Faltan más controles a construcciones en la ciudad

05 de diciembre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La debilidad de la estructura del balcón de una construcción en la calle Estanco del Aguardiente, en el Centro Histórico, justo la que estaba por reparar un obrero, hizo que el hombre cayera de una altura de cerca de tres metros.

Al parecer, intentaba cambiar la plataforma de madera que protege a la estructura en reparación y al no contar con los elementos de seguridad necesarios, cayó al piso, golpeándose fuertemente contra el pavimento.

Testigos del hecho dijeron que el obrero afectado no tenía protección, y que en la misma situación estaban sus compañeros. Presuntamente, tampoco había señalización vial para que las personas no transiten por esa acera, generando peligro por la caída de materiales de construcción.

Se conoció que en este edificio funcionaba antes la Delegación Electoral Departamental y, según la valla de la licencia, está en restauración y su uso es para una vivienda unifamiliar de tres pisos. Igualmente, se especifica que la licencia se radicó el 27 de enero de 2017 y pusieron la valla el 30 de enero del mismo año.

Este accidente laboral cuestiona si realmente están siendo efectivos los controles y vigilancias a las construcciones en la ciudad, sobre todo en el Centro Histórico y zonas aledañas donde vecinos insisten en que falta autoridad para muchas denuncias que han realizado.

Sin embargo, desde las inspecciones de policía la labor estaría más compleja al no contar con el equipo suficiente de trabajo. De las 15 inspecciones que hay en el casco urbano, pocas cuentan con un arquitecto y un vehículo, esencial para las visitas a las obras.

Así es el proceso de las inspecciones

“La curaduría urbana envía en el término establecido la licencia, una vez recibida se visita y se vigila los documentos. Por ejemplo, los documentos de los trabajadores, si están afiliados a la ARL y EPS. Luego de cada visita, se levanta un acta y se escribe en la bitácora que tienen. De acuerdo a cada construcción se establece la visita”, explicó Mónica Herazo, de la inspección de policía de la Comuna 13.

Asimismo, destacó que un proyecto grande, por ejemplo, de 12 torres y de 10 pisos cada una y que tardan de dos a tres años, serían cinco visitas como mínimo.

“A veces tenemos que priorizar obras y somos 17 inspectores en toda la ciudad. A los proyectos de Vivivienda de Interés Social (VIS) hay que hacerle un seguimiento especial porque se trata de personas que tienen subsidios de vivienda. En grandes obras hay que revisar los retiros, aislamientos, las certificaciones de hierro, cemento, ascensores, instalación eléctrica y del interventor externo, que se trata de un ingeniero estructural”, señaló Herazo.

Después de todo el proceso, se da el permiso de ocupación en cada construcción. La inspección urbanística es competencia de las inspecciones de policía, a partir de enero de 2017, cuando empezó a regir el Código de Policía.

En este último se destacan 24 comportamientos sancionables con respecto al urbanismo. Por ejemplo, intervenir o modificar sin la licencia, que el inmueble contravenga los usos específicos de suelo y en bienes que afecten el espacio público.

Las multas alcanzan los 25 salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv), en el caso de los estratos 5 y 6; hasta 20 smlmv, para el caso de los estratos 3 y 4; y hasta 12 smlmv, para estratos 1 y 2. Para casos relacionados con urbanismo, el inspector de policía recibe el informe por parte del personal uniformado para adelantar el proceso que tenga lugar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS