis, con el fin de generar el sentido de apropiación que necesita la comunidad respecto a sus monumentos”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS